Rehabilitación de fachadas: cómo aumentar el valor de una propiedad

Rehabilitación de fachadas: cómo aumentar el valor de una propiedad
Reforma fachada

El deterioro de los edificios afecta la calidad de vida de sus habitantes y pone en riesgo la seguridad de las personas que circulan por la vía pública.

La rehabilitación de fachadas consiste en efectuar mejoras a la parte exterior de un inmueble, sin alterar de ningún modo su estructura y conservando las partes que se encuentran en buenas condiciones.

Este proceso se realiza con el objetivo de extender la vida útil de las edificaciones, adaptar las obras antiguas a las nuevas exigencias energéticas y prevenir accidentes derivados del desprendimiento de materiales. Adicionalmente, las mejoras estéticas producen un aumento del valor de los inmuebles.

¿Qué servicios comprende la rehabilitación de fachada?

La rehabilitación de fachada comprende una gran variedad de servicios. Los más comunes son la pintura exterior del inmueble, la reparación de grietas, la renovación de la cubierta y el reemplazo de las vigas en mal estado.

¿Qué sistemas de rehabilitación existen?

Los principales sistemas de rehabilitación de fachada son el enfoscado monocapa, el de fachada ventilada y el de aislamiento térmico. El sistema enfoscado de mortero de cemento cada vez se utiliza menos debido a que tiende a agrietarse.

El sistema enfoscado monocapa consiste en aplicar una mezcla de 15 cm de cemento y otros componentes impermeables sobre la superficie. Si bien no asegura el aislamiento térmico, es una buena opción para personalizar la fachada con colores y texturas diversas.

Por otro lado, el sistema de fachada ventilada conlleva la superposición de materiales. Se coloca una hoja en el interior, una capa no estanca en el exterior y un aislante en medio. Genera una mejora térmica y es muy durable.

Por último, el sistema de aislamiento térmico por el exterior (SATE) consiste en fijar planchas aislantes en la fachada. Esta acción tiene como resultado un ahorro de un 40% del coste energético. Además, también reduce un 27% el nivel de ruido.

¿Cuándo debe rehabilitarse una fachada?

La rehabilitación de una fachada debe efectuarse periódicamente como parte del mantenimiento del inmueble. Esta labor preventiva impide la aparición de problemas y corrige a tiempo aquellos desperfectos que puedan surgir debido al paso del tiempo, las condiciones climatológicas y la acción humana. De esta manera, se evitan daños mayores y se disminuyen los costos de reparación.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA