Receta de pollo a la brasa al estilo peruano: un exquisito asado con toques picantes

Receta
Receta

Una forma deliciosa de comer pollo asado con un sabor especiado gracias al marinado en el que dejamos el ave antes de cocinarlo en la barbacoa o parrilla de carbón.

El pollo además queda muy crujiente en su exterior y muy jugoso por dentro, sin resecarse. El adobo o marinada en la que maceraremos el pollo puede adaptarse a los gustos de cada uno y a las especias que tenga en casa, por lo que propondremos una combinación sencilla de especias y hierbas aromáticas.

Ingredientes

Para 4 personas

  • Pollo de corral sin trocear 1
  • Mezcla de especias al gusto -comino, ají, orégano, ajo molido, romero- (1 cucharada de cada uno)
  • Hierbas provenzales al gusto
  • Sal 2 cucharadas soperas
  • Cerveza negra medio vaso
  • Vinagre 3 cucharadas soperas
  • Pimienta negra molida una cucharadita de postre
  • Salsa de soja 2 cucharadas soperas

Paso a paso

  • Con unas tijeras de cocina, abrimos el pollo cortando por el centro de la pechuga. Luego lo aplastamos un poco para darle una forma plana, más cómoda para hacerlo en la parrilla.
  • Para hacer la marinada o adobo, mezclamos los ingredientes en un bol, trabajando con un tenedor hasta obtener una especie de pasta. Untamos bien el pollo con esa pasta por ambas caras.
  • Separamos también la piel de la carne del pollo y metemos un poco del adobo en el interior. Dejamos el pollo bien untado en la heladera durante 12 horas para que el sabor penetre bien.
  • Al ir a cocinarlo, encendemos las barbacoa, y asamos el pollo con carbón de calidad o con mezcla de leña y carbón, para que mantengan un calor potente y uniforme durante el proceso de asado del pollo, que dura aproximadamente una hora y media.
  • Es importante asar el pollo algo alejado de las brasas, para que no se nos queme por fuera quedando crudo el interior. Empezaremos despacio, con la parrilla elevada, y dejando que el pollo se empiece a asar por el lado de la piel, dando la vuelta al pollo cada 15 minutos.
  • Conforme se vaya asando y las brasas vayan perdiendo fuerza, vamos bajando la altura de la parrilla. Terminamos cuando el pollo esté bien dorado por ambas caras y el interior esté cocinado.

Lo llevamos a la mesa en una fuente acompañado de papas fritas y lo decoramos con unos brotes de cilantro o de perejil para refrescar.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA