viernes 25 de septiembre de 2020

Mundo Club House

Por qué el 1° de julio es el Día del Arquitecto en Argentina

Los profesionales tienen varias fechas para celebrar, pero la de hoy es especial, porque es el día indicado para festejarlo en nuestro país. Conozcamos las razones.

La arquitectura es un arte, trabaja fuertemente en el diseño de obras majestuosas y, también, en el desarrollo de proyectos habitacionales pensados en el confort de quienes los habiten. Ya sea en el ámbito público o privado, esta profesión mejora el ambiente físico que habitamos y, por ello, hoy se homenajea a los profesionales en el Día del Arquitecto en Argentina.

Si bien en el mundo los arquitectos tienen otras fechas para celebrar, tal es el caso del 8 de noviembre, Día Internacional del Urbanismo, que conmemora la última reunión del Congreso Internacional de Arquitectura Moderna (C.I.A.M.), realizado en Atenas en 1933; en nuestro país, el 1 de julio es visto como el día indicado para saludar a los profesionales del diseño y la construcción. Este día nació con la clara conciencia que la profesión merece una fecha en la cual enfocarse para reflexionar sobre cómo enriquecer la tarea cotidiana.

Recorriendo los pasos de este día

La historia reciente arranca en 1996, cuando la Federación Argentina de Entidades de Arquitectos (FADEA) optó por sostener el 1º de julio como el Día del Arquitecto Argentino. Lo hizo con la clara conciencia que la profesión merece una fecha en la cual enfocarse para reflexionar sobre cómo enriquecer la tarea cotidiana.

Tiene su origen en 1985 cuando la Unión Internacional de Arquitectos (UIA) dispuso establecerla como Día Internacional de la Arquitectura, recordando así la fecha de creación de esta entidad, realizada en Suiza en el 1º de julio de 1949.

Hasta entonces, la celebración se realizaba el mismo día pero en el marco del Día Internacional de la Arquitectura, instituido por la Unión Internacional de Arquitectos en 1985.

La evolución de la tarea

Fue a principios del siglo XIX en el que los arquitectos y las arquitectas comenzaron a observar con más profundidad los espacios habitacionales, entonces, pusieron su energía en los problemas de alojamiento, de habitabilidad e higiene de los diferentes espacios. Además, ampliaron su campo de acción más allá de los edificios y monumentos que tanto nos han sorprendido.

Asimismo, surgieron las especializaciones y la separación de ámbitos laborales, tal como ocurrió con el paisajismo, que se dedica al embellecimiento de plazas, parques y espacios verdes. Lo mismo ocurre con el diseño y creación de objetos de uso en las edificaciones, como lo son los muebles, entre otros.

Amancio Williams, Clorindo Testa, Emilio Ambasz, César Pelli, Mario Roberto Alvarez, Justo Solsona, Jorge Mario Jáuregui, Ángel Guido, Enrique Jan, Jorge Bunge, Alejandro Bustillo, entre otros, son algunos de los tantos referentes argentinos en la arquitectura.

Por su labor, dedicación y estilo, les deseamos un ¡muy feliz día!

Conocé más sobre Revista ClubHouse.