viernes 5 de marzo de 2021

Mundo Club House

Pajarito nuevo cuenta: El proyecto que ayuda a los niños a través de las letras

El mágico mundo de las letras Drama, amor, ficción o aventura; todos recordamos aquellos cuentos clásicos que marcaron nuestra niñez y adolescencia, pero ¿por qué olvidar el hábito que tanto nos hizo crecer si con él podemos ayudar a los más pequeños a desarrollar su imaginación?

  • sábado, 29 de agosto de 2020

Cuando éramos pequeños admirábamos como nuestros padres nos leían antes de ir a dormir o como pasaban la tarde del domingo leyendo las noticias que publicaba el diario que el canillita traía a casa. Quizás eso, los hacía ver como seres mágicos. Y, sí, así fue. Leer es uno de los hábitos más importantes de todos, lo vamos desarrollando a medida que crecemos y nos brinda vocabulario, pero también imaginación. Mantener vivo el interés en la lectura nos transforma en seres más curiosos y sociables; ¿por qué no apagar las pantallas y desempolvar algún título de esos que tenemos en la biblioteca?

Sol Fernández y Pablo Murcia son médicos psiquiatras que descubrieron en la lectura le mejor herramienta para estimular el neurodesarrollo de los más pequeños. Padres de tres hijas y a pocos meses de recibir a su cuarto hijo; esta pareja se animó a zambullirse en el mundo de la literatura infantil y fusionarlo con su profesión, pues consideran que los libros no son simples hojas llenas de letras y dibujos, sino puentes para unir familias, generar lazos sociales y reforzar la autoestima.

Ella médica psiquiatra en el Hospital Carlos Saporiti, él en el Hospital Alfredo Italo Perrupato, desarrollan con pasión la labor de ayudar a personas con diversas patologías, pero, a la vez, construyen un mundo de sueños y lo hacen con su proyecto “Pajarito Nuevo Cuenta”, un empredimiento que conjuga la mapaternidad, el amor por la lectura y los libros.

Hablan sobre la mapartenidad, ¿cómo entienden este concepto?

Pablo Murcia: Es nuestra cotidianeidad. Somos papás de tres hijas y pronto de un cuarto. Elegimos ejercer la tarea de mapaternidad todos los días, es un regocijo y a la vez una responsabilidad. Dentro de las tareas de madre y padre está la de entretener y ofrecerles cosas interesantes más allá de los dispositivos y pantallas, la de pensar en su crecimiento y en las cosas que les hacen bien y, también, cosas que ellas mismo demandan. Hay que estar presente para conocerlas y darse cuenta.

Sol Fernández: Esto de compartir el rol como padres es una lucha diaria que te ayuda a crecer. En la maternidad, a veces encapsulada en algo romántico, se juegan muchas cosas y esto le da una palabra al rol como padres en lo cotidiano.

¿Qué representa un libro para ustedes?

P. M.: El libro puede ser visto como un encuentro, una oportunidad de la familia para reunirse y también para que papá y mamá se expresen y se transformen en un personaje, en la fantasía y la imaginación que todo eso conlleva. Los libros deben estar al alcance de las manos para que siempre estén dispuestos a ser leídos.

¿Qué rol cumple en la vida tener hábitos de lectura?

S.F.: La infancia es un periodo decisivo en la vida de una persona. Entonces, pensábamos ¿qué les podíamos dar a nuestras hijas como herramientas emocionales? y surgió esto de la reivindicación del objeto, de la palabra como una posibilidad y todo el poder que tiene (lo dicho y no dicho).

P.M.: La génesis de muchas patologías se inicia en la infancia y ahí también hay un rol decisivo de la lectura y del encuentro familiar, la presencia de papá y mamá. Si bien, no hay un manual para aprender a ser padres, sí hay herramientas como los libros.

El hábito de leer tiene sus beneficios, ¿cuáles son?

S.F: Sin dudas, la adquisición de lenguaje. Además, genera más imaginación, desarrollo emocional y lazos sociales. Permite la capacidad de adaptación y tolerancia a la frustración.

P.M.: Es, quizás, uno de los hábitos más importantes de la vida, pero también el libro como amigo, el libro en la mesa de luz, el libro en las manos de papá y mamá o de un hermano mayor, en la biblioteca, es decir, es todo lo contrario a la pantalla. En el contacto con los dispositivos somos pasivos. En cambio, en el libro tenemos que interpretar, desarrollar la atención y la imaginación, todo esto brinda herramientas para el futuro.

El rol de los padres en el ejercicio de la lectura

Al leerles “les damos contenido, información, imaginación, certezas y, sobre todo, seguridad”, sostiene Pablo Murcia. El niño entra en un mundo el cual debe ir descubriendo poco a poco y “lo hace a través de los padres, por eso tenemos que buscar herramientas para que eso suceda y, el libro es el indicado”, afirma.

El proyecto que da paso a mundos imaginarios

¿Quién no jugó a las escondidas de niño? Bueno, el proyecto “Pajarito Nuevo Cuenta” tiene su raíz en aquel pasatiempo de la infancia; se conecta con la lectura y la magia de desarrollar mundos posibles a través de los libros.

¿Cómo surge el proyecto “Pajarito Nuevo Cuenta”?

P.M.: Surge como una necesidad de encuentro, de estar con nuestras hijas y compartir la lectura. Esto se logra cuando el libro ofrece esa oportunidad. Tenemos una colección de libros clásicos heredados y, luego de leerlos y re leerlos tuvimos la necesidad de encontrar otros que tuvieran características particulares pensando en las edades de nuestras hijas. En este desafío fuimos descubriendo un mundo hermoso de los libros, las editoriales y la literatura infantil.

S.F.: La cotidianeidad nos llevó a pensar qué herramientas brindar a nuestras hijas. Los libros han sido nuestro objeto cotidiano y en ese ritual de lectura para hacerlas dormir nació “pajarito”. Notamos que surgieron momentos de escucha, de expresiones y de situaciones muy ricas. Todo se transformó en un hábito y ahora son ellas las que eligen qué leer cada noche.

¿Existe variedad literaria para niños?

P.M.: Fuimos navegando en el mundo de los libros y encontramos mucho material que acerca la lectura e incluye a niños con alguna discapacidad y trastornos generalizados del desarrollo. Asimismo, hay libros que hacen referencia a otras realidades como la separación de los padres, situaciones de  bullying o la muerte de un familiar muy querido; hay libros para todo.

S.F.: En ese investigar descubrimos libros para cada etapa en todos los aspectos: para recién nacidos y antes de cumplir un año y, también, libros hechos con material resistente que toleran la manipulación de los niños y que introducen en el mundo de la imaginación.

¿Qué podemos decirles a los padres para que incentiven la práctica de la lectura en sus hijos?

S.F.: Antes que nada, encontrarse ellos mismos con la magia de la lectura. Darse la oportunidad y el tiempo.

P.M.: Que lean y lo hagan con sus hijos. El momento del descanso es el mejor, sino cualquier otro. Que la familia se reúna alrededor del libro, apagar las pantallas y tener el libro como centro y generador de calor. Papá y mamá tienen que leerles.

¿Cuál ha sido su libro favorito en la niñez o juventud?

S.F.: Dailan Kifki de María Elena Walsh. 

P.M: Corazón: Diario de un niño del italiano Edmundo de Amicis.

Pablo y Sol saben de trabajo colaborativo y autogestionado, pues “Pajarito Nuevo Cuenta” es un proyecto que teje nuevas redes con editoriales de la provincia cuyos libros marcan un relato local y regional al plasmar en letras e imágenes la montaña, las costumbres, el agua y las tradiciones propias de los mendocinos. Un punto de conexión en que la transmisión de ideas y contenidos, también es un puente para conocer la cultura de la tierra que nos acobija y da vida.

¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquí.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.


Da la nota


Por las redes