lunes 19 de abril de2021

Mundo Club House

Nicolás Armentano: “Maipú es mi zona amada”

Convirtió su sueño de crear una empresa constructora en una de las empresas más importantes del Gran Mendoza. Innovador, disruptivo y detallista; un emprendedor que está cambiando el sector del real estate.

  • miércoles, 7 de abril de 2021

Por Victoria Navicelli. Contactala aquí. / Fotos: Luis Guiñazú Fader.

La nueva generación de empresarios.

Dicen que Maipú es el departamento de Mendoza más lindo para vivir, pero esto no sería posible sin la cualidad pujante de su gente y el espíritu emprendedor que sus jóvenes. Esta tierra es la primera zona vitivinícola del país, cuenta en la actualidad con 154 bodegas. Además tiene 35 olivícolas y un polo inmobiliario en fuerte crecimiento. Este último rubro es, sin duda, uno de los trampolines para posicionar el lugar y para abrir el camino luego de un periodo de estancamiento económico provocado por la pandemia. Si combinamos lo dicho encontramos un punto en común: un joven emprendedor que no solo ama el lugar donde nació, sino que trabaja enérgicamente para hacerlo crecer gracias a sus propuestas inmobiliarias. Hablamos de Nicolás Armentano, quien a sus 23 años fundó su propia empresa -Armentano Desarrollos Inmobiliarios– y hoy, continúa apostando en el lugar que lo vio crecer.

También es director de BioCiudad, el primer coworking de salud de la provincia; es creador y constructor del primer Barrio Sustentable de Maipú “Bosques de Maipú”; es creador, constructor y gerente general del centro gastronómico “Il Mercato”, primer Food Hall del interior del país y, además, es creador y constructor de Bosques de Mayo, un barrio sustentable de 96 departamentos. Ha sido distinguido como “Joven mendocino destacado 2019”. Se define como un emprendedor nato y como una persona que tuvo un sueño y que gracias al apoyo incondicional de su familia, pudo hacerlo realidad.

Estudiabas derecho. ¿Por qué decidiste dejar la carrera y emprender tu propio proyecto?

Estaba en cuarto año de abogacía cuando decidí abandonar. La idea fue dejar de sufrir y hacer algo que me gustara y me hiciera bien. Tenía 22 años.

Cómo surgió el gusto por los desarrollos inmobiliarios

Creo que es algo con lo que uno nace. Recuerdo que, cuando era chico, juagaba con una retroexcavadora. El tema de la construcción, la arquitectura y el mundo de la obra me apasionó siempre. Mis padres tenían algunas inversiones inmobiliarias. Me inmiscuí en eso y descubrí mi pasión por el rubro de real estate.

¿Sentís que sos referente para muchas personas jóvenes que desean emprender pero aún no se animan a hacerlo?

Sí. Muchos chicos se han contactado conmigo y, aún lo hacen. Me piden tiempo para contarles cómo arranque y cuál fue el camino que recorrí. Una forma de querer ver que es posible emprender y con más razón en este momento de crisis, en el que muchas personas creen que todo es malo o difícil; cuando lo que se necesita es decisión, salirse de la zona de confort y animarse a crear.

Grupo Armentano emplea a muchas personas

Emplea a muchas personas de manera directa e indirectamente. En Maipú tenemos cuatro proyectos desarrollados y tres proyectos grandes por desarrollar. Será un total de siete desarrollos que van a generar un impacto directo, no solo con el trabajo que generamos; sino también de manera indirecta, con la plusvalía inmobiliaria que comenzó a generarse en la zona. No solo Grupo Armentano Desarrollos, sino también otros desarrolladores que están mirando Maipú con una lupa, diciendo “si este chico pudo, nosotros también”.

¿Cuál es la marca personal de los proyectos que realiza la empresa?

Sin duda, mi obsesión por la estética y mi pasión por la arquitectura. Esa combinación se la traslado a mi equipo de trabajo y hace que los proyectos sean lindos, interesantes y diferentes.

¿Cuál es el desarrollo más desafiante que tuviste que llevar adelante?

Il Mercato. Arrancamos con un dólar a 17 y terminamos con un dólar a 60. Fue desafiante porque era un proyecto comercial que no existía, era algo innovador. Trabajamos en varios rubros y potenciamos a cada uno.

Estaba en cuarto año de abogacía cuando decidí abandonar. La idea fue dejar de sufrir y hacer algo que me gustara y me hiciera bien. Tenía 22 años.

¿Por qué Maipú?

Maipú es mi zona amada, está en mi corazón. Los primeros dos proyectos grandes que hice (Bosques de Maipú, Il Mercato) fueron necesidades insatisfechas mías y de mi familia. Queríamos vivir en un complejo lindo y, a la vez, contar con un lugar donde comprar productos de calidad. Eso en Maipú no existía. Lo que fue una necesidad, se transformó en un plus para el lugar.

¿Quién fue (o es) tu guía a la hora de tomar decisiones y pensar nuevos proyectos?

Mi papá y Sergio Roggerone. Sus ideas y formas de vivir coinciden con lo que necesito en este momento.

¿Qué cualidades son las que te caracterizan?

El ser emprendedor, es algo que traigo adentro de mio. Me siento 100% una persona emprendedora.

¿Cómo combinás los desafíos de los vaivenes económicos con el desafío de emprender y sostener tu proyecto?

Haciendo cosas diferentes, por más crisis que exista, y generando confianza. Cuando estos dos factores se combinan, la gente invierte igual. Cuando surgen estos vaivenes económicos los desarrolladores inmobiliarios somos los que más vendemos, porque la gente le teme a esas situaciones y nosotros somos el espacio que genera confianza financiera. El 2020 ha sido un año de desafíos y grandes avances para la empresa.

Mirando el camino recorrido, qué cambió en vos en los inicios y ahora en la actualidad

¡Uf! Hemos pasado momentos difíciles, no todo es lindo. Pero he aprendido a timonear este barco que es cada vez más grande y al que se suma más gente. Eso conlleva ser más exigente.

¿Te sorprende hasta dónde has llegado?

¡Sí! a veces miró hacia atrás y me sorprendo de mi mismo. Siempre anhelé superarme y llegar lejos, siento que lo estoy logrando.

¿Cómo proyectas a Mendoza en los próximos años?

Mendoza va a ser el lugar donde se va a reunir la mayor cantidad de gente con buen gusto del país. En ese sentido, creo que la pandemia favoreció a la provincia en lo que respecta al mercado inmobiliario.

La farándula y los empresarios, al ver imposibilitado el cruce de fronteras, vieron en Mendoza un lugar donde combinar belleza, paisaje y confort. Es decir, marcan tendencia. Todos aseguran que la provincia es ideal para invertir, entonces, Mendoza se va a transformar en el lugar más chic.

Por ello, es que debemos potenciar el arte, la cultura, el espectáculo, el deporte (…), para que la región sea realmente un polo de crecimiento no solo a nivel nacional, sino a nivel internacional. Es decir, potenciar mucho más lo que ya existe.

¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquí.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.