jueves 1 de octubre de 2020

Mundo Club House

Estacionamiento para bicicletas con mucha creatividad

Uno de los aparcamientos para bicicletas más grandes de los Países Bajos ha sido construido debajo del Koningin Julianaplein en La Haya, justo enfrente de la Estación Central.

A medida que la crisis de COVID-19 se ha expandido también se han impulsado nuevas iniciativas para hacer que las ciudades sean más amigables para los peatones y las bicicletas, los Países Bajos continúan liderando esta iniciativa.

En La Haya, se ha inaugurado el segundo estacionamiento para bicicletas más grande del mundo, con un mural retroiluminado de teselas similares a las de Escher que honran la arquitectura ecléctica de la ciudad.

Enlace esencial

Una buena conexión entre bicicleta y tren es un enlace esencial en una red de movilidad urbana. Sin embargo, los espacios de aparcamiento subterráneos a menudo son desagradables, debido a techos bajos, la falta de luz natural y sin vistas de los alrededores. Con espacio para aproximadamente 8,000 bicicletas, el municipio de La Haya, en cooperación con los operadores ferroviarios nacionales, ofrecen una solución orientada al usuario y de funcionamiento a largo plazo.

Inesperadamente impresionante

El techo es alto y de un blanco brillante, con señalizaciones inteligentes. Los pasillos son espaciosos y las paredes de vidrio retroiluminadas crean una experiencia inesperadamente impresionante y de un nivel excepcional de calidad. “La aplicación integrada de la luz y la identidad espacial hace que la instalación parezca más amplia. Además, las intervenciones visuales contribuyen a la orientación intuitiva, lo que hace que sea más fácil encontrar su bicicleta al final del día “, dice Rene Toneman, Director Creativo de Silo.

Paisaje urbano à la Escher

La arquitectura pasada, presente y futura de La Haya forma la base de una imagen continua en la pared de luz que se extiende por todo el aparcamiento de bicicletas. Los elementos de las fachadas de edificios emblemáticos se entrelazan sutilmente en un paisaje urbano asombroso; una metamorfosis luminosa inspirada en las obras del artista gráfico holandés M.C. Escher. A medida que se avanza en la bicicleta, se experimenta el horizonte de la ciudad en un movimiento suave y uniforme. Si dispone de más tiempo, entonces se puede explorar cada uno de estos icónicos edificios.

Entrada a la ciudad

El aparcamiento para bicicletas fue diseñado en colaboración con Studio Marsman y se completó a principios del año 2020. Las salidas se integrarán finalmente a los edificios sobre rasante, diseñados por Powerhouse Company. Junto con las torres residenciales, los espacios comerciales y la gran plaza central, el aparcamiento subterráneo para bicicletas proporcionará una entrada acogedora a la ciudad de La Haya.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.