jueves 29 de octubre de 2020

Mundo Club House

Efecto drapeado, la moda que estiliza cualquier figura

Se trata de una técnica de manipulación textil que marca el cuerpo de quien la luzca a la vez que brinda movimiento, asimetría y glamour.

Vestidos y drapeado, sin dudas la combinación perfecta. ¿Por qué? Los vestidos fruncidos se han posicionado como los favoritos de aquellas personas que saben de moda. Tanto es así que aseguran que será todo un referente de estilo y tendencia para la temporada otoño-invierno. No demos más vueltas y conozcamos cómo vestir este street style.

El drapeado es una técnica textil que consiste en plegar tela al confeccionar una prenda de vestir, más que nada se hace para generar una caída que luego se verá reflejada en el cuerpo de quien la luzca. Cada drapeado se acomoda a la figura para la cual se diseñó el estilo de movimiento o caída.

Brinda un aire glamoroso y delicado que enaltece no solo la prenda, sino también a quien la viste. Despierta una sensación de suave movimiento y delicadeza. En sus inicios, esta moda se incorporó en el abullonado de las faldas y pliegues en las espaldas, pero con el tiempo fue aplicándose a diferentes partes como los hombros y la cintura baja.

Un diseño toga romana

Se trata de una envoltura de tela simple movida y reunida alrededor del cuerpo y sostenida por un cinturón.

La falda escocesa

Una pieza larga rectangular de lana a cuatros que es sujetada, plisada y doblada.

Vestidos drapeados

Al igual que las blusas con esta misma técnica, son ideales para potenciar la figura así como para embellecer la zona abdominal, ya que los pliegues colaboran en sentir comodidad especialmente en esta parte del cuerpo.

En el escote

El drapeado puede dar la ilusión de que hay más volumen en esa área.

Si deseás disimular tu escote, no lo apliques. Un drapeado horizontal crea más volumen que uno diagonal o uno vertical.

Con fruncidos

Se trata de un diseño de una sola manga con fruncido en uno de los laterales gracias a un cordón que permite acortar la falda hasta la altura deseada.

Para la espalda

Resulta sensual y atractivo llevar un escote en la espalda.

Ahora bien, para darle un toque más suave y femenino, un modelo con drapeados es la clave. La caída será mucho más fluida.

Para mostrar una pierna

La tendencia serán los vestidos con drapeados en la cadera o en la cintura que dejan ver una pierna.

No se trata de buscar un vestido cualquiera con una abertura muy alta; más bien, de que lleven drapeados que abracen las curvas de la cadera.

En blusas

La caída de un drapeado resulta particularmente favorecedora en las blusas.

En faldas

Una falda drapeada siempre dirigirá la atención a las caderas. Si lo que buscás es disimularlas, lo conveniente será una pieza envolvente En cambio, si querés llevar la atención hacia ellas, mejor drapeados que generen volumen al tiempo que las ciñen.

El efecto drapeado es un look elegante que marca el cuerpo con suntuosas telas. Puede aplicarse a todo tipo de prenda desde faldones, vestidos, blusas y hasta prendas interiores. Lo curioso es que este estilo brinda un toque de orientalismo y sabor greco-romano a la vez.

Es una estructura perfecta para vestidos cortos, a media pierna o largos, y sirve lo mismo de día que de noche aunque pueda parecer que siendo algo bastante elaborado no sea conveniente si se quiere conseguir un look informal. Es perfecto aplicado a vestidos tipo camisero cruzados, abiertos o con ligero abullonado. Y si el bies empieza a la altura de la cintura, tiende a disimular las caderas. ¡Lucí con estilo este look único!

¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquí.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.