jueves 13 de agosto de 2020

Mundo Club House

Diez recetas sabrosas y sencillas con hojaldre dulce y salado

Imposible no disfrutar de la sensación crujiente del hojaldre en la boca. Nos abre un mar de posibilidades culinarias más que suculentas.

El hojaldre está muy presente en la cocina desde hace muchos años. Incluso se cree que en la antigua Roma ya se estilaban platos con esta exquisita base. Pero, lo que tenemos claro es que tiene una gran influencia árabe.

Siendo un elemento base para ricos platos, los hay de diferentes tipos, dependiendo de su composición y su forma de elaborarlos.

Pero no vamos a entrar en muchos más detalles. Por suerte, podemos encontrar rollos y otros tipos de hojaldre ya preparado para diferentes fines. Aun así, comenzaremos la primera receta con una masa que prepararemos a mano. Ni más ni menos que para hacer sabrosos croissants franceses.

Para esta receta vamos a hacer la masa en casa. Seguí nuestro paso a paso.

Croissants franceses

Primero tamizá la harina en un cuenco y el azúcar, mezclando bien los ingredientes. Añadí agua hasta que se vaya formando una masa que sea muy consistente, que te cueste batir, y poné un poco de harina en las manos; comenzá a trabajarla manualmente, hasta que la podás manejar bien.

Hacé una bola, envolvela con papel film y metela un par de horas en la heladera.

Una vez pasado este tiempo, enharina la superficie que vayas a utilizar y comenzá a amasar con el rodillo. Añadí la mantequilla, siempre a temperatura ambiente, y mezclala bien, ayudándote con las manos y después con el rodillo. A partir de este momento la masa será más manejable.

Hacé diversos triángulos, de no muy gran tamaño. Enrollá el croissant y dale forma, pero hacelo con cuidado, sobre todo si has decidido rellenarlo con chocolate o alguna mermelada.

Por último, batí una yema del huevo, pintá los croissant y metelos al horno unos 15 minutos a 200º.

QUICHE DE CALABACÍN

De lo más sencillo:

Preparás el hojaldre y lo metés en el horno durante 5 minutos para dejar la base del quiche preparada.

Cortás el calabacín en dados y la cebolla en juliana y los rehogas. Batí los huevos que necesités y añadís la verdura y el queso feta.

Volcá todo en la tarta y horneá a 180° durante 30-35 minutos.

 EMPANADA DE ATÚN CON HOJALDRE

Queremos distinguirla de la gallega. Como ya sabes, la empanada gallega está hecha con una masa de pan, no con hojaldre.

Rehogá el pimiento rojo, la cebolla, el ajo y salpimentá al gusto. Luego, añadí una salsa de tomate y el atún.

Después prepará el hojaldre correspondiente y volcá el contenido. Tapalo con más hojaldre y doblá los bordes.

Pintá el hojaldre con una mezcla de aceite y pimentón y lista para el horno.

Precalentá el horno a 180° y metela entre 20-25 minutos. Vigilá que no se queme.

MINI TARTAS DE RUIBARBO

Es de lo más fácil.

Cortá la masa de hojaldre en la forma que desees.

Eligí una mermelada o compota que te guste mezclar con el ruibarbo. Recordá que el ruibarbo tiene un sabor muy característico, un sabor ácido. La ciruela y el melocotón le pegan bastante.

Sobre la figura de hojaldre, poné la mermelada o compota y sobre esta las rodajas de ruibarbo.

Precalentá el horno a 180° y metelas entre 15-20 minutos.

TARTA FILO DE CHAMPIÑONES Y PUERRO

Primero rehogá los champiñones y el puerro junto a una cebolla dulce. Rehogá pero sin que el puerro pierda su color. Una vez rehogado, poné hojas de espinacas y rúcula.

A continuación derretí mantequilla, porque cada hoja de masa filo vas a tener que untarla con mantequilla.

Prepará el interior del recipiente que querés usar con masa filo, volcá la mezcla, encima de esta poné unos huevos batidos y encima añadí el queso que deseés (nosotros hemos elegido queso feta y ricota).

Después, podés cubrirla con las capas de masa filo que deseés. Eso sí, cada capa que pongas debe ser untada con mantequilla.

Precalentá el horno a 200° y meté la tarta entre 20-30 minutos.

CANUTOS DE HOJALDRE CON CREMA

Hacé tiras de hojaldre (de unos 2 cm) y enrollalas sobre algo cilíndrico o cónico. Utilizá papel de horno para hacerlo. Se untan de yema de huevo y se meten en el horno a 180° hasta que se doren.

Prepará mientras la crema pastelera. Calentá la nata y la leche con un palo de canela, cáscara de limón y azúcar. En un vasito de leche fría que se ha reservado, disolvé la maizena.

Cuando la leche empieza a hervir, se retira la canela y la cáscara de limón, y se añaden las yemas. Se incorpora la maizena disuelta en la leche y se pone a fuego lento, batiendo hasta conseguir el espesor deseado. Se deja enfriar.

Después, solo tenés que rellenar los canutillos y embadurnar de azúcar glass y canela. 

APERITIVOS DE HOJALDRE

Son un éxito para picar, sobre todo si tenés visita. El relleno puede ser variado pero los que más funcionan son el surimi con maíz, el champiñón con cebolla o el atún.

Para esto, no necesitarás ni horno.

PASTEL SALADO CON CEBOLLA CARAMELIZADA Y ANCHOAS

Una receta de contrastes muy similar a la empanada. Solo que esta gusta comerla caliente. Caramelizá la cebolla al gusto, mucha cantidad. Añadí las anchoas y aceitunas negras. También podés añadir algo de pimiento rojo en trozos.

Prepará el hojaldre para verter todo dentro y tapalo con hojaldre también. Precalentá el horno a 180° y hornea durante 25-30 minutos.

TARTA TATIN CON PERAS

Prepará las peras sin piel ni huesos. Poné mantequilla en una sartén y agregá azúcar y con el fuego muy bajo removeremos para que no se pegue. Cuando tengamos casi un caramelo apagaremos el fuego.

Tomamos el molde y lo untamos con mantequilla. Distribuiremos el caramelo y meteremos la pera preparándola para cuando se le dé la vuelta, pero tiene que quedar completamente cubierto todo el molde con pera.

Precalentá el horno a 200º y horneá durante 15 minutos. Luego dejalo enfriar un poco.

Prepará la masa de hojaldre por encima de las peras procurando cubrir todo el borde del molde y empujamos la masa hacia adentro del mismo. Pinchá con un tenedor la masa y metela en el horno a 190º y horneá durante unos 30 minutos.

Una vez tibia la tarta, solo tenés que darle la vuelta con cuidado para sacarla del molde.

SOLOMILLO WELLINGTON

Para las más carnívoras...

Prepará la carne bien: limpiala de ternillas e impurezas y sellala con mantequilla o aceite.

En ese mismo aceite o mantequilla, sofreímos cebolletas unos 5 minutos y añadimos los champiñones troceados durante 10 minutos más, salamos y retiramos del fuego y lo trituramos con la batidora.

Por otro lado untamos foie por toda la carne y reservamos.

Vamos ahora a extender un papel transparente, será nuestra superficie de trabajo. Colocamos jamón serrano de tal forma que ocupe todo el papel. El jamón lo untamos con la mostaza y sobre esto repartimos el sofrito por toda la superficie.

Colocamos encima el solomillo untado con foie y con la ayuda de papel transparente hacemos un rollo con la carne que dejaremos cubierta con todo.

Por último, extendemos la masa de hojaldre sobre un papel de horno y colocamos el rollo de carne. Pero debe quedar el solomillo encerrado en el hojaldre. Y la parte del cierre debe quedar debajo

Precalentamos el horno a 200º y mientras, con un pincel, pintamos la masa con huevo batido y horneamos durante 30 o 35 minutos.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Fuente InStyle