jueves 13 de mayo de2021

Dermatitis, acné y problemas de piel por las mascarillas: cómo evitarlo
Mundo Club House

Dermatitis, acné y problemas de piel por las mascarillas: cómo evitarlo

Te contamos cuáles son las medidas para prevenir las lesiones cutáneas por el uso de tapabocas.

  • lunes, 12 de abril de 2021
Dermatitis, acné y problemas de piel por las mascarillas: cómo evitarlo

Parece que nos van a acompañar durante un largo tiempo. Los tapabocas serán un accesorio más en nuestra vida, un accesorio un poco incómodo que, en ocasiones, pueden causarnos algún que otro problema de piel, sobre todo si tenemos piel atópica o sensible, o si, por motivos laborales, debemos usar la mascarilla por periodos de tiempo prolongados. Como se suele decir, más vale prevenir que curar, así que lo mejor es que estemos informadas de qué podemos hacer antes de que la mascarilla haga daño en nuestra piel. ¿Cómo evitar la dermatitis, el acné y otros problemas de piel por el uso de mascarillas?

Qué problemas de piel pueden causar las mascarillas

Las mascarillas pueden causarnos pequeñas lesiones cutáneas como rozaduras, pero si además tenemos la piel sensible o atópica, el daño puede ser mucho peor. Algunos de los problemas que puede causarnos en la piel el uso continuado de tapabocas son:

  • Rozaduras en las zonas de mayor presión: esto es en la zona detrás de las orejas, principalmente por el uso de mascarillas quirúrgicas, y en la zona del puente de la nariz y la zona malar (zona superior de las mejillas).
  • Eccemas en el rostro por reacción alérgica.
  • Acné y foliculitis, principalmente para las personas que tienen una dermatitis previa.
  • Enrojecimiento y picor en la piel.
  • Dermatitis alérgica en la nariz y en el resto del rostro por alergia a metales (las varillas de algunas mascarillas).

Cómo prevenir los problemas de la piel por el tapabocas

Ya sea tu piel grasa, mixta o seca, sea atópica o sensible, el uso prolongado de la mascarilla puede hacerle daño, por lo que los expertos recomiendan la prevención con algunas pequeñas medidas:

  • Lavar el rostro siempre antes y después de usar la mascarilla, a ser posible con un jabón suave.
  • Hidratar el rostro y orejas antes y después de usar el tapabocas con una fórmula ligera específica para la piel.
  • Aplicar vaselina o una crema de barrera en las zonas de mayor fricción antes de ponerse la mascarilla, principalmente en el puente nasal y en la zona auricular. Lo ideal es aplicarla al menos media hora antes del uso de la mascarilla.
  • Además, es útil tener una mascarilla de recambio por si se humedece demasiado (a mayor humedad, mayor fricción).
  • Si el uso es prolongado, tratar de secar el rostro cada cierto tiempo para evitar la concentración de humedad.
  • Para aquellas personas que usan mascarillas durante largos periodos de tiempo, por ejemplo, por motivos laborales, se recomienda desajustar la presión al menos cada dos horas, siempre en un entorno seguro y, si es posible, limpiar e hidratar la piel nuevamente.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.