lunes 21 de septiembre de 2020

Mundo Club House

Creá tu propio recibidor y sorprendé a tus visitas

Te mostramos siete entradas a medida que invitan a pasar, ideales para cambiar la presentación de tu casa e impresionar a todos aquellos que ingresen.

El recibidor es la primera vista que tienen de vos todas aquellas personas que entran por primera vez a tu casa. Puede impresionar o generar incomodidad y hasta deseos de salir. De vos depende lograr impresiona a tus visitas con imaginación y sentido práctico.

Si los ojos son el espejo del alma, el recibidor o vestíbulo es la metáfora de la vivienda. Es lo primero que se ve, y toda una declaración de intenciones de lo que nos vamos a encontrar al cruzarlo. Y eso si lo conseguimos, porque el nombre viene de ‘recibir’, es decir, que habrá gente.

Además, un buen vestíbulo, pensado con estrategia y ejecutado con gusto, puede simplificarte la vida. Tanto al salir como al entrar en casa, es tu puerta al mundo.

Todo oculto

Aprovecha escaleras y elementos inclinados para crear un armario a medida en el que poder guardar abrigos, zapatos y complementos para que no haya nada a la vista. Así siempre se dará la impresión de tener la casa ordenada.

Espejos para dar sensación de amplitud

Equipar con un espejo este espacio es todo un acierto, y es que además de servir para echar un último vistazo al look escogido para ese día, consigue dar mayor sensación de profundidad, perfecto para entradas pequeñas.

Usá el color

Al tratarse de espacios en los que predomina la horizontalidad de las paredes, los recibidores son una zona perfecta para jugar con el color.

Te recomendamos escoger colores serenos y que combinen con todo. Azules, verdes oscuros e incluso algún tono ocre conseguirán dar una cálida bienvenida a tu hogar.

Los elementos justos

Normalmente los recibidores suelen ser espacios pequeños, de forma que escoge bien los elementos con los que quieres equiparlo para evitar que parezca todo amontonado.

Un banco, una alfombra y un colgador son suficientes para cubrir las necesidades de este espacio de la casa.

Un banco muy versátil

La funcionalidad de un recibidor no está del todo clara, así que muchos deciden que es el lugar perfecto para crear un rincón de almacenaje.

Si tienes claro que esa es la intención de este espacio, decántate por muebles hechos a medida que puedan cumplir doble función: servir de espacio de asiento y poder almacenar cosas.

Por lo alto

Evitá usar muebles muy pesados o macizos en este tipo de espacios de dimensiones recogidas.

Mejor si optás por soluciones más ligeras como la de la imagen: colgadores muy sencillos y un asiento suspendido se integran perfectamente y cubren con creces las necesidades prácticas.

En familia

Usa elementos que puedan desplazarse para adaptarse al crecimiento de tu familia: colgadores sencillos en una pared que puedes mover a medida que los pequeños de la casa van ganando altura.

Con este recurso todos tendrán su propio espacio, de forma que se acabaron las excusas para no mantener la casa en orden.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Fuente: Arquitectura & Diseño