¿Cómo evitar la piel seca durante el invierno?

¿Cómo evitar la piel seca durante el invierno?
Cuidado de las manos

Con la llegada de las bajas temperaturas nuestra piel se reseca mucho más y sufre en exceso las inclemencias del tiempo llegando a lucir más apagada e incluso a aparecer heridas que resultan dolorosas en algunos casos.

Poder contrarrestar esta situación y disfrutar de una piel tersa, llena de vida y sana también en invierno es sin duda una de las consultas que más suelen hacer las personas preocupadas por la salud de su cutis. Por ello, y ahora que se acerca el invierno, es interesante conocer qué consejos nos pueden ayudar para cuidarla y protegerla durante los próximos meses.

Consejos para cuidar y proteger tu piel en invierno

Cambios bruscos de temperatura, frío extremo, lluvia persistente, etc. Con las bajas temperaturas y las inclemencias meteorológicas nuestra piel tiende a sufrir más sequedad de lo habitual y a lucir más apagada y sin vida. Por suerte, contamos con una gran variedad de consejos muy útiles para prevenir esta situación nada deseable.

  1. Lo principal y más recomendable es hidratar tu dermis a diario. Por suerte, en la actualidad contamos con una gran variedad de cremas y productos cosméticos para piel seca que actuarán como una capa protectora cuidando la dermis.
  2. Durante el invierno, mantené la calefacción controlada en todo momento. Evitá en la medida de lo posible los cambios bruscos de temperatura, protegiéndote con ropa abrigada cuando sea necesario y controlando que la calefacción no esté muy alta. La calefacción excesiva suele ser un importante factor de nuestra sequedad.
  3. Utilizá productos de higiene y cosméticos acordes a tu tipo de piel y que no dañen la salud de esta. Algunas cremas no indicadas pueden provocar irritación, lo mismo ocurre con el uso de algunos desodorantes o jabones corporales siendo nocivos para la salud de esta.
  4. Por último, procurá cuidar la salud de la piel también debajo del agua evitando hacer uso demasiado tiempo del agua caliente. Esta puede resecar nuestra dermis y eliminar los aceites corporales que se encargan de protegerla y cuidarla.
Cuidado de las manos

¿Cómo reconocer una piel seca y cuáles son sus efectos?

Una piel seca es fácilmente reconocible a simple vista pues suele reunir una serie de características que la distinguen claramente de la piel sana o de otro tipo de piel. Prestar atención cada vez que esta experimenta esta sequedad y actuar en consecuencia puede ayudarnos a revertir esta situación y a evitar que nuestra dermis lo sufra en exceso.

En cuanto a la piel seca se refiere, esta se caracteriza principalmente por presentar una cierta aspereza y una tirantez muy particular que provocan que está presente un color mucho más apagado e incluso, en algunos casos, lleguen a surgir pequeñas heridas y rojeces que resultan muy molestas. Además, producto de esta misma sequedad, también podremos apreciar cierta descamación de la piel y una picazón generalizado en toda la dermis que nos indican claramente que necesita ser hidratada de manera urgente.

Para terminar, otro de los efectos que suelen experimentar las pieles secas y apagadas es la aparición de líneas o grietas profundas, que en ocasiones llegan incluso a sangrar, y que de no tratarlas pueden derivar en una infección o molestias muy graves. Llegados a este punto, recomendamos acudir en todo momento a un especialista o dermatólogo que nos ayude y aconseje según nuestro caso.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA