domingo 28 de febrero de 2021

Mundo Club House

Arquitectura Hotelera: espacios con encanto

Se trata de un nuevo campo dentro de los proyectos arquitectónicos que se enfoca en aspectos de diseño pero también en los estéticos y constructivos. Deben convertirse en espacios creativos, habitables, confortables y de vanguardia.

  • lunes, 21 de diciembre de 2020

Por  Arq. María Florencia Oña La Micela.  Contactala aquí.

La Arquitectura Hotelera se ha desarrollado en el último tiempo como un nuevo campo de investigación dentro de los proyectos arquitectónicos. La misma se enfoca en el dinamismo que la actividad sugiere, en los aspectos espaciales. Es susceptible a cambios y, además, busca en algunos casos una profunda conexión con el entorno de su emplazamiento.

La hospitalidad alcanza nuevos niveles por la exigencia de los huéspedes, desde salones multifuncionales a gimnasios y spas. Actividades que deben estar contenidas en un espacio de diseño exclusivo, original y de vanguardia. Un diseño acorde con las exigencias y la búsqueda de originalidad. En este contexto la arquitectura de autor parece ser la respuesta. Los aspectos de diseño, de uso, estéticos y constructivos deben convertirse en los espacios habitables y confortables de los hoteles.

El Zante Maris Suites, diseñado por Block 722 Arquitectos, es un hotel de 4 estrellas solo para adultos, enclavado en la isla de Zakynthos (Grecia).

Está en un terreno en pendiente, rodeado por la naturaleza típica del área. La ubicación contribuye a la experiencia de privacidad, al mismo tiempo de confort y modernidad.

La percepción de la sensación de estar en un oasis se desarrolla en la medida que existe la presencia del agua, cuyo papel en el diseño es el más importante.

La piscina rodea las habitaciones y áreas de descanso con mobiliario y equipamiento diseñado para el sitio. El diseño, tanto en el interior como en el exterior, utiliza materiales naturales.

El Hotel y Spa en Blue Lagoon se ubica en Svartsengi, Grindavík (Islandia). Diseñado por Basalt Architects, se sitúa junto a la lava volcánica lo que permite que las formaciones naturales de lava se presenten en el perímetro de la laguna y las paredes interiores del spa.

En el límite norte, un restaurant permite la vista completa de todo el complejo. Al oeste del spa se ubica un hotel con 62 habitaciones, rodeadas por la laguna. Ambas alas se juntan en el lobby de la obra.

El paisaje circundante se engrandece enfatizando el sitio en un balance perfecto entre la naturaleza y la arquitectura.

El Hotel Tierra Atacama de Matías González y Rodrigo Searle se concibe a partir de cuatro condiciones: el encargo de un hotel pequeño, el cumplimiento con regulaciones ambientales, el desafío de ejecutar la obra en un sitio remoto y las condiciones naturales del sitio con un paisaje soleado y terroso.

En un predio de 5 hectáreas a poca distancia de San Pedro de Atacama (Chile), se pone en valor un antiguo espacio de corral, el cual es usado como patio de acceso. Se dispone como un vacío en la llegada al lugar.

Una rampa se levanta sobre el paisaje y se convierte en eje rector del proyecto que vincula los dormitorios y los patios sucesivos. Al otro lado del acceso se encuentran los sitios comunes; estares, comedor y servicios.

El proyecto se concibe como un lugar para estar, las habitaciones ofrecen resguardo y confort. El suelo patrimonial no se interviene, ya que se posiciona lo construido sobre una plataforma. Además, se utiliza mano de obra local, construyendo muros de piedra y adobe; fundiéndose la materialidad con su entorno.

El Hotel Aire de Bardenas por Emiliano López-Mónica Rivera Arquitectos se encuentra en un paisaje imponente, con la presencia de vientos noroeste.

El hotel se concibe como una sucesión de espacios de refugios confortables, a partir de los cuales puede contemplarse el exterior. La arquitectura y los espacios interiores buscan acercar a los huéspedes al carácter rural y a la extraña belleza del paisaje austero, proveyendo espacios silenciosos simples y generosos.

El edificio se compone por una serie de cubos estructurales monocromáticos. La disposición dispersa provee visuales entre los intersticios que reduce la apariencia maciza al mínimo y genera un juego animado de luces y sombras.

El tratamiento del exterior es una transposición de formas, colores y vegetación de las Bardenas y los campos de cultivo de los alrededores.

En muchos casos, la Arquitectura Hotelera se materializa con una construcción sustentable y en armonía con el entorno. En otros, responde mayormente a su tipología. Tiene en cuenta su emplazamiento y considera la materialidad como el tema. Responde ágilmente a nuevas exigencias de sus huéspedes, nuevas tendencias, conciencias y ambiciones de descubrimiento.

¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquí.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.


Por las redes