domingo 20 de junio de2021

Sup. Cultura

Memoria activa

  • jueves, 4 de abril de 2013

“Cárcel de mujeres” fue en su época una pieza rara que circuló hasta agotarse y no fue reimpresa. Pero afortunadamente, los libros tienen una trayectoria errática y pueden ser redescubiertos, y determinadas épocas nos alientan a recuperar textos pasados que suscitan un interés nuevo. En este caso la Biblioteca Nacional, dispuso reeditar el testimonio de Angélica Mendoza, en el que no sólo describe una experiencia particular sino que busca interpelar a la sociedad y contribuir con ello a su transformación.

No está de más señalar que el libro fue escrito en un tiempo en el que legalmente las mujeres eran consideradas tan capaces como los dementes e idiotas, y que si hoy la realidad es otra es gracias a aquellas que no bajaron la guardia.

Sin embargo, la doble moral que Angélica denunciaba hace un siglo - y que a su pesar asoma por momentos en su propio discurso - sigue operando hoy como obstáculo en materia de derechos sexuales y reproductivos, por lo que cabe señalar la vigencia de esta obra y recomendar su lectura a quienes tengan la convicción de que el pasado siempre puede ‘iluminar el presente’, e incentivar la lucha en pos de la consecución de una sociedad más justa e igualitaria.

(“Cárcel de mujeres, de Angélica Mendoza” (Buenos Aires, Claridad, 1° Ed., 1933), ha sido reeditado por la Biblioteca Nacional dentro de su colección Los raros, junto a un estudio preliminar de Luz Azcona).