viernes 14 de mayo de2021

Juan Pablo Montané, el mendocino campeón sudamericano de waterpolo con la Selección Argentina
Juan Pablo Montané (centro) con la copa de Campeón Sudamericano de waterpolo. /Gentileza
+ Deportes

Juan Pablo Montané, el mendocino campeón sudamericano de waterpolo con la Selección Argentina

Es el único mendocino en el seleccionado nacional que venció a Brasil en la final. Su balance y proyecto para el desarrollo de este deporte en la región.

Juan Pablo Montané, el mendocino campeón sudamericano de waterpolo con la Selección Argentina
Juan Pablo Montané (centro) con la copa de Campeón Sudamericano de waterpolo. /Gentileza

El seleccionado argentino de waterpolo se coronó campeón del Campeonato Sudamericano después de vencer en la final a Brasil por 11 a 9, en el natatorio del Parque Roca de la ciudad de Buenos Aires.

El equipo integrado por el mendocino Juan Pablo Montané, y dirigido por la dupla Daniel Poggi y Gabriel Ramírez, ganó los ocho partidos que disputó en este certamen, en el marco del torneo continental de Deportes Acuáticos 2021.

Y no sólo lo hizo en la final, sino también en la ronda clasificatoria. Lo cual achicó la brecha en el historial del clásico con elenco verdeamarelo.

Todo el equipo argentino masculino que ganó el Sudamericano. Las chicas salieron terceras. /Gentileza

“Fuimos finalistas en los últimos seis sudamericanos, de los 12 que competimos. Y es un logro importante para nuestro país en este deporte en cuanto al posicionamiento en la región. Brasil siempre fue un equipo fuerte, por lo que se lo respeta mucho y somos conscientes de que en cuanto a apoyo, infraestructura y condiciones estamos un escalón abajo”, sostuvo el único mendocino que forma parte desde hace varios años de este seleccionado, y con el cual, nos representó en los últimos Juegos Olímpicos de Brasil 2016.

“Sigo siendo el único mendocino, por lo que somos conscientes que estamos en deuda en cuanto al desarrollo de la actividad en la provincia y región, aunque tengo varios proyectos en mente”, afirmó Montané, de 38 años.

Y agregó a modo de balance: “Argentina es campeón sudamericano porque tiene un gran equipo de jugadores, compuesto por una diversidad de talentos, muy apasionados por lo que hacen. La preparación se alejó bastante de lo que hubiéramos deseado ya que, por el contexto de pandemia, estuvimos prácticamente un año sin competir. Los recursos como los viajes para concentrar y hasta a veces las comidas y alojamiento fueron solventadas por los mismos jugadores. Pero en el campeonato pudimos enfocarnos en dar lo mejor y trabajar como equipo para lograr el objetivo”.

-¿Cómo se ha renovado la Selección desde Brasil 2014?

-Argentina viene trabajando bien con las categorías formativas. También en los últimos años venía creciendo la cantidad de equipos a nivel nacional y se vienen sumando a la categoría mayor varios jugadores con mucha proyección, tanto en masculino como femenino, que incluso, tuvieron la posibilidad de jugar en el exterior, lo que también impacta de manera positiva en las selecciones.

-¿En qué consisten esos proyectos que mencionaste?

-Formo parte de Montané Centro, una empresa de gestión deportiva enfocada en actividades acuáticas donde uno de los objetivos a mediano y largo plazo tiene que ver con fomentar el waterpolo como un deporte de gran importancia para la formación integral de las personas, a través de la creación de escuelas de iniciación y desarrollo del deporte. Actualmente estamos trabajando en la climatización de la pileta del Cirse, pero la idea es ampliar en todas las piletas y clubes que se pueda.

-¿Cuánto es de accesible la práctica del waterpolo para un aspirante, ya sean niños o adultos?

-Tiene la misma accesibilidad que cualquier actividad acuática y con muchos beneficios que le brinda un medio tan noble como es el acústico. Y, al ser una actividad de equipo le agrega el componente socio afectivo fundamental en el desarrollo de las personas.

Este Argentina campeón masculino, como el de las mujeres con medalla de bronce en el sudamericano, podrán acceder a la Copa UANA (Unión Americana de Natación) que se realizaría en diciembre en Canadá y otorga boleto para el próximo mundial, en Fukuoka (Japón), entre el 13 y el 29 de mayo del 2022.

Justamente, las Tiburonas, que habían caído en semifinales ante Colombia 7-6 y acumularon seis triunfos y dos derrotas, vencieron cómodamente a Perú por 20 a 3, en el duelo por el tercer lugar.