Video: incidentes en la previa de Real Sociedad vs. Atlético de Madrid con Diego Simeone como protagonista

Simpatizantes de la Real Sociedad lanzaron objetos contra los micros que trasladaban a la delegación del Atlético de Madrid. / Gentileza
Simpatizantes de la Real Sociedad lanzaron objetos contra los micros que trasladaban a la delegación del Atlético de Madrid. / Gentileza

En San Sebastián, los locales arrojaron proyectiles sobre el micro visitante y el entrenador argentino desafió a los hinchas.

La previa del encuentro entre Real Sociedad y Atlético de Madrid por los octavos de final de la Copa del Rey se vio marcada por incidentes entre simpatizantes de ambos equipos, que dejaron como saldo al menos un herido, y por el ataque con objetos contundentes contra los dos micros que trasladaban a la delegación del club madrileño hacia el Reale Arena.

Las primeras escaramuzas se produjeron en las cercanías del estadio, ubicado en el barrio Amara de San Sebastián. En una zona de bares sobre la calle Isabel II se encontraron hinchas de ambos equipos y las provocaciones verbales escalaron hasta la acción física: hubo peleas y destrucción del mobiliario de algunos comercios.

Según fuentes de la Ertzaintza (la Policía Autonómica del País Vasco) citadas por el Diario Vasco, un simpatizante del Atlético sufrió un corte en el cuero cabelludo tras ser golpeado en la cabeza con un vaso de vidrio por un seguidor de la Real Sociedad, por lo que se le aplicaron cuatro puntos de sutura.

Los problemas no terminaron allí, ya que también fue dura la recepción para el contingente del Atlético. Los dos ómnibus (el que trasladaba al plantel y al cuerpo técnico y el que llevaba al resto de la delegación) fueron recibidos con botellazos, pedradas y cuanto objeto tenían a mano los hinchas que se habían agolpado en la entrada del estacionamiento del estadio.

En el primer colectivo viajaba Diego Simeone, quien desde la escalera del vehículo increpó a los simpatizantes vascos, quienes le respondieron con insultos. Como consecuencia del ataque, cada uno de los rodados sufrió la rotura de dos ventanillas.

Como si ello fuera poco, agentes de la Ertzaintza reprimieron con gases lacrimógenos y balas de goma con el objetivo de dispersar a los revoltosos. Pero los hinchas no se sintieron intimidados y contestaron arrojando piedras, vallas metálicas y bengalas. Varios minutos tardó en restablecerse la calma en las afueras del coliseo.

La tirria entre los seguidores de ambos equipos no es nueva: se remonta al 8 de diciembre de 1998, cuando Aitor Zabaleta, hincha de la Real, fue asesinado en las proximidades del viejo estadio Vicente Calderón horas antes de un partido correspondiente a los octavos de final de la desaparecida Copa UEFA.

Zabaleta, de 28 años, había viajado a Madrid junto a su novia, Verónica Olivares, en un ómnibus de la peña femenina Izar del conjunto donostiarra, fue atacado por integrantes del grupo Bastión del Frente Atlético (la barra brava del Colchonero) y recibió una puñalada en el corazón que le provocó la muerte nueve horas más tarde. El asesino, Ricardo Guerra, de 24 años, fue condenado en abril de 2000 a 17 años de prisión.

Desde entonces, cada enfrentamiento entre Atlético de Madrid y Real Sociedad porta una carga de tensión adicional, que este miércoles quedó en evidencia en el Reale Arena, pese a que horas antes la dirigencia del club vasco había solicitado a sus hinchas “respeto, tolerancia y no violencia” en un mensaje publicado en la cuenta de Twitter de la institución.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA