“Vení a firmar unos papeles a casa”: la trampa de un DT argentino para abusar de una jugadora de 15 años

Carlos Torres, entrenador de Deportivo Español. (Captura TV)
Carlos Torres, entrenador de Deportivo Español. (Captura TV)

La madre de la víctima hizo la denuncia y dio detalles de cómo Carlos Torres, entrenador de Deportivo Español, abuso de su hija.

En las últimas horas se dio a conocer una denuncia en contra del técnico de la Primera división de fútbol femenino del club Deportivo Español, de Buenos Aires, Carlos Torres, por abuso sexual a una menor de 15 años, quien es además jugadora de la institución. El caso llegó hasta la AFA, la cual ofreció total acompañamiento de la menor y su familia para que “este aberrante hecho llegue hasta las últimas consecuencias”.

Tras la inmediata denuncia, la Fiscalía N°55 de Troncoso ordenó la detención de Torres el 15 de octubre a la tarde, quien fue imputado por el delito de abusa sexual con acceso carnal de una menor mediando violencia. La pena puede llegar a los 15 años. El DT lleva varios años trabajando con menores en el club por lo que no se descarta que pueda haber más víctimas.

Cómo ocurrió la trampa del técnico acusado de violación

Según publicó Infobae, la menor recibió un llamado del entrenador de la Primera femenino del Deportivo Español, Carlos Torres, el jueves pasado por la mañana para decirle que debía reunirse con él, con el fin de hacerle firmar unos papeles porque no se había presentado a los entrenamientos. La citó en su casa, ubicada dentro del club, en Villa Soldati. Una trampa a la que la joven futbolista no pudo escapar.

El motivo por el cual la chica no asistió a las prácticas fue porque hacía tiempo que “Torres venía molestando a mi hija. Incluso, ella dejó de ir a entrenar para no verlo. Cuando él pasaba con su auto y la cruzaba por la calle, bajaba la velocidad y le gritaba: ´Te amo´. Le tiraba besos. Ella tiene sólo 15 años. Tal fue el acoso que quiso dejar de ir al club”, contó la madre de la adolescente ante la Justicia.

Y pese al acoso, la chica accedió ir a la hora citada pensando que dicho papel importante era la posibilidad de contrato para jugar en Primera, ignorando que esa no era la vía correcta.

“Cómo él dejó de ser entrenador de futbol infantil y pasó a Primera, ella pensó que podía ser la firma de algo importante. Malena juega en la Reserva y creyó que podía ser un contrato, o algo así”, aseguró un familiar directo de la víctima.

La casa de Torres está ubicada detrás de la cancha de baby fútbol de la sede de Deportivo Español. Una vez en el lugar la jugadora notó que la puerta de chapa blanca estaba abierta. Adentro, en el living, Torres la esperaba sentado al costado de una mesa. Cuando la vio, le grito “Vení, pasá, estoy acá”. La chica ingresó. Lo primero que le llamó la atención fueron las hojas que el entrenador le dio a firmar.

Eran papeles que no decían nada, es evidente que era todo una trampa. Segundos después, Torres se paró y abrazó a mi hija. Ella intentó sacarlo. Después, cerró la puerta con llave y agarró a mi nena del brazo, y la obligó a ir a la habitación”, contó la madre en una declaración posterior en la fiscalía.

La menor hizo la descripción del lugar donde se cometió el abuso, la cual fue corroborado por la Justicia. Y contó que el hombre la arrojó sobre la cama y se sacó su ropa, quedando completamente desnudo. Luego, se abalanzó encima de ella. La chica forcejeó. Torres, según el relató, continuó y la violó. Luego, en el intento de irse, Torres hizo un segundo intento a la que la adolescente pudo escapar.

Según Infobae, llegó a su casa en estado de shock. Allí, en medio de un episodio de llanto, le relató a sus padres lo que sufrió. Rápidamente, hicieron la denuncia a la fiscalía correspondiente.

La joven fue internada para realizarse la la revisación médico-legal, cuyos análisis dieron como resultado que la adolescente tenía “lesiones compatibles con abuso sexual”.

Con la declaración de los padres y el resultado de los exámenes médicos, el fiscal Troncoso ordenó la detención de Torres el 15 de octubre a la tarde. Esa misma noche, el acusado decidió entregarse en una comisaria de la zona. Al día siguiente, la Policía de la Ciudad realizó un allanamiento en la casa de Torres donde secuestró distintas prendas. Se habría encontrado también ropa de mujer, a pesar de que el acusado vive solo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA