Un tackle, una foto y un reencuentro que esperó 40 años

La foto que motivó el recuerdo de dos exrivales de Tala y Liceo de Mendoza. (La Voz)
La foto que motivó el recuerdo de dos exrivales de Tala y Liceo de Mendoza. (La Voz)

Un exjugador del Tala se reencontró con un rival de Liceo de Mendoza gracias a una imagen de La Voz.

Jandy Kuipers y Carlitos Bajach pueden dar fe de que este tipo de casualidades o los milagros del deporte existen.

No se conocieron, pero sí se enfrentaron en una cancha. Kuipers jugando para Tala y Bajach defendiendo los colores de Liceo de Mendoza.

Pasó más de la mitad de sus vidas y un día, sucedió lo inesperado.

Ambos se encontraban de vacaciones en el Caribe y como en cualquier charla entre dos turistas argentinos que no se conocen, surgió la charla que desencadenó esta historia.

Reencuentro en el Caribe

-¿Ah, sos de Tala? Una vez jugamos contra ustedes. Y yo salí en la tapa de un diario de Córdoba.

-¿Quéeeeeeee? Yo también jugué contra Liceo y salí en la tapa de La Voz.

-No te lo puedo creer

-No puede ser…

-Es más. Sabía que esa foto existía, pero nunca la pude encontrar.

-Yo la tengo…

De esta forma, Jandy y Carlitos descubrieron que eran protagonistas de la imagen que muestra a uno portando la pelota y a otro intentando bajarlo de un tackle.

Lágrimas, abrazos y un sinfín de anécdotas siguieron la escena de dos exrivales unidos por la vida y la pasión por el rugby.

Carlitos Bajach y Jandy Kuipers, 40 años después de enfrentarse en un partido de rugby. (La Voz)
Carlitos Bajach y Jandy Kuipers, 40 años después de enfrentarse en un partido de rugby. (La Voz)

Después de aquel encuentro disputado en marzo de 1992, cada uno siguió con su vida.

Carlitos trabajó como ejecutivo en medios y vivió en Paraná, donde también jugó al rugby. Hoy desarrolla urbanizaciones privadas.

Jandy vivió en cinco provincias antes de radicarse junto a su familia en Ushuaia. Fanático del ski y la gastronomía, se desempeña como funcionario en una dependencia de la Aduana.

Su amor por el rugby y su “Tala” siguen inalterables como hace 40 años.

“En la vida pasan cosas. Podrían decirse loops o casualidades. Tal vez solo suerte. Pero encontrarse con un antiguo rival de Liceo de Mendoza que nunca conocí y encima 40 años después. es mágico”, le contó Kuipers emocionado a Mundo D.

“Y las lágrimas de Carlitos, te dicen que todo valió la pena”, cerró.

taa 1992
taa 1992

*Este texto fue publicado originalmente por La Voz. Se reproduce aquí con la autorización correspondiente.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA