Un penal mal cobrado y un final escandaloso: así terminó Quilmes finalista y Ferro eliminado

El patadón de Anselmo (Quilmes) sobre el arquero Miño (Ferro) es clarísimo. 
El árbitro cobró al revés. Penal y triunfo Cervecero.
El patadón de Anselmo (Quilmes) sobre el arquero Miño (Ferro) es clarísimo. El árbitro cobró al revés. Penal y triunfo Cervecero.

Los jugadores verdolagas fueron a reclamarle al árbitro por el penal que consideró y el gol de Anselmo le permitió al Cervecero pasar a la final del Reducido de la Primera Nacional.

El partido venía parejo; ambos elencos peleando por lo que creían que tenían merecido por lo desarrollado durante toda la temporada. Y en este partido de vuelta entre Quilmes y Ferro (ida 1-1), por la semifinal del Reducido que otorga el segundo ascenso a la Liga Profesional (el directo lo logró Tigre), tuvo a un polémico fallo del árbitro Nicolás Lamolina como giro de esta definición que terminó favoreciendo al Cervecero.

En avance de Quilmes, Anselmo y arquero Miño se van al encuentro y ambos elevan la pierna quedando como consecuencia tendidos. El juez cobró falta del arquero y penal. El delantero remató y anotó el único gol del partido con el que el elenco de Facundo Sava obtuvo boleto a la final, donde deberá pelear por el ascenso contra Barracas Central (venció a Almirante Brown en la otra semifinal por 3-2), el próximo martes en estadio a confirmar.

El partido continuó y Ferro buscó el empate. Pero consumado el tiempo reglamentario, los jugadores y cuerpo técnico fueron a reclamarle al árbitro. La impotencia fue tal que algunos jugadores estallaron en llanto.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA