jueves 26 de noviembre de 2020

Macarena Rodríguez junto a Silvina D'Elía, las dos mendocinas campeonas del mundo en Rosario 2018.
+ Deportes

Un día como hoy, hace una década, dos mendocinas tocaban el cielo con las manos

Hockey Césped. Con mucha garra y corazón, un 11 de setiembre de 2010, Las Leonas le ganaban 3-1 a Holanda y se coronaban campeonas del mundo por segunda vez en la historia. Silvina D’Elía y Macarena Rodríguez, nuestro orgullo en la gesta rosarina.

Macarena Rodríguez junto a Silvina D'Elía, las dos mendocinas campeonas del mundo en Rosario 2018.

Hoy no es una fecha más para el deporta argentino en su conjunto. Es que un día como este, hace una década atrás, el seleccionado argentino femenino de hockey sobre césped obtenía su último campeonato del mundo. Toda una gesta que tuvo participación mendocina con Silvina D’Elia y Macarena Rodríguez, ante un escenario en Rosario vestido para la ocasión, y donde Las Leonas coronarían una gran campaña con siete triunfos en igual cantidad de presentaciones. Impresionante nivel, para un equipo mayor que llegaba a su quinta final. Y en ese certamen disputado en Santa Fe, hubo dos grandes jugadoras que fueron gravitantes para la coronación final: la rosarina Luciana Aymar y Soledad García.

La Argentina esta dividida en cinco regiones hockísticas, una de ellas es la Centro-Cuyo que contiene a la Federación Cordobesa y las asociaciones de San Luis, Mendoza, San Juan, San Rafael y de Río Cuarto. Por ello, para esta nota conmemorativa, dialogamos con dos genuinas representantes de esta zona hockística del país y quienes además participaron de la duodécima edición del mundial femenino: Sole García y Silvina D’Elia.

La exdelantera cordobesa vive en la actualidad en Río Cuarto, donde es coordinadora técnica en el Club Urú Curé. “El recuerdo que tengo es increíble porque salimos campeonas del mundo y jugando en nuestra casa”, comenzó diciendo la ‘Sole’. “La gente jugó un papel importante entrada la competencia. Fue una motivación enorme para nosotras y la diferencia con los demás equipos fue esa, de jugar en casa y con tantas personas que nos iban a mirar”, agregó.

“Mentalmente estábamos muy bien preparadas y sabíamos que no había más opciones que ganar estando en nuestro país”. acotó la ex dorsal ’10′. “El debut no fue el esperado -rememoró-. Si bien ganamos, personalmente hubiera preferido jugar mejor. Después terminamos invictas la zona y sabíamos que era probable que jugáramos con Holanda la final. Recuerdo que tuvimos una preparación previa excelente. Es un mundial inolvidable y es increíble que hayan pasado diez años”.

Por su parte, D’Elía quien está de vuelta en Buenos Aires luego de una mini pretemporada en Pinamar junto a actual plantel nacional, que se prepara para los Juegos Olímpicos de Tokio (2921), fue su primer mundial ganado. “Pasó un montón de tiempo la verdad. Sin todos recuerdos lindos los que tengo. El equipo empezó a sentir que podía ser campeón en la pretemporada en enero 2010. Entrenamos como nunca y todas estábamos en la misma sintonía, con el mismo objetivo, cuidándonos mucho. Y cuando volvimos de las fiestas de fin de año y de las vacaciones de verano, observé a todas muy bien, metidas en ese mundial”.

Luego, la jugadora nacida en Marista de Mendoza, agregó: “A esa cita mundialista le dio un plus muy grande que la competencia fuera en Argentina, en la ciudad de Lucha Aymar. Lucha hizo en esa ocasión uno de sus mejores torneos y teníamos a Sole (García) entre las mejores jugadoras del mundo. Un plantel con buenas individualidades y por eso marcamos en cada partido mucha diferencia”.

“¿Qué nos pedía Carlos Retegui? que disfrutemos cada momento y eso lo pudimos hacer por suerte con todo el equipo. El Chapa era mucho de hacer un hockey nuevo, más vertical y dinámico”, sintetizó. Para luego recalcar: “Había mucha comunión y respeto. Estaban muy marcados los roles de cada integrante del equipo y del cuerpo técnico. No fue un torneo fácil en el sentido de que fuéramos locales. Había mucha gente y entonces se tenían que manejar un montón de cosas, pero cada quien confiaba mucho en el otro, entonces se dio todo mucho más fácil”.

“En lo deportivo -añadió- fuimos viviendo cada partido como una final. Cada día era como un pasito más que debíamos dar. Nunca nos imaginamos en la semifinal y en la final, si no que siempre fuimos paso a paso. El partido más duro fue ante Corea del Sur. Después se fueron dando las cosas como las habíamos pensado, pero nunca nos confiamos, sí teníamos mucha confianza en nosotras”.

“El último partido, en la final ante Holanda, fue de mucho disfrute con la familia, amigos, con la gente de mi club. Un momento increíble y así lo vivimos cada una de nosotras. Así se vivió en el himno, fue un torneo donde la felicidad como que salía del cuerpo de cada nosotras y se transmitía a la gente. Por eso este equipo fue y será muy recordado en la historia de nuestro hockey y del hockey mundial”, puntualizó la defensora mendocina de Las Leonas.

Aquella campaña gloriosa. En ese Mundial, la Selección estuvo emparejada en el Grupo B, donde logró un invicto soñado. Venció a España 4-0; Sudáfrica 5-2, Corea del Sur 1-0; Inglaterra 2-0; y China 2-0. En semifinales, Las Leonas dieron cuenta de Alemania (2-0) y en la en la final derrotaron a Holanda 3-1.

Las 5 definiciones. La primera fue en 1974, en la localidad de Mandelieu (Francia) donde el equipo obtuvo plata frente a Holanda. En tanto que la definición donde Las Leonas dieron su primera vuelta olímpica fue en el 2002, en un torneo disputado en Perth, Australia, al tomarse revancha de las holandesas. Mientras que la última final alcanzada fue precisamente la del 2010, en Rosario, y donde la Argentina levantó la copa de la mano de Carlos Retegui.

Duelo especial. El choque entre argentinas y holandesas se había convertido, previo a esa final, en un clásico de una década que las vio como las mejores del mundo. Las Leonas se impusieron en el Mundial de Perth, en 2002, su única conquista ecuménica, mientras que las holandesas lo hicieron en Madrid 2006 y en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Y entre ambos seleccionados “acapararon” siete de los diez Champions Trophy (cuatro las albicelestes y tres las europeas).

En los primeros planos. De las 14 ediciones mundialistas, el seleccionado argentino estuvo ocho veces en el podio con: 2 oros (Perth 2002 y Rosario 2010); 3 platas (Mandelieu en Francia ’74, Berlín, ’76 y Dublín en 1994; más los tres bronces: Madrid de 1978, en la misma capital española en 2006 y La Haya, Holanda, en 2014.

En el recuerdo. Con Luciana Aymar como estandarte, el apoyo del público local y la garra del equipo, Las Leonas se consagraron campeonas del mundo por segunda vez en su historia al vencer por 3-1 a Holanda en la final del Mundial que se jugó en Rosario. Tras 6 éxitos en fila y una constante evolución en cada presentación, el equipo de Retegui doblegó a las Naranjas, defensoras del título. Rebecchi había puesto en ventaja a Las Leonas apenas comenzado el partido y Barrionuevo había estirado la ventaja a 2-0, pero a los 9′ de la segunda parte había descontado Paumen. Cuando todo era sufrimiento, apareció otra vez Rebecchi para sentenciar el 3-1.

25 títulos tienen Las Leonas. Lo más destacados: 2 Mundiales, 7 Champions Trophy, 1 Liga Mundial, 7 Panamericanos, 5 Copas Panamericanas y 3 Suramericanos. Además, alcanzaron el podio de los JJ.OO, con 2 medallas de plata y 2 de bronce. Durante el 2010 fueron número uno del mundo según el ranking de la FIH.