jueves 26 de noviembre de 2020

Santiago Úbeda deja Independiente Rivadavia para jugar en el fútbol paraguayo.
+ Deportes

Tras casi 20 años, el Azul se desprende de una joya

Fútbol. El volante central Santiago Úbeda (24) está cerca de pasar al Sol de América. El club paraguayo mejoró la oferta y a Independiente Rivadavia le ingresarían 55 mil dólares y el 15% de una futura venta.

Santiago Úbeda deja Independiente Rivadavia para jugar en el fútbol paraguayo.

Santiago Úbeda, una de las últimas joyitas de las divisiones menores de la Lepra, está muy cerca de ser transferido al Sol de América de Paraguay.

Hace una semana, la negociación se había caído porque traería muy pocos dividendos por el Parque, ya que el club paraguayo pretendía abonar una cifra cercana a los 15 mil dólares por el 50 por ciento de la ficha, un dinero que no cerró ni en el club ni en el futbolista y que hicieron que las tratativas se cayeran.

Sin embargo, en las últimas horas, el representante del jugador (Diego Merino) se comunicó con el presidente Carlos Castro para ponerlo al tanto de la nueva propuesta económica que elevó en las últimas horas el elenco guaraní. El club azul percibirá 15 mil dólares ahora, le entrarían 40 mil dólares en junio del 2021 por el otro 50% del pase y también le quedaría un 15% (5% corresponden a los derechos de formación del jugador) de una futura venta. La cláusula de salida que le colocaría Sol de América a Úbeda rondaría 800.000 dólares.

En consecuencia, si el día de mañana el sanrafaelino es vendido a otro club, el Azul obtendrá ingresos por encima de los 100 mil dólares, una cifra para nada desechable si se tiene en cuenta que el futbolista quedará en libertad de acción a partir del 30 de junio del año próximo y que su apoderado ya expresó que el futbolista no renovará con los azules.

“Es verdad que el club paraguayo mejoró la oferta, estuve hablando con el representante y está todo prácticamente acordado de palabra. Una vez que lleven los papeles mañana (por hoy) veremos. Entre nada y esto, es mejor esto”, deslizó anoche Carlos Castro en comunicación telefónica con Los Andes.

“Como Santi (Úbeda) sabe que se puede ir libre en junio del año que viene, siente que es momento de emigrar y no se quiere irse de Independiente sin dejarle dinero al club, todo un gesto admirable y valorable”, expresó otra fuente cercana al futbolista, un hombre de pocas palabras y que en las últimas horas -dada la situación- prefirió llamarse al silencio absoluto. Seguramente, en las próximas horas se despedirá del Mundo Lepra. En Sol de América lo espera otro futbolista mendocino: Facundo Cobos, ex Gutiérrez y Godoy Cruz.

En base a esfuerzo, sacrificio y buen pie, Úbeda se convirtió en una pieza fundamental del mediocampo del equipo dirigido por Matías Minich. Por eso, el actual entrenador, Marcelo Straccia, le tenía asignado un rol preponderante en el equipo que está armando actualmente.

“Ojalá se vaya a Sol de América porque es un club ordenado y muy bueno. Además, es un gran salto para el futbolista. Si se va, seguramente vamos a traer a alguien para el puesto y veremos lo que tenemos acá. Pero como todavía falta mucho para el regreso del fútbol, tenemos tiempo”, expresó el flamante DT leproso.

Oriundo del sur provincial, Úbeda hizo las infantiles en Sport Club Quiroga de San Rafael. Alrededor de los 12 años llegó al Parque para sumarse a Independiente, donde jugó en Inferiores y se ganó un lugar en el equipo de primera local hasta que Gabriel Gómez lo hizo debutar en la Primera B Nacional. Fue el 11 de marzo de 2018 en el estadio Centenario de Quilmes y el Azul ganó 1-0 con gol de Irañeta.

Su sacrificio para recuperar balones, sumado a sus cualidades técnicas para jugar a un toque y estar siempre en el lugar indicado para ser el eje de la presión tras pérdida, lo convirtieron en uno de los mejores volantes centrales de la categoría.

Diecinueve años después, Independiente Rivadavia venderá a un futbolista surgido de su cantera. El último fue Oscar Adrián Lucero (categoría 84), quien el 29 de agosto de 2001 fue transferido a Newell’s Old Boys de Rosario.

CARLOS CASTRO DIXIT

El presidente de Independiente, habló sobre aquella última venta que realizara el club que ahora preside, y recordó: "Yo estaba en la subcomisión de fútbol cuando vendimos a Adrián Lucero a Newell’s. Recuerdo que recibimos cinco cheques de 10 mil pesos de Eduardo López (quien en ese momento dirigía los destinos institucionales de la Lepra rosarina).

Por otro lado, el mandamás Azul. señaló: “La verdad es que queremos que Santiago (Úbeda) se vaya bien. Para él es una oportunidad muy importante de un club de Primera División que va a jugar Copa Sudamericana”.


Por las redes