Santiago Solari “Queremos pelear arriba; da prestigio al club y a nosotros”

Santiago Solari (izquierda) se convirtió en una buena referencia ofensiva desde su llegada al Lobo.
Foto: José Gutiérrez / Los Andes
Santiago Solari (izquierda) se convirtió en una buena referencia ofensiva desde su llegada al Lobo. Foto: José Gutiérrez / Los Andes

Entrevista. El delantero puntano, que llegó esta temporada ya es un pilar del equipo, habló sobre su presente y su sueño de jugar en Primera División.

Llegó a Gimnasia tras una buena temporada en Atlanta en 2021, principalmente en la primera parte del torneo pasado en Primera Nacional, donde mostró todo su talento.

Santiago Solari, el actual extremo derecho del Lobo, nacido hace 24 años en Arizona, San Luis, fue una de las apuestas del ex DT mensana (Diego Pozo) y que se proyecta como una de las promesas del equipo del Parque en la temporada.

“Maluma”, como todos lo conocen, está en la lista de los convocados por el entrenador Luca Marcogiuseppe, para el partido que hoy, desde las 16.40, sostendrá Gimnasia frente a Belgrano (C), en el Víctor Legrotaglie.

Además del fútbol, otra de las pasiones de Solari, es la educación física, carrera que estudiaba, pero ha tenido que postergar. “Estaba descansando, pero más que nada en este momento estaba haciendo un curso online de preparación física. Es algo en lo que siempre estoy metido”, cuenta el jugador del Lobo en un mano a mano con Los Andes.

-¿Estabas en la facultad?

- Sí, en carrera de educación física, pero con el tema de andar cambiando todos los años de club y lugar se complica un poco.

- ¿La carrera se puede hacer virtual?

- No he averiguado eso, pero el tema está en que cuando tenga que hacer las prácticas ahí se complica. Por ejemplo: teníamos materias que son de docencia y tenés que ir a los colegios e ir a presenciar clases y todo eso. Y con la virtualidad, todo eso me parece que se complica un poco.

- Si te gusta educación física, sos de los que le gusta entrenar...

- ¡Me encanta entrenar! Es algo que me gusta desde siempre, desde chico. Siempre me resultó fácil poder entrenar. Es más, en el club de mi pueblo no había liga. Por lo tanto me tenía que entrenar solo e ir a jugar a La Pampa en la categoría de infantiles. Es que al ser de un pueblo tan chico, no tenés competencia y si es lo que te gusta hacer, entonces estás obligado a salir un poco del lugar.

- ¿Qué ha significado para vos llegar a Gimnasia y casi de repente jugar un clásico contra Independiente?

-Nunca había vivido algo así, pero la verdad que fue hermoso. Te despierta mucha pasión y uno trata de estar representando a esa gente que te acompaña. Lo quisimos hacer de la mejor forma y obviamente no se dio el resultado. Nosotros fuimos los primeros en querer ganar el clásico. Igual tenemos otro a fin de temporada y lo vamos a encarar de la mejor manera, tratando de representar al Lobo de la mejor forma.

-¿Cómo te sentís en el equipo? ¿Te has ido adaptando de a poco?

- Primero que nada, la ciudad me encantó, porque es muy tranquila. Soy de un pueblo y me gusta un poco de la tranquilidad. En el club estoy muy cómodo, me costó un poco al principio adaptarme, agarrar confianza suficiente. No sabía cómo encararlo, pero de a poco fui adaptándome y pude demostrarle al técnico que quiero jugar y ganar todos los partidos.

- Tuviste otras oportunidades, ¿por qué elegiste Gimnasia?

- Tenía la posibilidad de seguir en Atlanta y otras posibilidades de seguir en la categoría y otra del exterior, pero al ser de Juventud de San Luis, dependió mucho de ellos y eso me limitó un poco. De todas las ofertas me gustó mucho la de Gimnasia. El torneo pasado con Atlanta fuimos rivales directos. La primera parte del torneo estuvimos peleando la punta de la tabla de posiciones y me gustaba la forma que tenían de jugar .

- Viniste por Diego Pozo y él se terminó yendo...

- Con Diego estoy muy agradecido porque él me llamó e hizo fuerza para que yo esté con él. No se dieron los resultados y no pudimos plasmar lo que él pedía en la cancha y eso costó que no esté más en el club. Pero el futbol es así. Llegó Luca Marcogiuseppe, que labura muy bien, tiene una forma de trabajar que a mí me gusta mucho que es a base de esfuerzo. Eso a mí me representa y trato de hacer lo mejor,

- Frente a Güemes terminaron en un empate que se sintió como una derrota...

- Así es, nos sentimos así y dolido porque más allá de que empatamos, fuimos muy superior al rival. Generamos muchas situaciones de gol y no tuvimos ese toque final. Eso fue lo que si pudimos hacer en el encuentro anterior, frente a San Telmo. Ante Güemes no logramos hacerlo y en una jugada nos empatan el partido. Creo que nos merecíamos la victoria, pero el futbol no te podes relajar nunca. Si hubiésemos ganado, los puntos de visitantes hubiesen valido más, porque empatar de visitante y ganar de local en esta categoría es muy importante. Eso te da un buen colchón de puntos para lo que viene.

-Sos extremo derecho, pero lo haces por los dos lados; ¿por cuál te sentís más cómodo?

-Siempre fui extremo y me siento cómodo por los dos lados, pero casi siempre juego por derecha. Ojo, por adentro también me siento cómodo.

- ¿Y qué te ha pedido Marcogiuseppe?

- Que rompa líneas y que cree situaciones de desequilibrio por afuera o por adentro. Me pide jugadas rápidas y tenemos que decidir y resolver. A veces lo hacemos bien y otras no tanto, pero es algo que estamos trabajando mucho en los entrenamientos para tomar las decisiones correctas.

-¿Dónde hiciste inferiores?

- Las infantiles las hice en La Pampa y las inferiores en Vélez Sarsfield desde los 13 a los 18 años; toda mi adolescencia. A los 18 años quedé libre y me volví a mi provincia y estuve en Estudiantes, que por entonces estaba en el Nacional B. No jugué mucho y me fui a jugar la liga local. Después me llamó Juventud Unida, donde jugué el Federal A y desde allí me llamaron a Atlanta para el Nacional B.

-¿Los proyectos están puesto en el futbol grande?

- Mi sueño es llegar a lo más a lo más alto del fútbol y jugar en Primera División. Sé que no estamos lejos, pero tampoco es fácil llegar. Eso sé que es a base de mucho esfuerzo y ser muy profesional.

- ¿Qué te ilusiona de Gimnasia?

- Pelear el torneo allá arriba, porque sabemos que eso le da prestigio al club, pero también a nosotros y es lo que queremos lograr en lo individual como en lo grupal.

-¿Cómo imaginas el duelo frente a Belgrano?

- Es un hermoso partido. Ellos vienen punteros y nos da un plus a nosotros porque tenés que jugar contra uno que la viene peleando arriba. Va estar bueno, porque ellos también proponen un buen juego.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA