viernes 23 de octubre de 2020

Milton Casco (20) entrenó a la par del plantel y es casi una fija su regreso ante San Pablo. / CARP
+ Deportes

River: Casco se sumó a las prácticas y el mendocino Angileri perdería su lugar ante San Pablo

El lateral izquierdo venció al coronavirus y ya entrena a la par de sus compañeros. El elenco de Marcelo Gallardo jugará la semana que viene por la Copa Libertadores.

Milton Casco (20) entrenó a la par del plantel y es casi una fija su regreso ante San Pablo. / CARP

El lateral de River Plate Milton Casco se sumó hoy a los entrenamientos del plantel “millonario” en el predio de Ezeiza luego de estar aislado 13 días junto a su familia por el contagio asintomático de coronavirus.

Casco tendrá casi una semana de trabajos físicos para poder estar en condiciones de ser tenido en cuenta por el entrenador Marcelo Gallardo de cara al partido ante San Pablo, el miércoles próximo, por la quinta fecha del Grupo D de la Copa Libertadores.

En caso de que el ex Newell’s regrese al primer equipo, perderá su lugar el mendocino Fabrizio Angileri, quien lo reemplazó en los últimos juegos.

El “Muñeco” Gallardo deberá decidir en estos días si mantiene el mismo equipo que le ganó a Binacional de Perú el martes último y empató con San Pablo la semana pasada, en el regreso a la competencia, o si por el ingreso de Casco el defensor mendocino iría al banco de suplentes.

Casco iba a ser titular ante el San Pablo, pero quedó afuera del equipo cuando por un contacto estrecho lo testearon y el resultado positivo de Covid-19 lo alejó del plantel en los dos encuentros disputados en la fase de grupo de la Libertadores.

La preocupación del cuerpo médico y de Gallardo estaba puesta en los estudios complementarios que le hicieron a Casco porque temían que le sucediera lo mismo que al juvenil Ezequiel Centurión, quien por algunas secuelas estuvo más de un mes parado.

De todos modos, al cumplirse los 10 días del aislamiento y cuando según los médicos ya no generaba contagio, Casco se realizó los estudios que dieron buenos resultados, por lo que no tuvo problemas para volver a entrenar con normalidad.

Lo cierto es que con la buena noticia de Casco, el plantel del “Millo” se volvió a entrenar esta mañana en el River Camp de Ezeiza, tras una jornada de descanso al regreso de Lima luego de ganarle 6-0 a Binacional -que no pudo ser local en su estadio de Juliaca, a 3.700 metros de altura- y a la espera del partido ante San Pablo.

Ese encuentro, que se jugará en el estadio de Independiente por las obras que se realizan en el Monumental, le puede dar la clasificación a River a falta de una fecha, si es que logra sumar un triunfo, y lo dejaría muy cerca por la diferencia de gol a favor si el encuentro termina igualado.