martes 24 de noviembre de 2020

Borré anotó el primer gol de River en claro off side. ¿Y el VAR? / TV
+ Deportes

Polémicas jugadas en la victoria de River: ¿hubiera cambiado el resultado con la presencia del VAR?

La ausencia del sistema de video arbitraje en la fase de grupos dio qué hablar en el partido de ayer frente a Liga de Quito por Copa Libertadores. El gol de Borré, una expulsión que no fue y una dudosa mano de Casco fueron motivo de debate.

Borré anotó el primer gol de River en claro off side. ¿Y el VAR? / TV

El partido que River Plate le ganó a Liga de Quito por 3 a 0 tuvo su costado polémico. Más allá del alto nivel que presentó el elenco de Marcelo Gallardo, hubo tres jugadas que debieron ser revisadas. Pero la ausencia de VAR en la fase de grupos dejó en evidencia las falencias suscitadas en el arbitraje.

El primer gol del Millonario en posición adelantada, una patada del ya amonestado Gonzalo Montiel y una oportunidad de penal para el elenco ecuatoriano por una doble mano de Milton Casco dentro del área. ¿Con VAR cambiaba el resultado?

Las tres situaciones que debieron estar bajo la lupa

  • A los 7 minutos del complemento, Rafael Santos Borré marcó el primer gol de River en clara posición adelantada. El delantero empujó la pelota tras el pase de Santiago Sosa y luego de la falla de Adrían Gabbarini en la salida de un tiro de esquina ejecutado por Nicolás De la Cruz.
  • A los 15 minutos, cuando el encuentro estaba 2-0, Gonzalo Montiel cometió una dura infracción sobre Luis Ayala. El defensor ya estaba amonestado, pero el árbitro chileno Roberto Tobar no lo expulsó. Esta situación favoreció a River porque de haber sido aplicado el reglamento correctamente, el jugador se perdería el partido de ida de los octavos de final.
  • Cuando el cronómetro marcaba los 17 minutos del epílogo, y River estaba 2-0 en ventaja sobre Liga de Quito, dos remates consecutivos dieron en la mano de Milton Casco cuando el defensor millonario estaba dentro del área. Sin embargo, y más allá de la polémica, no dieron la sensación de que haya sido para cobrar penal.