jueves 6 de mayo de2021

Para Alejandro Araya, “Mendoza necesita un equipo de vóley en la Liga”
“Alito” finalizó la última Liga Nacional de Voleibol con el ascenso y un reconocimiento a su gran momento.
+ Deportes

Para Alejandro Araya, “Mendoza necesita un equipo de vóley en la Liga”

El armador mendocino, actualmente en Policial de Formosa, fue destacado como el mejor de la Liga Nacional de Voleibol y el jugador más valioso en las finales. Habló sobre su presente y lo que vendrá. “Estoy abierto a las propuestas; a lo mejor me quedo en Mendoza”, dijo.

Para Alejandro Araya, “Mendoza necesita un equipo de vóley en la Liga”
“Alito” finalizó la última Liga Nacional de Voleibol con el ascenso y un reconocimiento a su gran momento.

Él quería ser atacante, receptor punta, saltar y pegarle allá en las alturas, tal como hacía su papá. Sin embargo, Alejandro Araya, “Alito” para sus amigos, no salta ni defiende como su padre, pero lleva impresa toda la impronta que “mamó” desde chico, la que hace algunos días lo llevó a ser considerado el mejor armador de la Liga Nacional de Voleibol y elegido el jugador más valioso de las finales, donde su equipo, Policial de Formosa, se consagró campeón invicto y ascendió a la Liga A-1.

El mendocino lleva seis años alejado de los torneos locales y su vida deportiva ha transcurrido por distintos equipos nacionales, tanto en la Liga A-1 como en el ascenso. Ahora, desde hace dos temporadas, está jugando para Policial de Formosa, que logró e título al imponerse a Monteros de Tucumán por 3/2, en una final apretadísima, donde el mendocino brilló, en un torneo que duró 12 días y en el que jugó 11 partidos.

“La final fue un partidazo. Arrancamos ganando bien, pero Monteros tiene eso que te equilibra el juego. En el tie break le ganamos muy bien. El año fue muy duro y el torneo también, porque era jugar todos los días. Por suerte pudimos mantener el nivel; como grupo teníamos un solo objetivo y estábamos muy unidos. Todo lo que fuimos haciendo en esta Liga fue para mejorar y ganar, porque al principio nos costó bastante volver a jugar bien después de la cuarentena. Terminamos invictos y es el segundo año que no perdemos un partido. El torneo pasado se suspendió por la pandemia pero veníamos muy bien”, dice desde el otro lado de la línea, instalado en San Juan, donde vive su novia Florencia García, también jugadora de vóley.

Respecto al torneo, el lasherino sostuvo: “Fue atípico jugar este torneo, porque nos levantábamos a las 6.30 de la mañana para jugar a las 9 y muchos jugadores que a esa hora no arrancan. Sin embargo, nos fuimos acomodando a pesar de que la zona era muy difícil. Además, veníamos medios presionados porque Policial quería ascender y en la final nos relajamos un poquito, pero sabíamos que la íbamos a ganar”.

“Alito”, a sus 26 años, es uno de los grandes armadores de la categoría y lo demostró en la final. Se formó en Mendoza de Regatas, donde jugaba su papá, una figura indiscutida a fines de los noventa y primera mitad de la década de 2000 del voleibol de Mendoza. Él recuerda aquel paso con mucho cariño: “Allí, en el mini, estaba con el Pollo Manrique. Después con el Fino Carrasco y finalmente con Luis Testa, que fue fundamental en mi carrera como jugador. Yo quería ser atacante como mi viejo, pero no salto ni defiendo como él y Luis me empezó a formar como armador y acá estamos”, contó a Más Deportes. Y agregó: “Con Luis y los chicos nos cruzamos en la Liga (NdR: compartían la misma zona). Lo vi muy bien al equipo de Porres (terminó en el 13° puesto). Hay chicos con proyección y además estaban los históricos como Marito Carosio, Mamona Miranda, el Gusano Estevan Cabrera, Nico Bono y Mauricio Sánchez. Los chicos pueden aprender mucho a su lado. También los vi muy bien a los pibes de Tunuyán, Santiago Sancer y Maciel Bueno. En el partido donde nos enfrentamos fue muy parejo en un par de sets. Espero que le den continuidad al equipo y no se queden sólo esta Liga. Mendoza necesita un equipo de vóley en la Liga”.

Alejandro se fue a vivir y a jugar a Buenos Aires con tan solo 16 años. En aquel tiempo integró durante dos o tres temporadas la Selección Argentina menor y juvenil, con las que disputó dos mundiales y luego dos panamericanos de mayores. Y si bien hoy sueña con volver a vestir la celeste y blanca, reconoce que el sueño parece lejano: “Me encantaría. Cuando era chico soñaba con ser el mejor de todos. Hoy ni en por casualidad puedo estar en la Selección Argentina con la cantidad de armadores que hay y con los pibes que vienen de abajo: De Cecco, Uriarte, Cavanna, Mati Sánchez... Son todos armadores de mucha calidad. El nivel actual de los armadores en la Selección Argentina es muy bueno”.

-¿Cómo recibiste el premio MVP tras la final?

-La verdad que me siento muy contento y feliz por ese reconocimiento, pero también por el torneo que hicimos y cómo supimos sacar adelante al equipo en situaciones difíciles. Es un premio de todos, porque si yo levanto y el atacante no define, estamos en la misma. Y así con los líberos y los receptores. Este premio se lo debo al equipo y se lo dedicó a mis viejos, quienes siempre me apoyaron siempre con esto del vóley. Ellos son el pilar fundamental para seguir jugando; siempre me acompañaron y me acompañan a todos lados.

La última temporada que jugó en Mendoza fue UNCuyo, junto a su papá. De allí emigró a Pilar Vóley, donde estuvo dos años y ascendió a primera A-1. Ahora, con el ascenso consumado con Policial, celebra una nueva llegada a la categoría.

-¿Vas a seguir en Policial?

-Me encantaría seguir vistiendo la camiseta del club porque nos ha ido muy bien, pero hay que ver cuando se abra el libro de pases y que es lo que conviene. Estoy abierto a todas las propuestas. Ahora voy a descansar unos días. Si se da o me llaman, podría ir a la Metro, que siempre es bueno jugar allá por el nivel y la cantidad de partidos que se juegan. Sin embargo, también podría quedarme en Mendoza este año. Estoy esperando alguna propuesta que llegue desde el extranjero.

Lo cierto es que Alejandro Araya (h), a esta altura de su vida, hace rodar su nombre por los equipos de las Ligas Argentinas, al igual que hace algunos años lo hizo su padre. Le ha hecho honor a la historia. No hay dudas.

SU PERFIL

Nombre: Alejandro Araya La Hoz

Padres: Alejandro y Alejandra.

Hermana: Fernanda.

Edad: 26 años (21 de agosto de 1994).

Estatura: 1,87 mts.

Puesto: Armador.

Equipos en A-1: Puerto San Martín y Pilar Vóley.

Equipos en A-2: Ciudad de Buenos Aires, Pilar Vóley, UVT (SJ) y Policial (F).

Títulos: Campeón de la Liga Argentina A-2 con Pilar Vóley y Policial (F).

Selección Argentina: Disputó un Sudamericano (Juveniles), dos Mundiales y dos Panamericanos de Mayores.