jueves 13 de mayo de2021

Sólo suscriptores
Mundo Tomba: el “radio pasillo” que tanto molesta y las claves para buscar el ansiado despegue
El DT Diego Martínez todavía no sumó puntos desde su llegada al Expreso. Ante Central, la cuarta chance. / archivo
+ Deportes

Mundo Tomba: el “radio pasillo” que tanto molesta y las claves para buscar el ansiado despegue

Godoy Cruz perdió todo lo que jugó en la Copa de la Liga y solo tiene un gol, obra de un defensor. Qué pasa con el Morro García y cuáles son los puntos claves para amigarse con la victoria.

Mundo Tomba: el “radio pasillo” que tanto molesta y las claves para buscar el ansiado despegue
El DT Diego Martínez todavía no sumó puntos desde su llegada al Expreso. Ante Central, la cuarta chance. / archivo
Sólo suscriptores

Qué le pasa a Godoy Cruz Antonio Tomba. Tres partidos jugados, tres perdidos. Cero puntos sobre nueve ante rivales de jerarquía, sí (Rosario Central, Banfield y los suplentes de River), aunque en el balance productivo general no mucho más categóricos que el propio Expreso. Cuánto habrá de futbolístico para analizarle al elenco de Diego Martínez. Cuánto a nivel psicológico por todo lo que pasa fuera de la cancha, que pareciera ser más de lo que ocurre adentro. En qué anda el Tomba. Por qué le pasa lo que le pasa. Para qué está de cara al futuro inmediato.

Claro es que a la versión 2020 de este Godoy Cruz no le falta ímpetu, amor propio, carácter y pierna firme cuando el juego lo requiere. De eso no hay dudas. El tema está en la elaboración de juego y la culminación de lo que produce, dos materias pendientes que se hacen cada vez más notorias ante una cosecha, hasta acá, muy pobre en la Copa de Liga Profesional.

Es extraño el mes de noviembre para el fanático. También para jugadores y cuerpo técnico. Es que por un lado la atención está puesta en el comienzo de los festejos por el centenario de la institución, que se concretará en junio de 2021 entre promesas de un Feliciano Gambarte renovado y grandes anuncios. Por el otro, un equipo que no hace pie, plagado de juveniles, sin los experimentados referentes que supo tener y que da muchas ventajas en todos los sectores, lo que enciende las alarmas más allá del romanticismo instalado por llegar a los 100.

Hasta acá, los números son claros y no permiten mucha discusión: nada de puntos con nueve ya disputados, un trío de caídas en fila, cuatro goles en contra y solo uno a favor, convertido por un defensor, Hugo Silva, en el amanecer del torneo frente a Rosario Central, en Arroyito. Balance: -3.

Pues bien, ¿qué tendría que mejorar el elenco godoicruceño para conseguir sus primeros puntos y tomar vuelo en esta Copa nacional?

Por lo pronto, la dirigencia de Godoy Cruz tiene que encargarse de que el “radio pasillo” termine. Apagarlo. Ya. Mucho daño hizo hasta acá el asunto extrafutbolístico que tiene como protagonistas a varios pesos pesados del plantel.

A saber: las filtraciones a la prensa sobre supuestas fiestas clandestinas de unos y tardanzas a los entrenamientos, problemas familiares de otros, tratamiento psicológico y medicación permanente para aquel; la novia de ese otro que tiene influencias y tapa información sensible y qué se yo cuántas cosas más. Son solo eso, supuestas informaciones imposibles de corroborar pero que hirieron en muy poco tiempo a un grupo que no necesitaba este flojo comienzo deportivo.

Además, ya en la cancha y por los porotos, el conjunto que dirige Martínez necesita urgente amigarse con el grito sagrado. Goles son amores y el próximo debe festejarse como una fiesta. Porque servirá para descontracturar un escenario complejo. Y si lo hace un delantero, mejor.

Santiago García, uno de los mejores centro delanteros del país, sin lugar en el once del Expreso. / archivo

La realidad es más transparente que el agua: Badaloni, Bullaude, Ramis y Lomónaco tuvieron sus chances pero la tiraron afuera, o a las manos de los arqueros. Santiago García -el mejor de todos- ni siquiera es suplente y el hincha aguarda por su reaparición. El Morro atraviesa un conflicto particular con los popes bodegueros y su futuro es absolutamente incierto. Su vínculo con la institución de calle Balcarce culmina a mediados de 2021 y el artillero podría regresar a su Uruguay natal.

Confianza, la clave

Podríamos hablar de las líneas, del factor individual, el colectivo, los retrocesos, la marca personal y hasta de la mala fortuna de Nelson Ibáñez, el arquero que se lesionó frente al mix de River y que tuvo que ser reemplazado por el prometedor Juan Cruz Bolado. Podríamos profundizar en todo eso, sí. Aunque es oportuno tratar el tema madre: la confianza que necesitan los jugadores para parar la pelota y meter un cambio de frente preciso que ayude a enterrar de una buena vez el débil poder de fuego de sus intérpretes ofensivos.

La chance está a la vuelta de la esquina. El próximo lunes 23 de noviembre, en el Malvinas Argentinas, el Expreso recibirá al duro Rosario Central en el comienzo de la segunda rueda de la zona 3, cuarto episodio del certamen copero. Volver a demostrar fuerza colectiva y carácter será importantísimo, jugar bien resultará fundamental. Ganar, primordial.

El universo de simpatizantes de Godoy Cruz Antonio Tomba desea llegar a los 100 años en una situación deportiva positiva, alentadora y en constante crecimiento. Hay que trabajar para eso. Porque por este camino se llegará al centenario con una deuda muy grande de la línea de cal para adentro.