domingo 11 de abril de2021

Sólo suscriptores
Dos de los jugadores venezolanos más desequilibrantes del último certamen: Jesús Martínez y Jhoyffer Díaz. / José Gutérrez (Los Andes).
+ Deportes

¡Minuto por favor! La pandemia “bloqueó” el crecimiento del básquet mendocino y la inversión en jugadores extranjeros

Los últimas tres temporadas fueron un espectáculo. Estadios repletos, competencia fuerte y jugadores de Estados Unidos y de Venezuela por doquier. Hoy, el coronavirus asfixió a los clubes. Subsisten por la cuota social y el aporte de algunos dirigentes.

Dos de los jugadores venezolanos más desequilibrantes del último certamen: Jesús Martínez y Jhoyffer Díaz. / José Gutérrez (Los Andes).
Sólo suscriptores

Nadie podrá negar el avance y el crecimiento del básquetbol masculino de Mendoza en los últimos tres años. Competencia local muy fuerte con presupuesto e inversión de los clubes mayores a los que se manejan en otra categoría a nivel nacional. Un equipo embajador en el Torneo Federal: Junín Básquet y otra institución compitiendo en la principal categoría de ascenso, Rivadavia Básquet. La gran deuda podría radicar en las participaciones de los seleccionados mendocinos en los distintos Torneos Argentinos de las diversas categorías, incluyendo Mayores. Entiéndase participación en cuanto a logros, medallas. Mendoza siempre compite en este tipo de campeonatos.

Jugadores extranjeros por doquier tanto de Venezuela como de Estados Unidos. También canadienses. Y brasileros. Sin dudas, provocaron una revolución en cada club. Los estadios comenzaron a tener más gente en las tribunas, el nivel de juego mejoró y mucho y comenzamos a disfrutar de otro tipo de espectáculo. El desembarco de jugadores de afuera hizo que nuestros jugadores tuvieran otro roce, otro entrenamiento y el nivel mejoró considerablemente. Principalmente en la máxima categoría: Superliga.

Para ilustrar este “boom extranjero”, hasta la temporada 2014-2015, cuando Anzorena participó en el ex TNA (hoy llamado Liga Argentina), en Mendoza habían participado 37 jugadores nacidos en EEUU. En el inicio de la década del ’80 arribaron Richie Allen a Macabi y Ray Schenitzer a Atenas Sport Club, convirtiéndose en los dos primeros jugadores norteamericanos jugando en la tierra del sol y del buen vino. Hoy, Mendoza cuenta con 68 jugadores estadounidense en sus estadísticas, 14 jugadores venezolanos, dos canadienses y tres brasileros. Talento de importación.

El 2020 arrancó con mucho entusiasmo. A todo ritmo. Un torneo Vendimia que movilizó el mercado de pases, principalmente de jugadores extranjeros. Hasta en el Nivel UNO, Banco Mendoza B apostó por dos jugadores venezolanos. Sin embargo, desde el viernes 20 de marzo, cuando se declaró la cuarentena a nivel Nacional por la pandemia del coronavirus, todo cambió. Mendoza no fue la excepción y el básquetbol tampoco.

Había una mínima esperanza de que la situación sanitaria pudiera mejorar, sin embargo, estamos atravesando el pico máximo de contagios a nivel país y a nivel provincial; por esta razón, no habrá competencia de básquet hasta marzo 2021. Ni de primera ni formativas. Sólo falta la confirmación oficial de la Federación Mendocina y la Secretaria de Deportes, pero ya es un hecho.

Por lo tanto, la gran duda del ambiente del básquet es la siguiente: ¿Cómo hicieron los clubes para subsistir y afrontar los gastos de sus planteles profesionales? La respuesta es simple: cuota social, sponsor y esfuerzo entusiasmado de los directivos, muchos de los cuales, tuvieron que meter la mano en sus propios bolsillos para afrontar los gastos.

Los Andes realizó un recorrido por los 10 clubes de la máxima categoría y habló con los principales directivos de cada institución para conocer la situación de cada uno y sus jugadores extranjeros, así como los propios. Se sumó a esta lista el Club del Personal de Banco Mendoza B, que tiene en su filas a dos jugadores venezolanos.

RIVADAVIA BÁSQUET

Desde el mes pasado, el conjunto del Este de la provincia suspendió todos los entrenamientos de sus categorías formativas debido al aumento de casos de Covid-19 en la zona Este. Los primeros días del mes de abril, quedó totalmente suspendida la Liga Argentina y por ello, los directivos dejaron en libertad de acción a todos los jugadores. Quedó una mínima deuda económica que se está abonando tras un acuerdo salarial entre jugadores y directivos. Se firmó un compromiso de pago, el cual se está cumpliendo en tiempo y forma.

Con respecto a los jugadores norteamericanos, Ronnie White viajó a EEUU el 28 de mayo y Mosley se desvinculó del club el último 2 de Agosto. Con respecto al alero, Mosley, en este momento está viviendo en la casa de Elias del Ponte, jugador de Atlético Club San Martín (volvió de Junín) y el club Chacarero le ha permitido entrenar en uno de los turnos del equipo de primera división. Vale recordar que Latraius Mosely fue pieza clave en el equipo campeón del ACSM en el 2018.

JUNÍN BÁSQUET

Desde que arrancó la cuarentena, las actividades de Junín Básquet sólo se realizan vía plataforma virtual. Ni cuando permitieron la apertura de los clubes, el Verde volvió a los entrenamientos presenciales. El municipio utilizó el albergue del estadio “Posta del Retamo” para las personas del departamento que dieron positivo de coronavirus y tenían que estar aisladas. En esta temporada, Junín no tuvo en su plantilla a jugadores extranjeros. Sin embargo, el plantel del Torneo Federal recurrió a la Asociación de Jugadores por una deuda salarial que mantenía el club desde diciembre del 2019. Los directivos de la institución, a través de su departamento de prensa, informaron que se llegó a un acuerdo y se están realizando los pagos correspondientes.

ATENAS SPORT CLUB

El conjunto Apache arrancó las actividades en junio y hasta el día de ayer continuó con las prácticas presenciales de todas las categorías, excepto mosquito y Primera. Con respecto a los dos jugadores extranjeros que integraban el plantel en marzo, Nahuel García, presidente del club, explicó: “Apenas inició la cuarentena en marzo, Jhoyffer Díaz volvió a Venezuela junto a su mujer y su hija en un vuelo desde Mendoza. Arreglamos muy rápido su desvinculación. El otro jugador venezolano que teníamos en el plantel era Jorge Rondon, que venía de Regatas. Cuando la pandemia avanzó y se determinó que no se iba a jugar el Torneo Apertura, le ofrecimos seguir pagándole el departamento y las respectivas comidas. Sin embargo, llegamos a un acuerdo por una indemnización de acuerdo a su sueldo. Lo propuso él, aceptamos y llegamos a buen puerto. Aún mantenemos contacto. Continúa en Mendoza”

UNIÓN DEPORTIVA SAN JOSÉ

El conjunto Santo retomó las actividades de mosquito hasta U19 los primeros días del mes de junio bajo un estricto protocolo sanitario. Con respecto a los jugadores de primera división, los mismos continuaban entrenando en el club pero no tenían un horario fijo.

Mario Díaz, presidente del club, explicó: “Sin dudas, se nos hizo muy difícil sostener el presupuesto del plantel de primera división. Hemos seguido colaborando con jugadores nuestros que viven del básquet. Obvio, existió una reducción significativa en los sueldos. Y con respecto a los tres jugadores venezolanos que tenemos en el club: Elizier Montaño, Kelvin Caraballo (que no llegó a debutar) y Abouse Acosta Laguerra aún siguen con nosotros. Con ellos tres, el club colabora con el departamento, comida e internet full time (risas). San José es una familia y esta situación la tenemos que atravesar todos juntos. Pronto volveremos a las canchas y disfrutaremos del juego, que es lo que nos apasiona”.

ATLÉTICO CLUB SAN MARTÍN

Atlético Club San Martín es uno de los clubes que más jugadores tiene en sus divisiones formativas. Por esta razón, realizó un trabajo de logística excepcional para que ningún jugador se quedara afuera de las prácticas. Todas las categorías estaban entrenando, inclusive los jugadores del club de primera división. Con respecto a los jugadores extranjeros, el León tenía un jugador venezolano en el plantel de Superliga: Jesús Martínez y otro jugador de Venezuela en el equipo del Nivel UNO: Harwin Pérez.

Emanuel Cenci, directivo de la institución, explicó a Los Andes lo situación de ambos jugadores: “Tanto Jesús Martínez como Harwin Pérez, continúan en el club. Están vivendo en el departamento de San Martín y el club colabora con el alquiler de su casa y con las viandas para sus comidas. Desde los primeros días de agosto, sólo se le permitió entrenar a Latrauis Mosley que terminó su vínculo con Rivadavia”.

ASOCIACIÓN DEPORTIVA ANZORENA

La “catedral del básquetbol de Mendoza” volvió a sonreír el 22 de junio, pero por el aumento de casos de positivos en la provincia, el lunes 20 de julio se volvió a trabajar sobre una plataforma virtual. El lunes pasado, el club volvió a abrir sus puertas y algunos jugadores de primera división comenzaron a trabajar bajo las órdenes de Martín Ramos. Con respecto a las divisiones formativas, tenía una asistencia promedio del 65% de los chicos. Como medida el club tiene un veedor constante siguiendo todas las acciones adentro del estadio. Los jugadores ingresan al club por calle Olascoaga y se retiran por Suipacha. Desde hoy, el club permanecerá cerrado. Durante esta temporada, el club no apostó por jugadores extranjeros.

CLUB ISRAELITA MACABI

El actual campeón del básquet mendocino cerró sus puertas el 19 de marzo y, hasta el momento, continúa con el candado puesto. Nunca volvió a las prácticas el plantel de primera división. Con respecto al único jugador extranjero de su plantel, Tim Hill, viajó a Estados Unidos los últimos días de marzo. Se llegó a un acuerdo rápidamente y volvió a su país de origen.

GENERAL SAN MARTÍN

El club de calle Perú tuvo un cambio de timón durante la cuarentena. Renunció a su puesto de presidente de la comisión de básquet Patricio Aguilera y asumió en su lugar el secretario del club y ex jugador de la institución, Augusto Carignano. Desde hoy, el club vuelve a cerrar sus puertas, pero los jugadores de U13 hasta primera división entrenaron en el club Juan de Casas desde los primeros días del mes de junio bajo un estricto protocolo sanitario. No tenía jugadores extranjeros en su plantel, prácticamente compuesto por juveniles del club. En el Torneo Vendimia, jugó como refuerzo Antonhy Joshep, ex ACSM, Regatas y Banco B, sin embargo, no arregló su salario y no siguió en el club.

CLUB MENDOZA DE REGATAS

Desde los primeros días de junio, el club del Lago volvió a las prácticas en el Colegio Marista, incluídos los jugadores propios del club de la primera división. Sin embargo, desde la semana pasada, suspendió todas las prácticas presenciales de casos en la provincia. Desde hoy, continuarán trabajando de mosquito a primera de forma virtual. Para el Torneo Vendimia, llegó al club Diontae Champion, jugador norteamericano que venía de jugar la Liga Argentina. Apenas comenzó la cuarentena, los directivos del club llegaron a un acuerdo económico y volvió a Estados Unidos.

GIMNASIA BÁSQUET

¿Qué pasará con el básquet de Gimnasia? Hasta el momento, ningún directivo del club se ha manifestado al respecto. El equipo de primera división llegó a la final del Torneo Vendimia pero se suspendió debido al inicio de la cuarentena. El futuro del básquet del Lobo es una incógnita. Desde que arrancó la cuarentena en el club no existió nunca más un entrenamiento ni presencial ni virtual.

Con respecto a los dos jugadores venezolanos que integraban el plantel, Alejandro Bernal fue desalojado de su departamento por falta de pago (lo abonaba el club) y quedó en situación de calle junto a su mujer e hija de un año. Inmediatamente, Nahuel García, presidente de Atenas (club dueño de su pase), le ofreció alojamiento en la cantina del club Apache y desde los primeros días de abril, el alero está viviendo en el club de calle Viamonte.

El venezolano Alejandro Bernal tuvo un promedio de 32 puntos por partidos en el último certamen de Nivel UNO. / Gentileza: Andrés Arequipa.

El otro jugador venezolano del plantel es Eduardo Díaz Hernández, quien continúa viviendo en Mendoza y a este jugador si le estarían pagando los gastos de alquiler y comida, los directivos del Lobo.

Banco Mendoza B, la revelación del Nivel UNO

El equipo de Chacras de Coria, campeón del Torneo Vendimia 2020 de la categoría, tiene dos jugadores venezolanos en su plantel: Steven Quioz y Luis Madera. Ambos jugadores no cobran más un sueldo del club, sin embargo, Nicolás Popón, directivo de la institución y tesorero de la FBPM, gestionó su ingreso a distribuidora de bebidas en el carril Cervantes de Godoy Cruz y ambos están trabajando en relación de dependencia. Con respecto al domicilio, ambos están viviendo en la casa del entrenador del equipo, Nicolás Reig.