jueves 28 de enero de 2021

Sólo suscriptores
Marcelo Vázquez, DT mendocino de Estudiantes de Río Cuarto, que el sábado buscará ascender a Primera División.
+ Deportes

Marcelo Vázquez, el técnico mendocino que puede ascender a Primera y jugar contra los grandes

Entrevista. El exitoso DT, que busca su cuarto ascenso, habló de lo que será la final del sábado, en la cual Estudiantes (RC) buscará su lugar en la elite. “Sería un seño dirigir en Primera”, agregó.

Marcelo Vázquez, DT mendocino de Estudiantes de Río Cuarto, que el sábado buscará ascender a Primera División.
Sólo suscriptores

En febrero cumplirá cinco años al frente de Estudiantes de Río Cuarto, etapa en la cual ya consiguió dos ascensos y busca un tercero: el más importante, llegar a Primera División. Marcelo Vázquez, el hombre en cuestión, está a 90′ de entrar en la historia grande del conjunto cordobés, con el cual ya subió al Federal A y a la Primera Nacional.

Por estas horas, el entrenador que se encontraba en su San Martín natal disfrutando de la familia, regresa a Rio Cuarto para empezar a trabajar en la final del sábado frente a Sarmiento de Junín por el primer ascenso a la Liga Profesional. “Pasaron algunas horas desde que conseguimos el pase a la final y la verdad que todo se vive de una manera diferente. Tenemos un grupo de jugadores extraordinarios que suman desde donde les toca estar. Frente a Agropecuario fue duro más allá del resultado final (4-0). Estábamos al tanto de los otros resultados y cuando logramos lo que necesitábamos, manejamos el trámite, sin descuidar la posibilidad de seguir ampliando la diferencia”, dijo Vázquez, quien se inició en 1998 como ayudante de campo de Pablo Agustín Comelles en Independiente Rivadavia y que después registró pasos en la misma función en Luján de Cuyo con Jorge Julio, hasta que arrancó como DT principal, con trabajos en el Deportivo Guaymallén, Atlético Club San Martín y Gimnasia y Esgrima.

“Tenemos que estar tranquilos. En la ciudad se vivió la clasificación como una fiesta y sentimos el apoyo de todos. Ojalá sigamos por este camino y lleguemos mejor que el rival para lograr el ascenso”, agregó.

-Después de que se consumara el pasaje a la final, dijiste que Dios es justo, ¿por qué motivos los decías?

-Es justo por todo lo que vivimos en la pandemia. Antes de ello veníamos con un envión anímico y futbolístico muy importante, pero después del parate se nos complicó. Sufrimos más de la cuenta, muchos jugadores que estaban alejados de sus familias no la pasaron bien, y todo nos jugaba en contra en nuestras cabezas. Por suerte hicimos un click y logramos recuperar el nivel mostrado a principio de temporada.

-También le otorgaste el mérito a tus jugadores, pero algo seguro que aportaste

-Es méritos de todos. Dirigentes, cuerpo técnico, jugadores, allegados y de la gente que trabaja en la institución, de todos. La dirigencia confió en este proyecto y los resultados avalan esa determinación. En cuanto a los futbolistas, hay chicos con pasado en Primera que les toca mirar algún partido de afuera, pero siempre muestran buena cara, lo que ayuda a que el grupo se siga consolidando.

-¿En algún momento pensaste que no se les daba, tras cierto bajón futbolístico?

-Siempre estuvimos convencidos de que teníamos que pelear el primer lugar. La serie de empates que tuvimos al principio de la Fase Campeonato nos cambió la forma de pensar, pero nunca dejamos de creer (NdR: 4 empates en 4 fechas, y luego 3 triunfos seguidos para llegar a la final). Estamos en un gran momento y ojalá podamos aprovecharlo.

-Estudiantes tiene la particularidad de no concentrar ¿es por un tema de cuidado sanitario o una decisión institucional?

-Es algo consensuado con el presidente. Desde que llegué para el Federal B nunca lo hicimos porque consideraba que no era necesario. Simplemente es una forma de trabajar. Muchos de los jugadores que vienen de años anteriores ya saben cómo somos, entonces eso nos facilita las cosas. Además, la mayoría de los jugadores del actual plantel viven en un mismo complejo y están juntos la mayor parte del día, cuidándose también de mantenerse seguros para que no los afecte la pandemia.

-Has tenido muchos logros en lo que va de tu carrera, ¿a qué se debe que Vázquez no volvió a trabajar en ningún equipo de Mendoza?

-Soy un agradecido al fútbol de nuestra provincia. En cuanto a tu pregunta, no me puse a pensar en esa oportunidad. Hoy me debo a Estudiantes y estamos muy bien. Reconforta el respaldo que nos dieron en estos años de trabajo y tratamos de devolver esa generosidad con buenos resultados.

-¿Qué es lo que más te preocupa de Sarmiento?

-En una final se juegan cosas distintas. Sarmiento tiene jugadores de gran jerarquía para la divisional, siempre pelea cosas importantes y lo tenemos muy bien visto. Debemos corregir algunas cosas y dar lo mejor de cada uno para ganar el partido. Así como nosotros estamos pensando en ellos, Sarmiento también debe estar preocupado por nuestro equipo. Va a ser un partido duro, es uno y no tenés revancha.

-¿Tener a un jugadores como Néstor Ortigoza y Luis Ardente en el plantel, es un plus?

-Por supuesto, pero también están Lautaro Formica, Gastón Bottino, Víctor Beraldi, entre otros. Muchos con pasado en Primera y que saben manejar este tipo de definiciones. La verdad que estoy sorprendido, los mayores apuntalan permanentemente a los más chicos y eso que a varios no les toca jugar seguido, en definitiva, son situaciones que a todo entrenador le da tranquilidad.

-¿Puede influir que la definición sea en una cancha neutral?

-Para nada. Hoy como se juega a puertas cerradas nadie tiene ventajas. Hubiese sido lindo que Sarmiento jugara en su cancha y nosotros en la nuestra, y con público, pero no se puede. Será a dientes apretados. Debemos ser cuidadosos con lo sanitario. Fue una buena decisión de hacer las finales a partido único y en estadios neutrales. Tengo entendido que será en Unión de Santa Fe (15 de Abril), un reducto de dimensiones grandes, que se asemejan más a lo que tiene Sarmiento, pero tenemos que estar listos y llegar bien preparados. En lo personal sería un sueño dirigir en Primera.