Conocé la historia de un hincha argentino que vive en Dinamarca y que perdió su trabajo por la firma de Leo Messi

Cristian Solera, un fanático argentino que vive en Dinamarca, perdió un trabajo, pero no sueña con una firma de Messi. / Marcelo Rolland (Los Andes).
Cristian Solera, un fanático argentino que vive en Dinamarca, perdió un trabajo, pero no sueña con una firma de Messi. / Marcelo Rolland (Los Andes).

Un fanático sanjuanino, que apareció por la concentración argentina con un drone, no volvió a tiempo a Dinamarca por tener la firma de Messi y perdió uno de sus sustentos.

Un drone sobrevuela el cielo sanjuanino mientras un muchacho enfundado en la 10 de Messi lo maneja con maestría antes de tomarlo con sus manos y contarle su historia a Los Andes.

“Soy de Pocito, San Juan, pero vivo en Dinamarca hace un año. Perdí el vuelo y uno de mis trabajos para quedarme a captar la firma de Leo. Espero que valga la pena porque lo vengo siguiendo desde París, San Pablo y ahora me vine a mi provincia. De acá no me muevo hasta que me haga la firma para después hacerme un tatuaje”, cuenta Cristian Solera, de 30 años.

Fanático de Messi y de la Selección, el muchacho sanjuanino muestra orgulloso una historia suya de Instagram que Richarlison compartió en sus redes. En el posteo, a Cristian se lo ve con una remera blanca con la cara del delantero brasileño y la ingeniosa inscripción “se busca”, en alusión a su ausencia en el clásico en San Juan. Y Richarlison lo compartió con su habitual sentido del humor. “Me aman ha ha ha ha”, escribió el delantero junto a la foto.

El próximo viernes, luego de cumplir su sueño, Cristian estará volando de regreso hacia Copenhague. ¿Cómo es vivir en Dinamarca? “Se vive y se gana muy bien. Lo único malo es tener que recorrer la ciudad en bicicleta con 15 grados bajo cero”, explica antes de mostrar la firma (Walt) que luce en su campera color negra y turquesa, una empresa de delivery de pizzas.

“Por suerte este trabajo lo conservo. El otro, el de la fábrica, es el que perdí por cancelar el vuelo de regreso. Tenía que presentarme hace unos días, pero acá estoy y no me arrepiento porque esto es una pasión”.

Todo sea por la Selección Argentina, y por Messi. Si la Pulga lee esta historia, seguro que bajará de su habitación para cumplirle su sueño a Cristian. Y si no, el fútbol y la vida siempre ofrecen revancha...

Un fanático sanjuanino, que apareció por la concentración argentina con un drone, no volvió a tiempo a Dinamarca por tener la firma de Messi y perdió uno de sus sustentos.

Un drone sobrevuela el cielo sanjuanino mientras un muchacho enfundado en la 10 de Messi lo maneja con maestría antes de tomarlo con sus manos y contarle su historia a Los Andes.

“Soy de Pocito, San Juan, pero vivo en Dinamarca hace un año. Perdí el vuelo y uno de mis trabajos para quedarme a captar la firma de Leo. Espero que valga la pena porque lo vengo siguiendo desde París, San Pablo y ahora me vine a mi provincia. De acá no me muevo hasta que me haga la firma para después hacerme un tatuaje”, cuenta Cristian Solera, de 30 años.

Fanático de Messi y de la Selección, el muchacho sanjuanino muestra orgulloso una historia suya de Instagram que Richarlison compartió en sus redes. En el posteo, a Cristian se lo ve con una remera blanca con la cara del delantero brasileño y la ingeniosa inscripción “se busca”, en alusión a su ausencia en el clásico en San Juan. Y Richarlison lo compartió con su habitual sentido del humor. “Me aman ha ha ha ha”, escribió el delantero junto a la foto.

El próximo viernes, luego de cumplir su sueño, Cristian estará volando de regreso hacia Copenhague. ¿Cómo es vivir en Dinamarca? “Se vive y se gana muy bien. Lo único malo es tener que recorrer la ciudad en bicicleta con 15 grados bajo cero”, explica antes de mostrar la firma (Walt) que luce en su campera color negra y turquesa, una empresa de delivery de pizzas.

“Por suerte este trabajo lo conservo. El otro, el de la fábrica, es el que perdí por cancelar el vuelo de regreso. Tenía que presentarme hace unos días, pero acá estoy y no me arrepiento porque esto es una pasión”.

Todo sea por la Selección Argentina, y por Messi. Si la Pulga lee esta historia, seguro que bajará de su habitación para cumplirle su sueño a Cristian. Y si no, el fútbol y la vida siempre ofrecen revancha...

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA