domingo 24 de enero de 2021

Diego lloró y agradeció el cariño de la gente el día de su retiro profesional, en 2001. / archivo
+ Deportes

La pelota no se mancha: el sentido e inolvidable discurso de Maradona el día que se retiró del fútbol

El 10 de noviembre de 2001 quedará marcado a fuego en el corazón de los hinchas argentinos. Las conmovedoras palabras del “10” en una Bombonera repleta.

Diego lloró y agradeció el cariño de la gente el día de su retiro profesional, en 2001. / archivo

Hay frases que quedarán para siempre en la memoria colectiva de un pueblo, de una ciudad, de un país. Y uno de los encargados de que eso ocurra en la República Argentina es Diego Armando Maradona, dueño de conceptos inolvidables y palabras sentidas que llegaron al corazón de los hinchas.

El 10 de noviembre de 2001 “Pelusa” se retiraba del fútbol profesional ante una Bombonera repleta e inmortalizaba aquel “la pelota no se mancha”, en el marco de una fiesta futbolística gigante que contó con las presencias estelares de Pelé, Francescoli, Matthäus y Cantona, entre otros.

El discurso completo

“Es increíble, lo va a ver el mundo. Cuando yo se lo contaba, no era, no era creíble. Ahora el mundo ve lo que es la hinchada de Boca y los argentinos. La pasión que tienen por el fútbol y la pasión que, que gracias a Dios, tienen por un número 10 que alguna vez les arrancó una sonrisa”.

“Yo la verdad … (es) que no puedo … no sé con qué pagarles, de verdad. Yo traté de ser feliz jugando al fútbol y hacerlos felices a todos ustedes. Creo que … lo logré … y, la verdad, (es) que hoy no me lo esperaba … porque esto es demasiado, demasiado para una persona, demasiado para un … para un jugador de fútbol. Les agradezco con mi corazón”.

“Esperé … esperé tanto este partido y ya se terminó. Ojalá no se termina nunca este … este amor que siento por el fútbol y que no se termine nunca esta fiesta, que no termine nunca el amor que me tienen. Les agradezco en nombre de mis hijas, en nombre de mi vieja, en nombre de mi viejo, de Guillermo y de todos los jugadores de fútbol del mundo”.

“El fútbol es el deporte más lindo y más sano del mundo. (De) eso no le quepa la menor duda a nadie. Porque se equivoque uno, no, no tiene que pagar el fútbol. Yo me equivoqué y pagué. Pero … pero la pelota no, la pelota no se mancha”.

“Quiero … quiero agradecerle a todos los … a todos los jugadores, los jugadores que hoy jugaron y quiero un aplauso grandísimo, grandísimo, el más grande a todos los que jugaron hoy al lado mío. A los (jugadores) que no vinieron los sigo respetando como antes. No, para mí no cambia absolutamente nada. Quiero agradecerle también en especial a (Marcelo) Bielsa y a (Julio) Grondona, que podemos tener diferencias con Julio, pero yo digo que es el mejor dirigente (de fútbol) argentino porque los otros demuestran ser muy malos.

“Gracias a este templo del fútbol que es La Bombonera. Muchos, hablábamos, muchos “caudillos” se cagaron en esta cancha. Muchos “caudillos”, que decían que jugaban en todas partes del mundo, cuando venían acá iban muchas veces al baño. Por eso, no hay cancha como esta. Para disfrutar, para … para presionar al rival. Por eso le agradezco a Dios que haya creado La Bombonera y que … y que me haya hecho de Boca.”

“Quiero dedicarles todas estas emociones juntas a … a Dalma y a Giannina, que son mis ojos, son mi alma. Gracias, porque esto no lo hicieron por mí, lo hicieron por ellas.”

“Buenas tardes y que … y que este amor no se termine nunca. Se los pido por favor, en nombre de mis hijas y de mi familia. Buenas tardes y gracias. Les debo … les debo muchísimo. Los quiero mucho. Chau.”