Desgarradora carta del papá de Lucas González, el futbolista asesinado: “Quisieron instalar que llevaba un arma, pero solo tenía botines”

Los padres de Lucas González pidieron justicia por su hijo.
Los padres de Lucas González pidieron justicia por su hijo.

Mario González hizo público el dolor más hondo y la bronca por el repugnante accionar de la fuerza. El fútbol argentino está de luto.

Mario González, papá de Lucas González, el futbolista de 17 años de Barracas Central que murió el jueves tras ser baleado el miércoles por agentes de la Policía de la Ciudad, hizo público en un texto difundido por La Garganta Poderosa los detalles de lo ocurrido, el profundo dolor de la familia y el sentimiento de buena parte de la sociedad que vive bajo sospecha por su aspecto.

La carta de Mario González, papá de Lucas González, futbolista de Barracas Central asesinado por policías en Barracas

A Lucas lo acribillaron (*)

(*) Texto pa3a La Garganta Poderosa (publicado antes de conocerse la muerte del joven)

Les voy a ser sincero, espero un milagro. Recién estaban haciéndole una serie de estudios a mi hijo. Lucas está respirando sólo porque tiene el aparato prendido, no tiene signos vitales. Necesitamos que ya no ensucien más nada, porque no lo podrán ocultar, está todo claro. Sabemos que los chicos salían de entrenar y les dispararon; nos vamos a ocupar de que los policías responsables vayan a prisión.

Como cada mañana, Lucas viajó de Florencio Varela hasta Barracas Central, donde juega; ayer fue con tres amigos. Cuando terminaron el entrenamiento, salieron en auto y pararon en un kiosco. A las dos cuadras los interceptó un coche de donde bajaron policías de civil, quienes sin mediar palabras empezaron una ráfaga de balas; dos de los tiros dieron en la cabeza de mi hijo. Quisieron instalar que Lucas tenía un arma, pero lo único que tenía mi nene eran los botines y las canilleras. Nunca hubo balaceras, ¡fue víctima de gatillo fácil!

Estaban de civil, sin chalecos, sin chapas, sin uniformes y sin identificación… A Lucas lo acribillaron. Anoche, un cuerpo de la Brigada de la Policía de la Ciudad le dijo a mi mujer que estaban “completamente arrepentidos y avergonzados de lo que había pasado”, y que quedaban a disposición, como si no hubieran sido ellos mismos quienes me lo devolvieron así. Esto pasa porque es un pibito que le gusta andar bien vestido, usar viserita y zapatillas, porque estamos marginados, porque somos humildes y piensan que somos basura.

Hoy, a Lucas lo vienen a visitar de todas partes, tiene millones de amigos. Vuelve de entrenar, come y duerme la siesta. Se había anotado a la noche para terminar la secundaria, así podía seguir jugando, porque su sueño era triunfar en el fútbol. Quiero agradecer a toda la gente que se solidarizó. Sé que desde la Villa 21-24 de Barracas se hará una movilización a la que no creo poder asistir porque estoy acá peleando por la vida de mi hijo. Sigo acá, como puedo, esperando el milagro para luego ir por los responsables hasta que se hagan cargo de la mugre que hicieron, y ojalá esta vez la Justicia no actúe mal.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA