miércoles 27 de enero de 2021

Sólo suscriptores
El 27 de diciembre de 2013, un Joven fue asesinado en el polideportivo Poliguay de Guaymallén.
+ Deportes

La AFA y Liga Mendocina deberán pagar un juicio millonario

Fútbol. Tras un fallo civil, ambas entidades tendrán que indemnizar a la familia de un niño que sufrió una estampida en la violenta final de futsal en el Poliguay que terminó con la vida de Gustavo Pelegrina hace 7 años.

El 27 de diciembre de 2013, un Joven fue asesinado en el polideportivo Poliguay de Guaymallén.
Sólo suscriptores

En un caso sin precedentes para la justicia local, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y la Liga Mendocina de Fútbol fueron sentenciados por la jueza María Luz Coussirat a pagar $2.010.000 (más intereses y honorarios) por una demanda civil iniciada hace poco más de seis años por los padres de un niño que fue víctima de daños físicos, morales y psicológicos durante un enfrentamiento entre barras que culminó con el asesinato de Gustavo Enrique Pelegrina Criffoulier (29), la noche del jueves 26 de diciembre de 2013, durante una final del torneo de futsal.

La violenta noche del Poliguay, el matrimonio en cuestión estaba en las tribunas con sus dos hijos (un de 10 y otro de 5 años) observando el encuentro entre los equipos Poliguay y Municipalidad de San Martín de Porres cuando hinchas de Argentino ingresaron al polideportivo tirando piedras, botellas y disparando con armas de fuego con la intención de agredir -y tal vez quedarse con algún “trofeo”- a un grupo de hinchas de la Lepra que estaban alentando al Poliguay.

En medio de la balacera, el mayor de los niños perdió de vista al resto de su familia y fue brutalmente pisoteado por la multitud, sufriendo la fractura de tibia y peroné de su pierna derecha. El chico quedó tendido en el suelo hasta que un espectador lo reconoció, lo alzó y lograron salir del estadio cerrado en medio del desorden. En la huida, cuando se dirigían a la cancha de fútbol once y la pista de atletismo que funcionaba como estacionamiento, iban unos metros detrás de Pelegrina, quien cayó abatido por una bala en la cabeza delante de sus ojos y los del niño.

“Creo que es uno de los crímenes más aberrantes que se pueden haber visto en estos últimos años”, reconoció en su momento el comisario Juan Carlos Caleri, por aquel entonces jefe de Policía, indicando que la Liga Mendocina no había pedido seguridad para el evento deportivo.

Con la demanda ya iniciada, desde AFA y la Liga comenzaron a pasarse la pelota deslindando responsabilidades. Según reza el documento publicado en la página del Poder Judicial, desde AFA aseguraron que el partido fue organizado por el ente madre del fútbol local, mientras que desde Garibaldi 83 contestaban que no fue así y que, en todo caso, se trató de un hecho “fortuito e inevitable” como “el ingreso al estadio de un grupo de delincuentes”.

La jueza María Luz Coussirat estudió el caso exhaustivamente y consideró suficientemente probado que el partido fue organizado por la Liga Mendocina de Fútbol ya que los documentos estaban homologados por ese organismo e incluso los clubes que disputaban el partido habían pagado las planillas. Ese dinero se debía destinar para pagarle al árbitro, a un médico y a personal policial, pero ningún uniformado fue contratado para controlar el evento. Además, el público presente pagó entrada.

Con respecto a AFA, la jueza señaló que es el órgano que supervisa y fiscaliza a las ligas provinciales y tiene la potestad de expulsarlas si no cumplen las obligaciones. “No puede un organismo como la AFA autorizar un torneo por parte de una de sus afiliadas, y más una final, sin que se encuentren garantizados los requisitos mínimos de seguridad”, consideró la magistrada en el informe.

El reclamo inicial fue de 310 mil pesos, pero la sentencia fue actualizada a los montos actuales y, en consecuencia, Liga Mendocina y AFA deberán abonar en conjunto $2.010.000 más los intereses desde 2013 hasta el momento de pago, una suma que superaría los 3 millones de pesos.

La violenta noche del Poliguay

El crimen. El 26 de diciembre de 2013, en la final del torneo de futsal de la Liga, Gustavo Pelegrina (29) recibió un balazo en la cabeza después barras de Argentino ingresaran al Poliguay buscando a hinchas de Independiente.

Estampida. Un matrimonio con sus dos hijos, de 10 y 5 años, asistieron a ver el partido. Al comenzar los disparo, el niño mayor se perdió y fue atropellado por la multitud. Sufrió fractura de tibia y peroné en su pierna derecha.

Horror. El niño quedó tirado en el piso hasta que un hombre lo alzó, salieron del polideportivo en medio del caos y se dirigieron al estacionamiento. En la huida, Pelegrina, quien iba adelante, cayó abatido por un balazo.

¿Cómo sigue la causa de la LMF?: Podrían embargar el edificio de Garibaldi 83

Ulises Morales, abogado de la parte actora, habló con Los Andes y, además de expresar que se trata de un caso que “sienta un precedente muy importante en los espectáculos deportivos, cambia el sentido de la jurisprudencia en el país porque según él no hay antecedentes de demandas donde hayan sido condenadas AFA_y Liga. “Esta sentencia en primera instancia va a ser apelada tanto por la AFA_como por la Liga. Los abogados de ambos van a presentar un recurso en la cámara de apelaciones. Que los bienes y cuentas de ambos sean embargados es una posibilidad, pero estamos abiertos al diálogo”, indicó Morales. Si bien el fallo y fue publicado en “listas”, tanto AFA y la Liga tendrán 5 días para hacer uso del derecho de apelar a partir de la notificación.