Habló Milton Leyendecker, el defensor de Agropecuario que lesionó a Ezequiel Zeballos: “estoy agustiado”

Exequiel Zeballos sufrió una durísima patada por parte de Milton Leyendeker.
Exequiel Zeballos sufrió una durísima patada por parte de Milton Leyendeker.

El zaguero habló después de conocer la gravedad de la lesión del “Changuito” y se mostró arrepentido. Aseguró que intentó pedirle disculpas al delantero xeneize.

El defensor de Agropecuario, Milton Leyendecker, fue tendencia desde el miércoles por la noche por la salvaje infracción contra Ezequiel Zeballos en el partido por los octavos de final de la Copa Argentina que derivó en una lesión de la sindesmosis tibioperonea distal con lesión del ligamento deltoideo y avulsión del maléolo posterior del tobillo derecho, lo que tendrá al “Changuito” unos seis meses fuera de las canchas.

Cuando el defensor del “Sojero” se enteró de la situación que estaba pasando su colega salió a hablar y aseguró que fue sin intención y le pidió disculpas públicamente: “Estoy angustiado por la noticias que se dio a conocer”, relató.

Leyendecker explicó como fue la fatídica jugada que derivó en la fractura del juvenil: “Lo venía marcando con mi compañero, veo que la tira larga, salto y voy fuerte a la pelota, él la alcanzó a puntear y ahí lo agarré. En el momento no me doy cuenta, pienso que con la amarilla estaba bien. Fui a la pelota, no a lastimarlo. Cuando me saca la roja, no protesto la patada, sino el cambio de tarjeta ya que no hay VAR ni nada de eso”, agregó sobre la jugada.

En el mismo sentido, comentó que con la menta en frío, la decisión arbitral fue la correcta: “Hable con el asistente y me lo confirmó. En la cancha uno no sabe. Cuando fui al vestuario y me duche, vi la jugada y esta bien la expulsión”.

Posteriormente, el defensor que sufrió su primera tarjeta roja en su carrera, destacó que fue al vestuario de Boca para disculparse con Zeballos “pero ya se lo habían llevado”.

“Hablé con Benedetto, fue una jugada desafortunada y había que poner la cara. Justo lo agarre a él que fue a cambiar una remera, me hizo pasar con él en el vestuario, pero ya se lo habían llevado. Quería pedirle disculpas, que no fue mi intención lastimarlo y el ‘Pipa’ me agradeció el gesto”, destacó.

Pese a su acercamiento y no encontrarlo a Zeballos, Leyendecker no se quedó de brazos cruzados e intentó comunicarse vía telefónica: “Le escribí anoche a un número que me pasaron pero no llegan los mensajes, creo que cambió el número, así que le escribí al papá pero por ahora no tuve respuestas. Si me aceptan o no la disculpas pasa a segundo plano, ojalá tenga una buena operación y gran recuperación”, agregó con resignación.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA