Gimena Blanco: “Me vine con el botinero, pasé la prueba y acá estoy”

Gimena Blanco.
Gimena Blanco.

Entrevista. La mendocina, de 33 años, firmó con el Napoli hasta el 2022 y desde Italia nos habla de esta nueva oportunidad que se le presentó

Dicen que a las oportunidades no hay que dejarlas pasar cuando se presentan, y si bien nuestra protagonista tuvo muchas en su vida, ahora se prepara para otro interesante desafío en su carrera deportiva. Hablamos de Gimena Blanco, una de las jugadoras de fútbol más importantes que nació en suelo mendocino y quien, después del título que consiguió con Las Pumas en la Liga Mendocina, ahora tiene un nuevo reto por delante: nada menos que el torneo femenino del Calcio italiano. Y precisamente desde aquel país, Gime nos contó sus sensaciones tras llegar como una de las refuerzos “top” del Napoli, en un país donde tiene un pasado brillante.

Cabe recordar, que esta jugadora mendocina de 33 años, tuvo un paso victorioso pero no en el fútbol de once como jugará ahora, sino en el futsal., disciplina en la que consiguió cuatro scudettos, obtuvo dos Coppa Italia, una Supercoppa y además fue elegida como la mejor jugadora en tres campañas.

La celeste te queda bien. Gimena Blanco, nueva incorporación del Nápoli.
La celeste te queda bien. Gimena Blanco, nueva incorporación del Nápoli.
Gimena Blanco futbol
Gimena Blanco futbol

“El contrato es por una temporada, hasta junio del 2022, y la verdad que estoy muy contenta. Las compañeras me recibieron de la mejor manera y ahora tratando de ponerme a punto para aportar mi cuota de arena”, nos dijo.

El contacto para volver a Italia. “Antes de la pandemia, un amigo napolitano me decía ‘venite a jugar al Napoli, tenés que hacer fútbol 11’. Y me lo repitió tantas veces que le dije que bueno, que lo intentaría y así fue que me presente a entrenar. Previo a esa determinación, el técnico anterior del Napoli me había escrito de que me quería conocer, que tenía intenciones de sumarme al fútbol 11, ya que venía siguiendo mis desempeños en el futsal desde años atrás”.

Su decisión por la cancha grande. “Creo que si no lo hacía en este momento en Europa, no lo hacía nunca más en mi carrera deportiva. El fútbol sala fue mi trabajo durante muchos años y mi pasión también, cuando en el fútbol de 11 todavía no crecía en magnitud como en la actualidad y no habían sueldos que te permitían vivir bien. Pero ahora es todo muy diferente. Consideré que era lo ideal seguir mi carrera en cancha grande, lo cual no deja de ser un desafío importante en lo personal. Si bien lo hice hace poco jugando en Las Pumas, en Europa todo es diferente, mucho más profesional, aunque seguramente en un futuro en Mendoza también habrá un mejor nivel deportivo y con contratos interesantes para las chicas”.

El equipo de Diego. Napoli, donde supo brillar Maradona, la recibió de la mejor manera, aunque ella se considera una más. “Pasé la prueba en la institución, donde soy la más vieja del equipo (se ríe). Pero bueno, sentía la necesidad de tener esta nueva experiencia, más allá de lo que pase durante la temporada, de los minutos que pueda tener en cancha. Lo importante es sumar desde donde me toque estar. Para eso necesito estar muy bien preparada”.

La muestra de que se puede. Si bien Gimena Blanco mantiene humildad a pesar de su trayectoria en el fútbol internacional, sabe que el título conseguido en la Liga Mendocina tuvo mucho que ver para seguir en la actividad, jugando en el fútbol de once. Así lo explicó: “La final de Las Pumas me motivó y haber jugado ahí me hizo recuperar muchas cosas del fútbol, al cual llevo en mi corazón”. Y agregó: “Hace mucho pensaba dedicarme nuevamente al fútbol profesional de cancha grande, pero bueno, en el futsal me pagaban un sueldo muy importante y no podía desaprovechar esa oportunidad. Por eso dudaba, me costaba dejarlo. La verdad que pensé que ya no iba estar más en ningún otro equipo profesional de fútbol once, pero por esas cosas de la vida, conseguí una prueba, me vine con el botinero, pasé la prueba y acá estoy. Esta temporada jugaré en el Napoli”.

En proceso de aclimatación. “Estoy en plena adaptación en la ciudad y también en cuanto a los entrenamientos. Por el tema de la rodilla (NdR. lesión que data de hace unos años), los primeros 30 minutos de cada práctica, es todo personalizado y después recién me sumo a las tareas junto a las compañeras. Tratamos de trabajar sobre eso para después parar lo menos posible. Más allá de eso, me siento bien, con confianza y muchas ganas de serle útil al equipo que confió en mis condiciones”.

Blanco firmó contrato hasta junio del 2022 para cerrar un capítulo importante en su vida, ya que en Nápoli se estaría despidiendo del fútbol. Aunque nunca se sabe. Ella siempre vuelve.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA