Escándalo con la Selección Argentina Sub 17: perdió la final del mundialito con Brasil y terminaron a las trompadas

Tras perder la final del torneo Sub 17, los chicos de la selección se pelearon con los brasileños. (@Argentina)
Tras perder la final del torneo Sub 17, los chicos de la selección se pelearon con los brasileños. (@Argentina)

Los chicos dirigidos por Diego Placente cayeron 2-1 ante los brasileños, pero tras el pitazo final comenzaron a volar los golpes por una presunta gastada de los cariocas.

El seleccionado argentino sub 17 perdió ante Brasil por 2 a 1 en la final del torneo amistoso internacional de Monteigu, en Francia, que tuvo incidentes tras el partido con agresiones entre jugadores de ambos equipos.

El equipo dirigido por Diego Placente buscó el empate hasta el final pero no pudo conseguirlo en un partido emocionante que se empañó al final por algunos tumultos entre los juveniles argentinos y brasileños.

Agustín Ruperto, jugador de River Plate, marcó, a los 13 minutos del primer tiempo el empate transitorio de la “albiceleste”, mientras que Endrick y Luis Guilherme, de penal, convirtieron los goles de Brasil.

Argentina formó con Froilán Díaz (Unión); Dylan Gorosito (Boca), Tobías Palacio (Argentinos), Facundo González (River) y Juan Villalba (Vélez); Camilo Rey (Boca), Kevin Gutiérrez (Rosario Central), Valentín Lucero (River); Alan Ovelar (Argentinos Juniors), Gianluca Prestianni (Vélez) y Ruberto (River).

Tras la finalización del cotejo, hubo incidentes entre futbolistas de ambos seleccionados, con patadas, insultos, empujones y algunas golpes de puños, aparentemente porque los brasileños cargaron a los argentinos, situación que habría provocado las reacciones de los juveniles del combinado albiceleste.

El primero en reaccionar fue Agustín Ruberto, autor del empate parcial para Argentina, quien le revoleó una patada a un rival. Luego, Gianluca Prestianni enfrentó a un brasileño y empezaron a volar golpes. A partir de entonces, se desató una batalla campal, con corridas y empujones.

Afortunadamente, cuanto todo estaba desbordado entró en escena el cuerpo técnico del seleccionado argentino, encabezado por el entrenador Diego Placente, y colaboradores de Brasil, quienes pudieron calmar a los futbolistas y los jugadores de ambos equipos se retiraron del campo.

Al margen de este imprevisto final, que nada tuvo que ver con el juego, el seleccionado sub 17 completó un buen torneo a pesar de la derrota ya que había llegado al encuentro decisivo tras terminar primero en el grupo 1, luego de los triunfos ante Bélgica (2-1), Portugal (3-0) y Francia (2-0).

El seleccionado, que también conduce Pablo Aimar, ahora seguirá su preparación de cara al Sudamericano que clasificará al Mundial de Perú que se jugará el año que viene.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA