Escándalo: Barracas Central venció a Patronato con un polémico arbitraje de Jorge Baliño

Jorge Baliño eestuvo en el ojo de la polémica tras cometer errores claros en favor de Barracas Central.
Jorge Baliño eestuvo en el ojo de la polémica tras cometer errores claros en favor de Barracas Central.

El polémico arbitraje perjudicó al “Patrón” y benefició al “Guapo”, lo que generó el enojo de los jugadores visitantes que se enfrentaron con la policía.

Barracas Central venció sobre la hora a Patronato de Paraná, por 2 a 1 con un escandaloso final provocado por un pésimo arbitraje de Jorge Baliño, finalmente agredido por el entrenador del visitante, Facundo Sava, en el que los jugadores del conjunto entrerriano terminaron a los golpes con los efectivos policiales, luego de jugar más de un tiempo con 10 hombres y verse perjudicados por los fallos del juez apoyado por el VAR.

El “Guapo” tuvo que afrontar el partido con un entrenador interino como Sergio Ramos tras la renuncia de Alfredo Berti, en Patronato todo era confianza después de dos victorias consecutivas.

La visita jugaba mejor y convirtió un tanto anulado por Jorge Baliño a instancias del VAR, algo que el árbitro repitió ante la misma indicación sobre una falta cometida por Nicolás Castro que derivó en una tarjeta roja que dejó a los dirigidos por Facundo Sava con 10 hombres antes de los 40 minutos del primer tiempo.

En el arranque del segundo tiempo Colmán puso en ventaja al local, pero Patronato siguió atacando pese a la desventaja numérica y algunos fallos siempre dudosos de Baliño, que iba a ser protagonista junto a un VAR muy “celoso” de una acción en la que los paranaenses iban a ponerse en ventaja apenas cinco minutos después de empatar con un gol de media distancia de Jonás Acevedo tras rozar el balón en la espalda de su compañero Alexander Sosa.

Es que poco antes de los 40 minutos del complemento Raúl Lozano convirtió un golazo, pero Baliño, tras consultar con el VAR, anuló el tanto y simultáneamente cobró un inexistente penal a favor de Barracas Central por una falta previa a Cristian Colmán, que el propio árbitro no había advertido estando a dos metros de la acción.

De la pena se hizo cargo el retornado Pablo Mouche, pero Facundo Altamirano, se lo atajó en gran forma.

Parecía que la justicia, al menos la “divina”, iba a terminar con una leve caricia para los que mejor habían hecho las cosas, que eran los entrerrianos, pero sobre el tiempo regular apareció el recién ingresado Sebastián Rincón para darle la victoria al “Guapo” con otro gol de penal.

Y para colmo de males después dio apenas cuatro minutos de descuento, cuando el partido estuvo parado no menos de 10, lo que a su término provocó el enojo masivo del plantel visitante y de su propio entrenador, Facundo Sava, que terminó agrediendo a Baliño, mientras que sus dirigidos se tranzaron a golpes con la policía.

De hecho desde el cuerpo técnico de Patronato tenían la intención de denunciar una “agresión policial” a sus futbolistas.

El vergonzoso arbitraje de Baliño, de muy similar actuación en el cotejo que Barracas Central le ganó con polémicas por 2 a 1 a San Lorenzo, estuvo avalado en el VAR por sus encargados, Diego Abal y Diego Ceballos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA