Es mendocino, defendió su corona y ahora sueña con una chance mundialista

Juan Javier Carrasco se quedó con el título latino de peso liviano de la CMB, mientras que ya ostenta el de la FIB.
Juan Javier Carrasco se quedó con el título latino de peso liviano de la CMB, mientras que ya ostenta el de la FIB.

El púgil mendocino venció al ecuatoriano Mercado y de esa manera retuvo su título latino plata ligero del Consejo Mundial, también tiene la misma corona de la Federación Internacional y empezará a prepararse esperando peleas más importantes.

Dos argentinos noquearon, y ambos con cinturones en juego. El doble campeón latino Juan Carrasco acabó con el ecuatoriano Bryan Mercado, por nocaut en el quinto asalto, y así defendió por primera ocasión su título latino plata ligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en uno de los combates estelares de la velada desarrollada el sábado por la noche en la Asociación Vecinal Barrio Díaz Vélez, en San Lorenzo, Santa Fe.

En el otro combate estelar, el invicto Rodrigo Ruiz detuvo al venezolano Luis Guerrero, por nocaut técnico en el cuarto asalto, y así conquistó el título sudamericano supergallo, que se encontraba vacante.

El mendocino Carrasco, que también es dueño del mismo cetro en la Federación Internacional, sueña con llegar bien arriba. “Se que en el futuro cercano tendré una chance mundialista. Para eso trabajo duro con mi equipo, y sabemos que estos dos título que tenemos nos pueden abrir puertas más importantes”, nos dijo.

-Se te vio pegarle mucho a Mercado, pero la definición se demoró más de lo imaginado. ¿A qué se debió eso, fue un plan de pelea o también méritos del ecuatoriano?

-Un poco de todo. Me sentí muy bien física y boxísiticamente. Si la pelea no se terminaba y se iba a las tarjetas, yo iba a seguir tirando con la misma fórmula, como había empezado el combate. El objetivo era salir desde el primer round a buscar el combate. Para no dejar dudas. Después él se movió bien y supo aguantar hasta donde pudo.

-Es una victoria importante, que te puede llevar a peleas más importantes.

-Obviamente que es así. Por eso voy a descansar unos días y me meteré nuevamente al gimnasio para tratar de estar bien preparado para cuando llegue algún combate más importante. Sabemos que tenemos cosas por corregir. Tengo que manejar mejor los tiempos y tener mayor tranquilidad. A veces por ser arrebatado puede venir una contra que te hace daño y te deja sin nada. Pero desde el rincón Pablo (Chacón) me ayuda a ir manejando ciertas cuestiones que arriba del ring uno no se da cuenta y busca seguir pegando sin medir ciertas consecuencias.

-En qué momento te diste cuenta de que podías terminar antes del décimo round.

-En el segundo parcial. Mercado se había caído en el primero, pero siguió firme. En ese segundo round le metí una buena derecha y nos dimos cuenta que quedó sentido, pero rápidamente vino el descanso. Después él se movió de manera inteligente y yo no fui tan contundente hasta ese quinto asalto donde todo terminó. Creo que hicimos una buena pelea. Estuve sólido con algunos golpes, degastamos de cierta manera al rival, y no dejamos dudas. Ahora, como te dije, a descansar y a prepararme porque vienen cosas importantes.

Al mendocino no le pesó su chapa de favorito

Demostrando la chapa de favorito que tenía en la previa, Carrasco (ahora 14-1, 8 KOs), actual campeón latino ligero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y N°2 del ranking argentino ligero, exhibió toda su agresividad para sacarse de encima a Mercado (10-2-1, 5 KOs). Así fue que el mendocino lo derribó rápidamente en el primer round, otra vez en el cuarto, donde lo castigó a placer, hasta que en el inicio al siguiente el ecuatoriano decidió no salir a boxear, lo que significó el final del encuentro.

En su primer ataque a fondo, Juancito se lo llevó contra las cuerdas donde impactó su pesado cross diestro a la mejilla, con que lo envió al suelo. Tras medirlo en el segundo, el mendocino conectó un gancho zurdo a la sien, que acusó marcado recibo en el ecuatoriano. Con todo a su favor, en el cuarto el apodado “Titán” descargó su derecha cruzada larga al rostro, con que volvió a enviarlo a la lona. El quiteño padecía el trámite. Con su mirada permanente a su esquina, el final era cuestión de tiempo. Incluso, llegó sentido al descanso, escupiendo sangre. Por eso, al sonar la campana de inicio al quinto, permaneció en su rincón, por lo que el árbitro Ramón Martínez llevó la cuenta a diez y decretó el fuera de combate.

A los 30 años, Carrasco, que no expuso el cetro latino FIB que conquistó el 19 de junio de 2021 cuando dominó a Daniel Combi, y que retuvo en setiembre sobre Antonio Pérez y sobre Fernando Cancino, en idéntico resultado, defendió por primera vez el cinturón que obtuvo el 5 de marzo al despachar a Martín Ruiz por nocaut técnico en el séptimo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA