viernes 27 de noviembre de 2020

Emiliano Bosso es el único mendocino que integra el plantel actual de Los Leones.
+ Deportes

Emiliano Bosso: “Tenemos que ser rigurosos con el protocolo”

El arquero de GEBA, único mendocino en Los Leones del hockey sobre césped, está feliz por el regreso a las prácticas, aunque pide compromiso para que el Gobierno mantenga ese “permiso”.

Emiliano Bosso es el único mendocino que integra el plantel actual de Los Leones.

El seleccionado mayor de caballeros volvió al ruedo en forma presencial, luego de tres meses con solo actividad virtual. Una decisión que le permite a muchos atletas olímpico poder empezar a recuperar terreno perdido con vistas a lo que son los objetivos en lo que queda del año, como así también, en la cita olímpica de Tokio 2011.

El elenco orientado por Germán Orozco comenzó esta semana sus prácticas y lo hizo de manera reducida y acotada, en el Centro de Alto Rendimiento Deportivo, (Cenard). Y uno de Los Leones del hockey sobre césped es el arquero mendocino Emiliano Bosso, quien en la actualidad milita en Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires (GEBA), y que nació hockísticamente en la UNCuyo. Más Deportes se comunicó con el jugador, quien destacó: “Estoy muy contento por volver a los entrenamientos, aunque tenemos que ser rigurosos con el protocolo”.

-Emiliano, ¿cómo fue el reencuentro con tus compañeros durante el primer entrenamiento post encierro?

-Empezamos el jueves con el grupo de Leones que está en la Argentina, que somos 13, y con los cuales solamente hicimos parte física. La idea es volver poco a poco. A partir de la semana que viene comenzaremos a trabajar con Germán Orozco. Fue una práctica corta, pero pareció que hubiéramos entrenado 4 horas.

-¿Qué les remarcó el cuerpo técnico?

-Hizo hincapié en que seamos conscientes que tenemos permiso del Gobierno y que hay que cuidarse tanto en lo físico como en lo mental, y empezar a meternos en el ritmo y en el roce que teníamos previo a la emergencia sanitaria.

-¿Cómo fue la charla?

-Tuvimos una charla larga de protocolos a seguir. Hay que aprovechar al máximo esta oportunidad que tenemos los deportistas olímpicos. En la actualidad, la cabeza de los atletas en el país pasa por reencontrarse con su cuerpo, con sus desplazamientos y movimientos, para poder hacer después una preparación más dura con vistas a los Juegos Olímpicos. Tampoco podemos errar con el protocolo, primero porque es un equipo que tiene que dar el ejemplo, por lo que representa para muchos en la Argentina y, por otra parte, nos juega en contra a todos si alguno falla en no cuidarse.

-Contanos sobre el primer día de entrenamiento...

-Hicimos un proceso de desinfección, todos con una botellita individual, no tuvimos contacto entre nosotros, corríamos distanciados y las pausas también eran distanciadas. Con alcohol en gel para cada uno y los traslados internos los hicimos obviamente con barbijos.

-¿Qué sigue en el corto plazo?

-El lunes que viene nos reencontraremos con el palo y la bocha luego de 95 días, pero estamos inspirados. Sabemos que costará, pero hay que cuidarse y por eso hay que tomar recaudos necesarios.

-¿Cómo se palpa la vuelta a la actividad en el torneo metropolitano?

-Estamos en veremos. Ojalá se pueda solucionar pronto porque hay mucha gente que desean volver a trabajar. Hoy está complejo el tema y hay que preocupare de que esta situación no se agrave para poder buscarle la vuelta a la vida cotidiana. Como viene la mano quizás se pueda volver en setiembre al hockey. Es difícil lo que se está viviendo en una ciudad con tantos contagios en el día a día.

-¿Qué te parece la suspensión del torneo argentino de selecciones para este año?

-En realidad es una postergación. En lo personal no me queda más que cerrar los ojos y confiar, y si se decidió no jugarlo, es porque se analizó todo y se dieron cuenta que lo mejor era no disputarlo. Como jugador de la Selección de Mendoza, entiendo que nos estábamos preparando para ese certamen donde somos los últimos campeones. Estamos todos tratando de sumar. Y mirando en forma positiva, creo que seremos durante tres años campeones argentinos. Ahora la corona nos durará una temporada más en nuestras manos.