domingo 11 de abril de2021

Huracan Las Heras y Deportivo Maipú, embajadores actuales del fútbol mendocino. / José Gutiérrez (Los Andes).
+ Deportes

Embajadores actuales del fútbol mendocino: Maipú y Huracán, escriben un capítulo de oro en su rica historia

Nuestro fútbol está de pie gracias al camino que mostró Godoy Cruz hace 20 años. Los representantes del Torneo Federal A fueron protagonistas durante todo el año Maipú está un triunfo del ansiado ascenso a la PN. Y Huracán pateó el tablero en la Copa Argentina al eliminar a Arsenal y meterse entre los mejores 32 equipos del certamen. Un lujo para los amantes del fútbol menocino. Videos.

Huracan Las Heras y Deportivo Maipú, embajadores actuales del fútbol mendocino. / José Gutiérrez (Los Andes).

Nadie podrá discutir que el fútbol mendocino está viviendo un momento histórico. Hasta único, se podría definir. Y los que llevan esta bandera en este momento es el Deportivo Maipú, quien está a un triunfo del ansiado ascenso a la Primera Nacional, la segunda categoría del fútbol argentino. Y se suma Huracán Las Heras. El histórico Globo. Equipo que sacudió todos los manuales y venció por Copa Argentina a Arsenal de Sarandí por 1-0 en los 32avos. de final de la Copa Argentina. No existe café, oficina, plaza que no se hable del presente futbolístico de ambos equipos.

El amante del fútbol mendocino lo disfruta, porque gracias a Godoy Cruz supimos codearnos con los grandes equipos del país y de América. El Tomba nos demostró que ni River, ni Boca ni los otros grandes son invencibles. Al fútbol se juega y Mendoza tiene materia prima de sobra para volver a posicionarse allá arriba. Sin embargo, el presente del Expreso no es el ideal. Es más, duele y mucho. Pero, arranca una nueva temporada y las expectativas se renuevan.

Lo mismo sucede con los dos representantes de la Primera Nacional, Gimnasia y Esgrima e Independiente Rivadavia. Equipos que mostraron dos caras totalmente distintas. El Lobo se despidió con un 4-1 en contra ante Ferro. Injusta despedida. Este plantel repleto de jugadores juveniles realizó un campeonato excepcional. Queda grabada la última imagen del Mensana, pero a la hora del análisis, repito, el certamen que hizo fue fantástico.

Por su parte, la Lepra todo lo contrario. Lo que se vive en cada pasillo del club, es un fiel reflejo de lo que sucede adentro de la cancha. Ni un gerenciamiento millonario pudo levantar la imagen del club. Y tiene grave problema con los barras bravas, de los cuales, los anteriores y actuales dirigentes son cómplices. O rehenes, mejor dicho. Idéntica situación, salvando las distancia de categoría, que el Tomba. Nueva temporada, sueños renovados. Ojalá encuentre el rumbo, por el bien de nuestro fútbol. La historia del club Azul no merece un presente semejante.

Fueron protagonistas toda la temporada

Por lo tanto, por el presente futbolístico de ambos clubes y porque ambos están escribiendo un capítulo de oro en su rica historia, Maipú y Huracán, equipos que nos representan en el Torneo Federal A, se convirtieron en los embajadores actuales del fútbol mendocino.

Sueñan con hacer historia, quieren ser más grandes. Recuperaron el hambre de gloria y tienen toda la cancha a su disposición, para lograr una gesta inolvidable. Fueron protagonistas desde la primera fecha de la temporada hasta los cruces de playoffs. Soportaron la pandemia y no claudicaron en sus objetivos.

Tanto el “Super Depor” como el “Globo” metieron un cambio de timón en plena competencia. Pero, el Cruzado con el “Maestro” Carlos César Sperdutti era puntero de su zona. Nada para reprochar. Llegaron los capitales externos y su lugar lo ocupó Luciano Theiler.

En el Globo, los directivos, reaccionaron a tiempo. Y tras dos derrotas consecutivas al mando de Martín Astudillo (de gran campaña), llegó la oportunidad de Darío Alaniz, un viejo zorro de la categoría que sabe de ascenso tanto como jugador y DT. Huracán se quedó en el camino en el Federal A. Sin embargo, fiel a su historia, levantarse cuando muchos lo dan por vencido, 15 días más tarde, pateó el tablero y sacudió las llaves de la Copa Argentina al eliminar a Arsenal de Sarandí, equipo que hace exactamente un mes atrás empató en la Bombonera ante Boca y hace 15 días le jugó de igual a igual al River del Muñeco Gallardo y perdió 2-1 en Avellaneda. El paso del tiempo, le dará real dimensión al triunfo del conjunto lasherino. Histórico y excepcional.

El próximo domingo, el Cruzado jugará ante Deportivo Madryn la primera chance de dos para llegar a la ex Nacional B, su lugar, ya que Maipú fue el primer equipo mendocino en jugar el Nacional B. Y mirá si habrá evolucionado y madurado el fútbol mendocino, que desde 1986 hasta 1992, cuando jugó en la segunda categoría del fútbol nacional, la mayoría de los clubes mendocinos le dieron la espalda. Hoy, todo cambió. Y como anoche todos nos pusimos la camiseta del Globo y defendimos el arco de Bilbao en los últimos minutos, en 48 horas, una banda cruzada correrá nuestro pecho.

Porque si canta victoria Maipú, se convierte de inmediato en un triunfo del fútbol mendocino.

Maipú, camino a recuperar su lugar en el fútbol Nacional

El Deportivo Maipú llegó a una final de torneos de AFA por tercera vez en su historia. Las anteriores fueron por el Argentino B 2006/07 contra Libertad de Sunchales (global 1-2, ascendió Libertad y Maipú debió jugar la Promoción con Desamparados del Argentino A), y por el Argentino B 2007/08 contra Alvarado de Mar del Plata (1-1, Maipú ganó por penales y ascendió).

La diferencia de aquellas finales con esta, es que esas eran por el campeonato, es decir, por los ascensos directos; y esta es por el segundo ascenso y no por el campeonato.

Otro dato para agregar: en las dos instancias más avanzadas a las que había llegado Maipú en la tercera división (Argentino A 2010/11 contrra Libertad de Sunchales por cuartos de Final (global 2-4), y Argentino A 2012/13 contra Santamarina de Tandil por Semifinales) perdió ante equipos aurinegros. Si le sumamos aquella otra contra Libertad en el 2007, vemos claramente que a Maipú no le ha ido bien en instancias eliminatorias contra las camisetas negras y amarillas a bastones verticales.

Sin embargo, siempre hay una primera vez. ¡Qué sea este domingo cruzado corazón! (Información aportada por Federico Berná, uno de los autores del Libro Cruzado Corazón, 90 años de historia).