El uno x uno de la Selección Argentina tras el triunfazo ante Australia en el Mundial

La formación de la selección argentina en el triunfo 2 a 1 ante Australia. (Prensa Fifa).
La formación de la selección argentina en el triunfo 2 a 1 ante Australia. (Prensa Fifa).

Puesto por puesto, las calificaciones y los argumentos de nuestro enviado especial a la Copa del Mundo.

Emiliano Martínez (8). Brillante tapada frente a Kuol en la última jugada del partido. Bien en el juego con los pies y seguro en los pocos centros que cayeron en el área, prácticamente no tuvo trabajo. Nada que hacer en el gol de Australia, ya que el balón se desvió en Enzo Fernández y quedó descolocado.

Nahuel Molina (5). Sin marca fija por su sector, estuvo bastante contenido y temeroso para pasar al ataque en el primer tiempo. En el segundo tiempo, tras el cambio de sistema se liberó un poco más, pero Argentina no atacó por su sector.

Cristian Romero (6). Siempre bien ubicado y tiempista, no perdió ningún duelo frente al lungo Irvine.

Nicolás Otamendi (6). Impasable en el mano a mano y preciso para dar el primer pase, participó en la jugada del gol de Messi, con una dejada impecable para el latigazo de Leo. Jugó un partido bastante correcto.

Marcos Acuña (6). Mucho más contenido que frente a Polonia, mostró su carácter y actitud en los momentos en los que Argentina no encontraba la pelota. Fue sustituído en el complemento por Tagliafico.

Enzo Fernández (6). Ubicado como “5″ clásico, volvió a ser el eje de la circulación de la pelota e intentó hacer jugar a todos. Empezó con pases verticales, arriesgando y para adelante, pero luego ganó confianza a partir del apoyo de seguridad. El desvió en el 1-2 es una fatalidad por intentar tapar el remate.

Rodrigo De Paul (6). Muy importante para presionar y recuperar pelotas clave, como sucedió en el gol de Julián Álvarez (todo mérito suyo). En el primer tiempo tuvo un cierre providencial cuando Behich se colaba por la izquierda y podía tirar el centro atrás.

Alexis Mac Allister (6). Sin demasiados espacios para maniobrar en el PT, tuvo el mérito de participar en la jugada del gol de Messi, luego de un pase filtrado que rompió líneas para Otamendi y que “Leo” resolvió con un remate inatajable. En el ST se mostró más activo, pero igualmente luego dejó su lugar en el campo.

Lionel Messi (9). Empezó como falso “9″, pero con el correr de los minutos retrocedió unos metros en el campo para asociarse y generar desequilibrio. En el gol demostró que es el mejor definidor del mundo. Casi convierte otro golazo de antología. Cuando el equipo más lo necesitaba fue cuando mejor jugó. En modo Maradona vs. Nigeria en 1994.

Julián Álvarez (8). Artífice del 2-0 con un toque de primera que no dejó acomodar a nadie tras el error del arquero forzado por De Paul. Incansable para correr, para presionar y para marcar pases que muchas veces no llegan a destino. ¿Cuántos pulmones tiene? El equipo sintió su salida.

Alejandro Gómez (5). Scaloni lo eligió por encima de Correa y Dybala para reemplazar a Di María. Comenzó como extremo izquierdo, pero abusó de la tendencia de cerrarse (Acuña no pasó por afuera) y tocar atrás. Terminó el PT como interno por la derecha y fue sustituído a los 5′ del complemento.

Lisandro Martínez (7). Scaloni lo mandó a la cancha a los 5′ del complemento por “Papu” Gómez para armar línea de 3 centrales y liberar a los laterales. Cruce salvador (a lo Mascherano ante Robben) ante Behich que se festejó como un gol.

Lautaro Martínez (4). Ingresó por Julián Álvarez y se paró como segundo delantero junto a Messi. Aunque sin la intensidad del Araña, intentó presionar sobre la salida de Australia. Desperdició tres chances nítidas como para cerrar el partido y no sufrir hasta el pitazo final.

Nicolás Tagliafico (5). Entró por Acuña para darle oxígeno a la banda izquierda y se asoció correctamente con Messi en un par de ocasiones.

Ezequiel Palacios (-). Scaloni lo mandó a la cancha por Mac Allister para reforzar el medio después del descuento australiano.

Gonzalo Montiel (-). Otro que tuvo rodaje para darle descanso a Molina.

Lionel Scaloni (7). Dio otra lección de estrategia al servicio del equipo. Con el partido 1-0, mandó a la cancha a Lisandro Martínez, armó línea de tres centrales, liberó a los laterales y ahí nomás llegó el 2-0. Se apuró en sacar a Julián Álvarez. No se casa con ningún jugador ni sistema y no le tiembla el pulso a la hora de aplicar el plan B.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA