El Tomba dejaba su huella por Sudamérica

El Tomba dejaba su huella por Sudamérica
En su primera participación en la Copa Sudamericana, en 2011, Godoy Cruz quedó eliminado ante Universitario de Perú.

En 2011, tras haber participado por primera vez en su historia de la Libertadores, llegó la clasificación a la Sudamericana. Godoy Cruz empezaba a codearse con la historia grande.

Si alguien pensaba que Godoy Cruz iba a quedarse en las mieles del éxito luego de haber participado por primera vez en su historia de la Copa Libertadores, se equivocaba. Porque apenas unos meses después de haber transitado su primer periplo por Latinoamérica, el Expreso volvería a escribir una página de su rica historia futbolera con otra clasificación inolvidable a la Copa Sudamericana 2011.

Fue tras haber finalizado tercero en la tabla de posiciones del Campeonato de Primera División de aquella temporada, detrás de Vélez Sarsfield (que tuvo una definición polémica ante Huracán) y Estudiantes La Plata.

Por entonces, esta competencia internacional se disputaba por eliminación directa, donde los equipos se medían en partido de ida y vuelta. Hasta semifinales, estuvo en juego la regla de los goles de visitante, que le permitió el acceso a los octavos de final al Expreso, luego de haber disputado dos encuentros ante Lanús, en la instancia de 16avos de final.

En la ida, jugada el 31 de agosto de aquel año, el conjunto mendocino, conducido por Jorge Da Silva, consiguió un 2-2 con goles de Ariel Rojas y Álvaro Navarro. Para el local marcaron Diego González y Juan Neira.

Aquella noche, en el estadio granate, Godoy Cruz mostró un buen rendimiento y mereció algo más que el empate final, que llegó sobre los 46′ del complemento. Antes y después, el Expreso fue superior a su rival y se volvió a Mendoza con un resultado que debería ser refrendado con apenas un empate por menos de dos goles para clasificar.

Sin embargo, y a diferencia de lo sucedido en la ida, Lanús fue superior y mereció quedarse con el triunfo. El Tomba eligió defenderse bien en las inmediaciones de su propio arco, apoyado en la seguridad de Sebastián Torrico en la valla, y consiguió un empate sin goles que lo clasificó a la próxima instancia. Claro, la fortuna también le hizo un guiño cómplice cuando Mariano Pavone reventó el palo tras una atajada del “Cóndor”.

Para la vuelta en el Malvinas Argentinas, el “Polilla” paró estos once: Sebastián Torrico; Roberto Russo, Leonardo Sigali, Nicolás Sánchez, Germán Voboril; Diego Villar, Nicolás Olmedo, Ariel Rojas, Gonzalo Cabrera; Álvaro Navarro y Rubén Ramírez.

En la próxima estación, Universitario de Perú aparecía en el horizonte, con una serie que comenzaba en Mendoza y debía definirse en Perú.

Y lo que pasó en el Malvinas Argentinas fue digno de una película de suspenso, con dos goles ocurridos sobre la agonía del juego. La visita encontró la ventaja a través de su goleador, Raúl Ruidíaz, sobre los 34′ del complemento, y el Tomba igualó sobre los 44′, a través de Gonzalo Cabrera. Así, la historia se trasladó a la bella Lima.

Y en el duelo, el Tomba fue superior, encontró la ventaja sobre el cierre de la primera etapa vía Israel Damonte y tenía la serie sentenciada cuando restaban seis minutos para el final y no pudo sostenerla. Sobre los 39′ apareció Andy Polo y la definición se extendió a los penales, donde hubo cantidades iguales de aciertos y fallos. Y en estos últimos el Expreso tuvo uno más, que sentenció su primera participación en Copa Sudamericana.

Más allá del dolor de la derrota, Godoy Cruz dejó una huella. Y no pretendía dejar que se borrara...

En 2014: El Tomba tuvo un verdugo “millonario”

Bajo un formato que mantenía la eliminación directa desde el inicio mismo de la competencia, la Copa Sudamericana 2014 fue una nueva chance para Godoy Cruz, que accedió a la competencia tras finalizar en el cuarto lugar de la tabla de posiciones del Campeonato de Primera División 2013-14, lo que no le alcanzó para disputar la Copa Libertadores de aquel año.

Y en el camino bodeguero apareció River Plate, que contaba con figuras de la talla de Marcelo Barovero, Matías Kranevitter, Fernando Cavenaghi y Teófilo Gutiérrez.

En ambos encuentros, el elenco dirigido por Marcelo Gallardo fue superior a los mendocinos y sentenció la serie con dos triunfos. El primero en Mendoza fue 1-0, con gol de Germán Pezzella a los 47′ del complemento. Y en la vuelta, con todo a su favor, el Millo no tuvo problemas para imponerse 2-0, con goles de Rodrigo Mora.

En 2014, Godoy Cruz quedó eliminado en primera fase ante River Plate.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA