El renovado Malvinas Argentinas, plan B para que el Tomba juegue con mayor cantidad de hinchas

Así luce el Malvinas Argentinas, a la espera de novedades. / Mariana Villa
Así luce el Malvinas Argentinas, a la espera de novedades. / Mariana Villa

Tras el anuncio de Lammens de la posibilidad de un aforo del 30% para recibir al público local en los estadios, Godoy Cruz corre a contrarreloj para poder estar habilitado. De no poderlo hacer para septiembre u octubre, el estadio provincial será el escenario.

“El regreso de los hinchas al fútbol está cerca. A fines de septiembre volverá el público a las canchas”, afirmó hace unos días el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens. Y los clubes y equipos de Mendoza se ilusionan con este anuncio porque -al fin- podrán contar con el aliento de su público, aunque sea en un 30 por ciento de la capacidad de los respectivos estadios.

Ahora bien, ¿todos podrán alegrarse? Hay uno que no puede aún soltar la sonrisa porque probablemente deberá aplazar esta posibilidad, ya que aún no recibe la habilitación municipal total para recibir a sus hinchas, ni siquiera en esa proporción anunciada.

Federico Chiapetta, subsecretario de Deportes, en el estadio Malvinas Argentinas. / Mariana Villa
Federico Chiapetta, subsecretario de Deportes, en el estadio Malvinas Argentinas. / Mariana Villa

Y es que el Club Godoy Cruz Antonio Tomba no cuenta con dicha aprobación (total o parcial) del Feliciano Gambarte por parte de la Municipalidad para que pueda ocupar la tribuna “Julio Roque Pérez” (al este, sitio designado para la parcialidad local). Por lo que sería el Malvinas Argentinas el escenario provisorio para poder recibir a la mayor cantidad de personas posibles, como lo venía haciendo en los torneos anteriores. Podrían ser cerca de 12.000 los espectadores en el Malvinas cuando el Gobierno habilite.

Y si bien no sería lo ideal, tomando en cuenta que no hay nada más lindo que jugar en casa, en el barrio, si tendría su beneficio considerando el estado en que quedó el Mundialista luego de las mejoras efectuadas para la frustrada Copa América con sede en Mendoza y porque le permitiría mayor capacidad de público, significando mayor ingreso a la institución también.

Las próximas semanas será de reflexión y análisis para los dirigentes tombinos, ya que se pondrá en la balanza pro y contras, en caso de que su Municipio no habilite el Gambarte para septiembre u octubre en cuanto a dicha capacidad del 30%.

Y ante esto, entraría a jugar el Estado y el Malvinas Argentinas como sede para que el Tomba sea local.

“Imagino que están tratando el tema, para ver si llegan a septiembre u octubre con una habilitación parcial, por lo menos. En caso de que no se pueda, para esta primera parte, el Malvinas está para esto”, confió a Los Andes el subsecretario de Deportes de la Provincia, Federico Chiapetta.

Y agregó: “Si no llegan al plazo, la lógica es que jueguen en el estadio provincial”. Igualmente ha sido un anuncio de Lammens que aun no está aprobado. Ojalá que suceda porque significaría que estamos mejor”, sostuvo.

Sin embargo, Mendoza está preparada para mayor flexibilización, para recibir partidos con público. “Pero también he escuchado anuncios que no se han concretado... Ojalá que en este caso se dé”, dijo.

Platea techada del estadio Malvinas Argentinas.
Platea techada del estadio Malvinas Argentinas.

“Que Godoy Cruz juegue de local en el Malvinas favorece a la provincia. Nos viene bien que juegue cada 15 días en este estadio, y más si es el equipo más representativo, que está en la máxima visibilidad por estar en la mayor categoría del fútbol argentino. Pero, más allá de la conveniencia del Estado, me gustaría que juegue en su club. Los que somos de club, sabemos que no hay nada más hermoso que jugar en su propio estadio. No soy de Godoy Cruz, pero como mendocino, como hincha de fútbol, cada equipo tiene que jugar en su cancha”, afirmó.

Como sucedía antes de la pandemia, los clubes podrán disponer de las renovadas instalaciones del estadio provincial con un alquiler que, por considerarse interés deportivo (incluyendo para los clubes de categorías de ascensos), es del 50 por ciento. Por ejemplo, Independiente Rivadavia que jugó este domingo su partido de Primera Nacional de local en el Malvinas (frente a Almagro) pagó 165 mil pesos (el total es 330 mil)”, detalló el funcionario. “Y se hace con todos los equipos de Mendoza”. añadió.

Claramente que, en época de pandemia por coronavirus y con la amenaza de la variante Delta, todos los protocolos serán controlados por el Estado, aunque “estos partidos de AFA (por Godoy Cruz) son siempre distintos a los DNU o a los de las provincias. Nos sentaremos a ver, pero el primer responsable sobre el público es el club. Él tiene que responder ante algún incumplimiento. El Estado tiene que ser controlar porque tenemos la responsabilidad desde lo sanitario”, aclaró ante posibles sanciones.

Y continuó: “La variante Delta, sabemos que está, no circulando comunitariamente pero hay casos en la Argentina. Creo que para mayor tranquilidad y para acercarnos a una normalidad, es necesario que haya más dosis y más vacunados”, sostuvo.

Federico Chiapetta, subsecretario de Deportes.
Federico Chiapetta, subsecretario de Deportes.

Otros proyectos en el predio deportivo del Malvinas

Este predio de 32 hectáreas ubicado en el Parque General San Martín, no sólo comprende el estadio Malvinas Argentinas, sino también la cancha de hockey sobre césped de agua de característica olímpica, una pista de atletismo olímpica, un velódromo, tres canchas de tenis de cemento para entrenamientos y el estadio cubierto Aconcagua Arena.

Los cuales, desde la Secretaría se intenta mantener y conservar. Al respecto, Chiapetta fue rotundo en decir que el Estado no hará más obras en el predio y se abocará a realizar mejoras sobre las instalaciones que están.

“Mantener todo el predio cuesta una barbaridad. Y la verdad es que no le mueve la aguja al deporte de la provincia. Nuestro trabajo es promover el deporte y llegar a todos los rincones (clubes y barrios) con apoyo y subsidio, pero también tenemos que cuidar esta casa”, afirmó.

“Nosotros no haremos una obra más, descartando lo que alguna vez se habló de la pileta olímpica. Pero sí en mantenerlo y mejorarlo”, dijo.

La cancha de hockey: “le vamos a cambiar las luces y ya lo presupuestamos para el 2022. Y la buena noticia es que mejoramos los riegos y ahora no se inundando más”, aseguró el dirigente sobre la cancha cuya prioridad la tiene la Asociación que nuclea y organiza las actividades de este deporte “por convenio”.

Estadio Cubierto: “Se transformó en el principal vacunatorio provincial, pero espero que sea por poco tiempo más. Es un estadio que tuvo pocos eventos deportivos desde que se construyó y en ninguno de los casos pudimos llenarlo. Seguimos en el plan de la tercerización a una empresa que lo maneje para deportes y espectáculos. Y que nos paguen un canon, para que ese dinero vaya a donde tiene que ir, al deporte amateur y de barrios”.

Pista de atletismo: “Hay que iluminarla. Pero en general es poco lo que se debe realizar”, confió sobre el recinto que más actividad tiene actualmente.

Tres canchas de Tenis: “Las reactivamos con adultos mayores, deportistas en sillas de ruedas, tenis social, pero no tiene un uso intensivo. Con Regatas tenemos un convenio, ellos la pintan, la mantienen y traen los chicos de sus escuelas. A veces pasa que, previo a un torneo internacional, un tenista la pide para practicar en esa superficie. Pero tiene poca actividad”.

El diamante de softbol: “Es un terreno que la gente de softbol la está mejorando pero el Estado no ha invertido en su mantenimiento. Lo cierto es que no todos los clubes encuadran en los requisitos administrativos pero desde la Secretaría los apuntalaremos hasta donde podamos. Todo depende del crecimiento de ellos como institución”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA