Diego Flores: “Sería incapaz de abandonar a los jugadores, al club que confió en mí y al proyecto”

Sin autocrítica. En la conferencia de prensa post partido, Flores hizo hincapié en la falta de madurez que muestra el equipo, pero no hizo autocrítica sobre sus cambios. Foto: José Gutiérrez / Los Andes
Sin autocrítica. En la conferencia de prensa post partido, Flores hizo hincapié en la falta de madurez que muestra el equipo, pero no hizo autocrítica sobre sus cambios. Foto: José Gutiérrez / Los Andes

El entrenador de Godoy Cruz se mostró fuerte en la conferencia de prensa posterior al insólito empate (3-3) ante Arsenal y dejó en claro que no renunciará. Su crédito parece agotarse.

Su cara de tristeza y preocupación lo decía todo. Luego del insólito empate 3-3 de Godoy Cruz en el Viaducto ante Arsenal de Sarandí, Diego Flores se paró frente al micrófono y contestó una por una las preguntas de la prensa mendocina en la conferencia de prensa. “Estos momentos me potencian, yo sería incapaz de abandonar a los jugadores, al club que confió en mí y al proyecto. Veo muchas cosas positivas, veo mucha construcción, y de mi parte estoy sólido. A partir de mañana (por ayer) me pongo a trabajar de nuevo para el partido que viene, que es contra Vélez”, respondió ante la pregunta del colega Federico Umana, de la página partidaria “De un Rincón Bodeguero”, quien lo consultó sobre cómo se sentía en lo personal tras un empate con sabor a derrota.

El DT de Godoy Cruz argumentó su respuesta: “Sigo esperando un momento de quiebre, donde realmente nos sintamos golpeados para que demos ese golpe de madurez porque evidentemente a nivel futbolístico, actitudinal y de entrega, estamos muy bien. Acá hay una cuestión de madurez individual y grupal, siempre hay un error de uno o de otro. No logramos esa regularidad de concentración durante todo el partido. Tenemos que hacer un quiebre emocional en algún momento porque el grupo se entrega y juega de acuerdo a la idea, pero hay partes del juego que todavía no resolvemos y tenemos que madurar rápidamente”.

Flores señalizó un punto de inflexión que para él cambió el curso del partido. “La expulsión de Ortiz fue una situación desafortunada como varias de las que hubo en el partido. En ese momento estábamos dos goles arriba y empezaba un partido de juego directo y no supimos resolverlo. El 3-2 trajo otro problema y el 3-3 otro problema nuevo. Finalmente, fue un empate con un resultado increíble porque tendríamos que haber ganado este partido”.

En el mismo sentido, agregó: ”Claramente el penal incide porque nos expulsan un hombre, quedamos diez contra diez y no supimos resolver ese momento del juego. Seguramente que el hincha siente bronca, impotencia y enojo, y nosotros lo sentimos de la misma manera. El equipo tiene un lado A muy bueno y un lado B que tenemos que madurar”.

Consultado sobre si consideraba justo el empate, aportó: “Generamos más juego y situaciones, pero no es merecimiento, es obtener. Cuando ellos nos vinieron a buscar no lo supimos resolver. De nada vale generar tanto si los momentos de ese estilo no los resolvemos, así que seguramente fue justo el empate”

Flores está convencido de que el punto de quiebre en el resultado se debe dar lo antes posible. “El momento tiene que ser hoy. Tenemos que hacer lectura. Tenemos que padecerla, sufrirla, llorarla entre todos y rápidamente capitalizar lo que somos. No estamos llevándonos lo que somos y es porque algo no estamos resolviendo bien en el juego. Tenemos que hacer un quiebre emocional en algún momento. El grupo se entrega, pero hay partes del juego que tenemos que madurar rápido”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA