jueves 26 de noviembre de 2020

La Guardia Civil de Cádiz detuvo a tres españoles que explotaban a siete jugadores de fútbol, entre ellos un menor de edad de Argentina.
+ Deportes

Un argentino entre los jóvenes futbolistas que engañaron para prostituirlos

Sucedió en Cádiz. Actuó la Guardia Civil y encontraron entre las víctimas a un menor de edad argentino.

La Guardia Civil de Cádiz detuvo a tres españoles que explotaban a siete jugadores de fútbol, entre ellos un menor de edad de Argentina.

Lo que comenzó con un sueño, terminó con una pesadilla. La ilusión de ser como Messi, de llegar a un club lejos de casa para hacer carrera en el fútbol, no está al alcance de todos. Y al contrario, caen en redes de prostitución, como ocurrió con varios jóvenes en el Prado del Rey, España, donde les prometieron el “oro y el moro” y terminaron siendo víctimas de explotación sexual. Estos jugadores, todos sudamericanos, fueron liberados por la Guardia Civil de Cádiz, y entre ellos se encontraba un menor de edad argentino.

“Es una noticia desgarradora que ha caído en este pueblo pequeño, totalmente tranquilo, que nunca hemos tenido que dar información de este tipo de noticias”, declaró Vanesa Beltrán, alcaldesa de la localidad que tiene 5 mil habitantes.

Los jóvenes tienen entre 17 y 20 años. Vivían todos juntos en una casa en condiciones deplorables, hacinados y explotados.

“La investigación está bajo secreto de sumario pero lo que puedo adelantar es que hay tres españoles detenidos y siete jóvenes que han sido liberados. Entre ellos un menor de edad, que según informaron desde la Guardia Civil es argentino. El resto son todos sudamericanos”, dijo Beltrán a TN.

La Guardia Civil de Cádiz, España, detuvo a tres personas y siete futbolistas de Sudamérica fueron rescatados.Gentileza

Y agregó: “Venían a España a cumplir uno de sus sueños, llegaron completamente engañados y estafados por estos delincuentes que les prometieron un futuro como futbolistas. Vivieron una situación dramática. Esto cayó a nuestro pueblo como un balde de agua fría”.

Según las investigaciones, los futbolistas llegaron a España entre agosto y septiembre del año pasado. Mientras que la Guardia Civil comenzó a investigar desde el 13 de mayo pasado, y llevaron adelante la operación para desmantelar a la red de trata.


Por las redes