Danilo Gil: “Nunca me hubiera imaginado todo esto”

Danilo Gil, campeón anticipado. Se impuso en seis de las siete citas que disputó el Turismo Pista 1.4 del Zonal Cuyano.
Danilo Gil, campeón anticipado. Se impuso en seis de las siete citas que disputó el Turismo Pista 1.4 del Zonal Cuyano.

Entrevista. El pasado domingo en el autódromo Jorge Ángel Pena, el joven piloto de Guaymallén se coronó campeón por anticipado del Turismo Pista 1.4 del Zonal Cuyano. Lo que viene de la campaña y su futuro en 2022.

Danilo Gil es uno de los corredores más mimados en el ambiente del Zonal Cuyano y desde hace un largo tiempo, uno de los de mayor proyección a nivel nacional. El domingo, durante la séptima fecha del Zonal, se impuso por sexta vez en el certamen local y con ello el piloto de Guaymallén se coronó campeón de la clase Turismo Písta 1.4, cuando aún quedan dos fechas por disputarse.

El joven volante, de 23 años, “voló” en el Jorge Ángel Pena y ganó cómodo con una máquina atendida por los hermano Paladini.

La relación de Danilo Gil con el mundo del motor viene de siempre, dado que su papá fue campeón del Zonal, en la misma categoría que hoy él es el monarca. Más allá de haber ganado esta prueba con cierta comodidad se lo notó emocionado por el gran logro, porque considera que el año deportivo para él esta terminado y prefiere proyectarse para la próxima campaña en una categoría mayor, como lo es la Clase 2.

“La verdad que nunca me lo hubiera imaginado todo esto, pero siempre mi deseo fue salir campeón ganando y de a poquito voy logrando nuevos desafíos”, nos contó.

-Anduvo muy bien la máquina.

-Hay gente que habló mucho y el auto entró a todas las técnicas, lo han desarmado todo, sólo faltó que le sacarán las calcos, pero más que nada quedó demostrado que hay que trabajar para lograr objetivos.

-Lo decís porque ganaste algo sobrado.

-Ha sido increíble, pero sobrado nunca, porque hay que correrla a las carreras. No es fácil. Venía matándome, excepto la última vuelta porque tenía una luz, pero nunca corrí sobrado. El auto es contundente y hay que llevarlo, además el equipo trabaja montón.

-Además cuando corriste afuera también anduvo bien.

-Tuvimos la posibilidad de ir a Buenos Aires a correr el Turismo Pista a nivel nacional y no ganamos por una mancha de aceite, por lo cual está demostrado que el auto anda acá y a nivel nacional; y estamos competitivos, pero es importante decir que todo es un conjunto de cosas: el auto, equipo, piloto y publicidades.

-Has tenido un gran respaldo.

-Sí, de muchísima gente y seguramente de alguien me voy a olvidar, pero principalmente agradecer a mi familia que hace un esfuerzo enorme, al equipo, a Pablo y a Moni que mete muchas horas en el taller. A la familia de Pablo Paladini, que le perdonan muchas por estar en el taller. Sé que es difícil, pero hoy acá están los resultados.

-¿Te escuché decir que al año lo cerrás acá?

-Este año calculo que vamos a parar, vamos a ver qué dice mi papá. Él tiene ganas de que sigamos corriendo, haciendo historia, pero el auto ya no es mío, me lo han prestado, porque lo vendí por un proyecto de la Clase 2.

-¿Clase 2 local?

-Sí, estamos haciendo un Ford Fiesta Kinetic y la idea es pelear el campeonato de la Clase 2 el año que viene, porque la 1.4 para mí está terminada, no sé si tiene mucho sentido seguir.

-Hiciste doblete en esta oportunidad: título y Gran Premio.

-Claro. La verdad que una locura esto que me pasó. Porque siempre tengo la posibilidad de ganar grandes premios; Vendimia, este del Automóvil Club, pero este campeonato lo coroné con el título y ganando. Siempre soñé ganar un campeonato de esta manera y por fortuna, trabajo y esfuerzo, se me dio. Se me dieron grandes cosas, pero hay que saber esperar.

-Tenés tu tiempo arriba de un auto pese a tus 23 años.

-Hace muchos años que corro y con el tiempo todo llega, hay que saber esperar .

-¿Cuánto tiempo llevás compitiendo?

-Arriba de un auto de carrera hace 4 o 5 años, pero corro desde los 7, cuando empecé con un karting.

-¿Venís de familia “fierrera”, verdad?

-Sí, el que corría era mi viejo y él me motivó a correr. Empecé en karting, no era muy bueno, aunque gané varias carreras. Nunca gané un campeonato, fue un proceso. Después pasé a la 1.4, y salí campeón.

-Sos una persona a quien el público quiere mucho.

-Vengo de una familia fierrera y estamos todos los fines de semana en un autódromo, no tiene sentido llevarse mal con nadie, más allá de cierta rivalidad. Siempre he hecho podio y quizás por eso lo del cariño. Pero soy agradecido de todo el cariño que me brindan.

-Tenés actividades paralelas al automovilismo

-Ninguna, para el resto del deporte soy una ojota. Soy piloto nada más.

-Pensás en correr a nivel nacional las próximas temporadas.

-No creo, el año que viene solamente en la Clase 2 del Zonal, pero nunca se sabe. Estuve en un torneo argentino hace dos años, pero el presupuesto no acompañó, por eso voy a seguir en lo local. Se necesita mucho dinero para estar a nivel nacional y es difícil; primero fue la pandemia y otra, la situación actual no ayuda. Es caro correr en auto y si no tenés un buen esponsor o varios, no se puede.

Un fin de semana perfecto que se coronó con un título

Danilo demostró que pasa por un gran momento deportivo y en 2022 se podría subir a un auto de Clase 2.
Danilo demostró que pasa por un gran momento deportivo y en 2022 se podría subir a un auto de Clase 2.

El Autódromo “Jorge Ángel Pena” de San Martín, fue el escenario de la séptima fecha del calendario del Zonal Cuyano 2021, organizada por el Automóvil Club Mendoza (ACM) y la Asociación Volantes del Este (AVE), donde estuvo en juego nada menos que el Gran Premio 90° Aniversario del ACM. Una jornada que se vio manchada por el incidente que protagonizó Fernando Secchi con Gerardo Martín, quien sufrió un accidente que pudo haber sido peor, en lo que fue considerada una maniobra antideportiva y criticada por todos.

En cuanto a las competencias, Danilo Gil se consagró como el primer campeón de la presente temporada del automovilismo mendocino, al sumar todos los puntos en juego de la séptima fecha y tras haber ganado seis de las siete competencias que disputó el Turismo Pista 1.4. Ya desde el sábado, el volante oriundo de Guaymallén dio muestras de que tenía un gran auto para buscar hacer cartón lleno. Primero hizo la pole, ganó su serie y encima los rivales directos tuvieron problemas y, en la final de domingo, Gil redondeó otra gran labor y ganó de principio a fin en una carrera que tuvo en pista a 14 coches. De esta manera, el piloto puede volver a pintar el “1″ en los laterales del Fiat Uno, aunque tiene nuevos desafíos para 2022 en el Zonal Cuyano, la categoría más antigua del automovilismo nacional, ya que el 30 de abril de 1939 se disputó la primera carrera en un trazado de 7.400 metros de longitud, con siete curvas, ubicado por entonces entre los distritos lasherinos de El Plumerillo, El Algarrobal y El Borbollón.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA