sábado 24 de octubre de 2020

El predio de Ezeiza es donde las mendocinas iniciaron ayer sus entrenamientos junto al resto del plantel albiceleste.
+ Deportes

Cinco mendocinas, por un sueño en la Selección Sub 17

Barrionuevo, Singarella, Nigito, Fontana y Roggerone se entrenan desde ayer en Ezeiza, en la búsqueda de quedar entre las 22 seleccionadas que irán al Sudamericano de Uruguay.

El predio de Ezeiza es donde las mendocinas iniciaron ayer sus entrenamientos junto al resto del plantel albiceleste.

Cinco futbolistas mendocinas fueron confirmadas para el preseleccionado argentino Sub 17, de cara al Sudamericano de Uruguay 2020, que se disputará entre el 30 de noviembre y el 19 de diciembre, y que pondrá en juego tres boletos al Mundial de India del año próximo.

Chiara Singarella, Aldana Barrionuevo y Florencia Fontana (Las Pumas), Catalina Roggerone (Andes Talleres) y Anela Nigito (Independiente Rivadavia) fueron convocadas por la dupla técnica conformada por Diego Guacci y Bárbara Abot, quienes ya tienen a su disposición 26 futbolistas. La concentración, con formato burbuja, se realiza en el predio de Ezeiza, donde ayer comenzaron los entrenamientos después de varios días de aislamiento en un hotel de Buenos Aires. De esta primera convocatoria quedarán 22 chicas, quienes integrarán la delegación argentina.

Singarella, Barrionuevo, Roggerone y Nigito forman parte de este proceso desde mayo del año pasado, mientras que Fontana es el nuevo aporte que hace el fútbol femenino mendocino a la Selección Argentina Sub 17.

En la previa del comienzo de los entrenamientos de ayer, con mucha ansiedad por volver a compartir una práctica con sus compañeras, las cinco mendocinas accedieron a charlar con Los Andes

En medio del aislamiento al que fueron sometidas en su llegada a Buenos Aires, las chicas contaron cómo debieron mataron el tiempo mientras estuvieron sin contacto alguno, y en sus respectivas habitaciones. "No es fácil, se nos acababa las ideas pero, en mi caso, me entretengo con libros, películas y música. También hacemos videollamadas entre nosotras. Y las tareas del colegio las hacemos cuando no entrenamos”, aseguró Nigito, quien cursa el cuarto año del Instituto Italiano.

Mientras, Barrionuevo, quien se encuentra en quinto año del colegio Maestro Alfredo Bravo, agregó: “las tareas las hago por anticipado para no retrasarme y para entregar todo a tiempo”. Singarella, en cuarto año del Instituto Santa María Goretti, a su turno, amplió: “Me queda un par de tareas y termino todo”, dijo

Las cinco cuentan con excelente rendimiento académico y el apoyo constante de sus colegios.

“Con la pandemia no nos ha cambiado mucho el sistema de evaluaciones, sigue siendo virtual. Lo bueno es que las instituciones comprenden nuestra situación deportiva. Además la AFA nos da un certificado que justifica nuestra situación”, explicó Roggerone, quien está por finalizar el quinto año en Leonardo Murialdo.

Claro, la diferencia con otras convocatorias esta vez fue importante. “Fue raro estar encerradas cada una en su habitación y todos los días extrayéndonos muestras de saliva como parte del protocolo para descartar posibles contagios”, confió Fontana, alumna del cuarto año del Departamento de Aplicación Docente.

Sensaciones previas

“Tenemos mucha ansiedad y ganas de empezar a full con los entrenamientos para ponernos a punto con las otras chicas. Queremos que llegue el Sudamericano para poder cumplir con los objetivos de clasificar al Mundial. Nuestras expectativas son muy altas porque tenemos un equipazo”, expresó Singarella, la de mayor experiencia por haber estado en otros procesos de selección Sub 17 y Sub 20.

Por su parte, Nigito aseguró: “en mi caso particular, la pandemia me ayudó a recuperarme en tiempo para los torneos programados tras la fractura de peroné y luxación de tobillo (a fines del año pasado). Para este Sudamericano tengo mucha fe en el equipo. Estamos muy comprometidas con la clasificación”.

“Estamos muy seguras del grupo, por todo lo que hemos trabajado. Es un equipo que se ve afianzado, porque a pesar de ser un plantel de chicas de diferentes provincias hemos entablado una fuerte amistad, compartiendo muchas cosas en común”, explicó Barrionuevo.

“Es un privilegio enorme ser parte de la Selección Argentina. En lo personal, mi meta es dar lo mejor y poder representar bien a mi país desde donde me toque estar; dentro o fuera de la cancha”, aportó Fontana.

Para el cierre quedó Roggerone, quien siguió la línea de sus compañeras: “mientras estuvimos en aislamiento, hemos estado trabajando con responsabilidad, siguiendo el cronograma de preparación física que el entrenador y el cuerpo técnico nos dieron. Nos sentimos muy bien y esto se va a potenciar cuando pisemos la cancha”.

Ayer fue el primer paso de un camino que tendrá su primer objetivo en 45 días, en Uruguay. Las cinco sueñan con ser parte del representativo que buscará un lugar en India 2021. Talento les sobra. Y ellas confían.

La Sub 17 femenina con cinco mendocinas: Roggerone, Nigito, Fontana, Barrionuevo y Singarella.

Diego Guacci: “La capacidad de readaptación para jugar en dos o tres puestos será clave”

El seleccionado argentino está a cargo de Diego Guacci, quien junto a Bárbara Abot, y el resto del cuerpo técnico se encargarán de evaluar a las futbolistas sub 17 para definir a las 22 que viajarán a Uruguay 2020.

El seguimiento en pandemia fue inusual. Sin embargo, el entrenador confió: “nunca dejamos de trabajar con ellas desde lo físico, mental y técnico-táctico. Si bien trabajamos mucho desde el área cognitiva y desde la parte física con una planificación prestablecida con parámetros de evaluación, esperamos desde hoy (por ayer) retomar yendo de menos a más. No sólo desde lo físico, sino también en el contacto con el balón para poder alcanzar progresivamente lo que queremos, que es la fluidez en todas las áreas”, sostuvo el entrenador de la sub 17.

Puntualmente, a la hora de hablar de las mendocinas, confió: “se han mantenido en la lista de preseleccionadas por más de un año. Y se las ha evaluado de igual forma que al resto. Todas están en la línea de partida para alcanzar la meta. Ninguna tiene nada asegurado hasta que rindan semana a semana, demostrando que están a la altura de lo que una Selección Argentina sub 17 demanda. Creemos que la ilusión es parte de este proceso. Lo importante es saber cuál es esa ilusión y no jugar con la ilusión de las jugadoras. Por eso somos muy claros a la hora de transmitir cuáles son las pautas de trabajo. Si se mantienen es porque entendieron el mensaje, respondiendo a un alto rendimiento, en un 120%”, expresó Guacci.

Para definir la lista, el técnico explicó que se tendrán en cuenta múltiples factores. “Debatimos mucho dentro del cuerpo técnico y, cuando lo hacemos, no solo tomamos este periodo sino también el último año y medio que las jugadoras vienen haciendo este proceso. Se evalúa todo: el crecimiento, la evolución, compromiso, responsabilidad tanto dentro como afuera. Y hay parámetros que son innegociables como la entrega en el rendimiento deportivo y la comprensión de los conceptos que implementamos. Lo importante no es rendir sólo en un puesto, sino que, al tratarse de un fútbol actual tan dinámico, necesitamos una polifuncionalidad de parte de ellas. Aquellas que tenga la capacidad de readaptación constante para poder jugar en dos o tres lugares en el campo de juego, seguramente tendrán ventaja en la decisión final”.

La lista de buena fe definitiva dependerá de la fecha que confirme la Conmebol para tal entrega. “Ya estamos haciendo evaluaciones individuales para ir avanzando. Creemos que los próximos 20 días van a ser cruciales para consolidar a las 22”.

Finalmente, sobre sus expectativas, Guacci comentó: “Está marcada por la historia del país, que nos demanda estar dentro de los tres primeros para ir al Mundial. Para eso nos contrataron y para eso trabajamos. Esperamos estar a la altura de las circunstancias”.

El Sudamericano 2020, que se iba a disputar en agosto pasado y fue postergado debido a la pandemia, tendrá a diez selecciones participantes. Además de Argentina, estarán Brasil, Colombia, Venezuela, Ecuador, Chile, Bolivia, Uruguay, Perú y Paraguay. El certamen se disputará en los estadios Charrúa y el Alberto Suppici de Colonia. El formato de disputa serán dos zonas de 5 y los dos mejores de cada una clasificarán al Mundial que se disputará en febrero de 2021.