sábado 24 de octubre de 2020

Fachada del terreno donde se iba a construir el nuevo edificio de la Liga Mendocina y departamentos personales.
+ Deportes

Apareció otra víctima en la causa de los fondos

Fútbol. La persona declaró ante el fiscal Santiago Garay haber sido estafado porque compró uno de los cuatro departamentos que iban a construirse en el futuro edificio de la Liga Mendocina, obra que finalmente quedó trunca y está en proceso judicial.

Fachada del terreno donde se iba a construir el nuevo edificio de la Liga Mendocina y departamentos personales.

En el marco de la investigación que lleva adelante el fiscal Santiago Garay (bajo el expediente N.º P-14374/10 en la Unidad Fiscal Nº 19) y caratulada como “estafa genérica” por la presunta violación del artículo 173 inciso 7 del Código Procesal Penal de Mendoza, el martes prestó declaración vía ZOOM un nuevo testigo relacionado con el proceso en el que se acusa al presidente de la Liga Mendocina de Fútbol, Carlos Suraci, al tesorero Alfredo Arias y al empresario Ricardo Miranda e hija, propietarios de la empresa constructora SJ Solar S.A.

Matías Santoni (matrícula 7039), abogado de la parte querellante y quien radicó la denuncia penal original, informó que la persona que declaró ante la justicia -cuyo nombre se mantiene en reserva- asegura haber sido víctima del delito de estafa, ya que habría comprado un departamento de los que se iban a construir en el edificio (Cervantes al 1510 de Godoy Cruz) donde funcionaría la futura nueva sede de la Liga Mendocina, una obra que comenzó y se detuvo por razones que aún se desconocen.

“Según manifestó esta persona, como forma de pago, entregó tres vehículos por un valor estimado de 55.000 dólares y 200.000 pesos en efectivo. Juan Pablo Suraci, hijo de Carlos Suraci, y quien le habría ofrecido el negocio, se habría quedado con dos de esos vehículos y el restante fue para Miranda”, precisó Santoni, quien ofreció más detalles de la declaración de la víctima: “En junio de 2019 firmaron los contratos de adhesión de fideicomiso, pasó el tiempo y esta persona le empezó a mandar cartas documentos a la Liga Mendocina, a Miranda, a la empresa constructora, a la escribana y nadie le contestó. En el expediente, que ya tiene más de 400 fojas, presentamos contratos y también dominios de los rodados”, agregó Santoni.

¿Cómo apareció esta nueva víctima de la causa de los fondos de la Liga? El viernes 21 de agosto, después de que se le tomara declaración testimonial al gerente de la Liga Mendocina de Fútbol, Ricardo Paredes, el fiscal Santiago Garay ordenó una medida de inspección y registro en la sede de Garibaldi 83. En presencia de agentes de la Policía de Investigaciones de Mendoza, se abrió la caja de seguridad y se llevaron documentación, entre la que estaba una carta documento firmada por esta persona.

Los Andes se comunicó con el doctor Alejandro Jofré, asesor letrado de la Liga Mendocina de Fútbol, quien ante la consulta sobre el origen de la carta documento, sostuvo: “Fue un emplazamiento que nos hizo esa persona, pero como la Liga no tiene ningún tipo de relación contractual con esta persona, dado que no había nada suscripto con él, la carta se contestó desconociendo la relación. No nos consta lo que esta persona declaró porque la Liga Mendocina no es parte del juicio, no nos involucra y no nos han notificado nada sobre esta nueva declaración. Nosotros no podemos ingresar al expediente. De hecho, la Liga también es víctima porque invirtió en el fideicomiso”.

Sobre este último tema, al ser otra vez consultado sobre si la Liga denunció penalmente a Ricardo Miranda, titular de la empresa constructora, Jofré respondió afirmativamente. Aunque se negó a brindar información sobre el número de expediente de la demanda aduciendo haber solicitado medidas asegurativas de prueba.

El juicio administrativo

Por otra parte, Santoni informó que esta semana le presentó un escrito a Garay en el que solicita de manera urgente el balance físico del ejercicio 2018-2019. “Pedimos por oficio la documentación y nos llevaron un estado de resultados. Fuimos a secuestrar la documentación a la Liga y el gerente nos dijo que lo tenía la contadora Vanella, quien fue citada y nos trajo un pendrive cuya información está siendo analizada por los peritos contadores del cuerpo médico forense. La Liga tiene que traer el balance físico, que antes debe estar firmado por un contador, pasar por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas, ser aprobado por el tribunal de cuentas y presentarse en la Dirección de Personas Jurídicas”, explicó Santoni.

Mientras tanto, dadas las nuevas irregularidades producidas en el seno de la mesa directiva de la Liga, que fueron adjuntadas como hechos nuevos a la denuncia administrativa original presentada en la DPJ en marzo pasado, la doctora Carolina Lask, emitió una medida cautelar en la que “deberá suspenderse la tramitación de cualquier pieza administrativa de la Liga Mendocina de Fútbol ante la DPJ, hasta tanto no se resuelva la presente denuncia, a fin de evitar que se modifique el status quo de la entidad en relación a los hechos denunciados”, afirma el despacho emitido por Lask.

El Consejo Federal falló a favor de Quiroga

El Tribunal de Disciplina Deportiva del Consejo Federal de AFA resolvió declarar “de nulidad absoluta” la sanción a Carlos Quiroga, presidente del Gutiérrez, dictada por el Consejo Directivo de la Liga Mendocina de Fútbol el 25 de junio de 2002, por no haberse garantizado debido respeto por el derecho constitucional de defensa en juicio (art. 18 de la Constitución Nacional, Arts. 32 y 33

RTP). Ante supuestas “declaraciones agraviantes e injuriosas a dirigentes en los medios de comunicación masivos y reiteradas comunicaciones particulares a periodistas, sumadas a otros agravios”, el HCD de la Liga había inhibido a Quiroga para actuar en representación de la institución celeste en todo lo relacionado con el fútbol por una sanción de 2002 tras una sesión secreta, participación del imputado.