sábado 31 de octubre de 2020

La ex jugadora de Los Tordos volvió el año pasado al Royal Daring, de Bélgica, con el cual consiguió el ascenso a la Liga de Honor. Foto: Claudio Gutierrez / Los Andes.
+ Deportes

Ana Bertarini: “Estoy en mi mejor momento personal y deportivo”

La ex jugadora de Los Tordos volvió el año pasado al Royal Daring, de Bélgica, con el cual consiguió el ascenso a la Liga de Honor, el tercer certamen en importancia a nivel de clubes de Europa.

La ex jugadora de Los Tordos volvió el año pasado al Royal Daring, de Bélgica, con el cual consiguió el ascenso a la Liga de Honor. Foto: Claudio Gutierrez / Los Andes.

Ana Bertarini Di Marco es una delantera mendocina, ex Los Tordos, que en la actualidad juega en Royal Daring de Bélgica. Además vistió la camiseta argentina de las Leoncitas y con el equipo albiceleste disputó un Panamericano de México en 2008, como así también el Mundial Sub 21 en Boston, en los Estados Unidos (2009).

En la categoría adulta jugó para la Selección mendocina y el combinado de Italia, donde disputó Champions Challenge en 2011 y el Torneo Preolímpico de India, en 2012. Además de un par de europeos y dos Ligas Mndiales (Valencia yLondres) con la casaca azzurra.

Ana aterrizó en el Viejo Contienente en 2012 por primera vez y mostró su clase por canchas de hockey de España, Italia y Bélgica. Y en este último país es donde reside en la actualidad junto a Manuel Brunet, uno de los pilares de Los Leones que conquistaron la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016, y con quien es casada y tiene dos hijos pequeños: Luca y Franco.

-¿Cómo fue tu primer día de hockey en Los Tordos?

-Me acuerdo claramente de mi primer día, fue a los 11 años, estaba feliz porque iba a jugar con mi amiga María Luz Flores, quien me llevó. Estaba contenta de comenzar un deporte nuevo, pero cuando llegamos, nos separaron porque con mi edad estaba para segundo año de Octava y a ‘Chachi’, mi amiga, la pusieron en Séptima. Recuerdo que mis primeras entrenadoras fueron Florencia Márquez y Paz Quiroga, quienes me recibieron muy bien. Me encantó todo desde ese primer día. Habían muchas jugadoras que después continuaron jugando conmigo y quienes hoy son amigas, y las cuales luego tuvieron un importante paso por Los Tordos como Valentina Gómez Saa, Luz Ferrer y Lucía González Casale.

-¿Cómo te afectó la cuarentena a vos y a tu familia en un país como Bélgica, donde el Covid pegó muy duro?

-Lo llevamos bastante bien. Si bien arrancamos con cuarentena el 14 de marzo, aunque podíamos salir y estaba permitido hacer actividad al aire libre, luego recomendaron hacerlo respetando las distancias. Eso ayudó mucho porque en marzo y abril que son meses muy fríos, se podía disfrutar un poco de un sol esplendoroso. Ahora estamos casi normal, entrenando, y además están abiertos bares y cines, con restricciones, pero con menos requerimientos que en otros países. Con los chicos podíamos dar paseos cortos, aunque los juegos y plazas estaban cerrados. Sentimos el encierro, y después, al poder salir, no fue tanto comparados con otros países. En lo deportivos tuvimos un plan físico muy fuerte más sesiones de gimnasio, todo en casa. Hubo un número grande de infectados y falleció muchísima gente en geriátricos por ejemplo, aunque el sistema de salud nunca colapsó. El gran número de mortandad fue en geriátricos. Nosotros conocemos gente que la pasó mal. Afortunadamente está pasando la pandemia, pero es un tema que nos preocupa mucho como familia. Hay que cuidarse porque va a pasar y ser muy responsables.

-¿Cómo es el hockey belga?

-En Bélgica es parecido al nivel que se tiene en casi todos los países europeos. Es un nivel más rápido y fisico. Se juega a hacer más volumen de juego y la bocha corre más rápido, pero es diferente al de la Argentina y me encanta.

-¿Cómo es tu club?

-Es un club chico, que descendió, pero el año pasado volvió a resurgir en lo institucional y que retomó la buena senda. Se armó un grupo de trabajo muy bueno y creció mucho en cuanto a socios e infraestructura. Cuando yo llegué ahí la primera vez hace varios años atrás, quedé embarazada y la verdad que me ayudaron mucho en todo momento. Al ser un club ‘chico’, es muy familiar. Tengo solo palabras de agradecimiento hacia el club. El presidente se ha portado muy bien con nosotros y toda la gente que compone la isntitución, padres, dirigentes y jugadores. Es como si fuera nuestro club de toda la vida y siempre están bien predispuestos con nosotros.

-Hablaste de tu primer embarazo ¿cuántos hijios tenés?

-Tengo dos: Luca que tiene 5 años y Franco de 3. Estoy muy bien. Con Manu y los chicos pasamos mucho tiempo juntos y compartimos un montón de cosas, se adaptan a todos los cambios que hemos tenido y a los viajes. Ahora arrancarán el colegio después de las vacaciones de verano.

-No hay nada confirmado aún, pero Priscila Jardel iría a tu club. ¿Cómo vez esa posibilidad de juntarte con una ex Los Tordos en Europa?

-Imaginate como estoy con esa posibilidad. Me encantaría que se diera y estaría feliz de jugar con ella. Una Torda nunca de ser Torda y no es una ex Los Tordos. Además es una jugadora increíble, muy buena persona y compañera (se emociona), para mí es la pequeñita que la rompía y ahora podría darse la ocasión de jugar con ella.

-¿Contanos cómo es tu presente deportivo?

-Estoy en mi mejor momento, tanto a nivel personal como a deporte se refiere. Sinceramente conseguí mi nivel máximo y me siento muy bien físicamente. Ahora que sumé experiencia me hizo crecer un montón, estoy con muchas ganas, porque además el grupo que tenemos en el club me motiva a seguir mejorando en el día a día.

-¿Qué hace Manuel en el club?

-Es el coordinador y el entrenador de la Primera.

-¿Y cómo es que te dirija Manuel?

-Estoy acostumbrada. El año pasado ganamos el ascenso y él era el DT.

-¿Cómo fue tu periplo hasta en la actualidad?

-En el 2010 viajé por primera vez para jugar en España, para el UD Taburiente, y también en siguiente temporada actué en el mismo club. En 2012 no fiché para ninguna isntitución porque estuve abocada a la Selección italiana, mientras que al año siguiente llego al CUS Catania, donde tuve la suerte de compartir equipo con Magui González Casale, Eli Herrera y Josefina Segura. En 2014 pasé a Bélgica, a La Rasante, y quedé embarazada, y volví a jugar lo hice en el Royal Daring. Después retorné a la Argentina, a Rosario, donde estuve en Universitario dos años y hasta jugué una Liga Nacional. A la temporada siguiente volvimos a Bélgica al Royal, pero un años después fiché en White Stars -jugó dos temporadas- hasta que nuevamente retorné al Daring, donde estoy desde 2019.