jueves 15 de abril de2021

Continúan los trabajos de restauración del estadio Gambarte, del Club Deportivo Godoy Cruz Antonio Tomba. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
+ Deportes

“AgruPasión por el Barrio”, quienes son los soñadores que nunca bajaron los brazos para volver al Feliciano Gambarte

Javier Beltrami, Hernán Alaniz y Diego Santonocito encabezan este grupo de socios que trabajaron a sol y a sombra para que Godoy Cruz vuelva a jugar en su estadio. Su historia.

Continúan los trabajos de restauración del estadio Gambarte, del Club Deportivo Godoy Cruz Antonio Tomba. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

La vuelta al Feliciano Gambarte es el sueño de todos los hinchas de Godoy Cruz y está a pocas horas de lograrlo, cuando hoy enfrente a Arsenal a las 14.

Desde que el Tomba comenzó a disputar sus partidos en el Malvinas Argentinas, un grupo de hinchas se puso como objetivo trabajar para devolver al equipo a su cancha… y así el 30 de agosto del 2015 nació la “AgruPasión por el Barrio”.

Gentileza AgruPasión por el Barrio.

Este grupo de socios, encabezados por sus fundadores Javier Beltrami, Hernán Alaniz y Diego Santonocito puso el pecho y muchas horas de trabajo para mejorar el estadio, pero durante varios años no contaron con la ayuda dirigencial, ya que el presidente, José Mansur, no tenía intenciones de invertir en el estadio, ya que estaba terminando el mega proyecto del predio de Coquimbito.

“La ‘AgruPasión por el Barrio’ se creó en primera instancia como un grupo de hinchas que querían colaborar firmemente con lo hecho por la ‘Comisión Pro Estadio’, que fueron los que comenzaron con esto, pero después se disolvieron. Nuestro objetivo es encausar la energía del hincha y apoyar a quienes encabezaban esta linda movida”, aseguró Santonocito en charla con Los Andes.

Al no contar con ayuda dirigencial, estos hinchas bancaron económicamente varios proyectos con eventos para tener un ingreso: “Se logró juntar mucho dinero y se aportó desde materiales de construcción, materiales para la remodelación de los baños y la totalidad de la concertina para el cierre perimetral”.

Gentileza AgruPasión por el Barrio

Si bien durante muchos años tuvieron que trabajar solos, las energías comenzaron a bajar, pero nunca renunciaron y encontraron que podían darle otra mano al club, sin dejar de lado su norte: el Gambarte: “Habiendo pasado el tiempo, y siendo la mayoría de los integrantes socios del club nos empezamos a preocupar por otras problemáticas que veíamos en la institución, sin abandonar nuestra principal bandera, el Gambarte”.

Si bien no comulgaban con la idea de la comisión directiva que encabeza Mansur, los integrantes de la agrupación dejaron de lado las diferencias, llegaron a un acuerdo con la dirigencia y pudieron volver a soñar con volver a su estadio: “Siendo críticos y constructivos, y después de muchos idas y vueltas, logramos entablar una relación respetuosa con la comisión directiva y se nos permitió confirmar la ‘Subcomisión de Infraestructura y Eventos’. Esto nos permitía no solo trabajar para mejorar las instalaciones del club en general si no que también poner oficialmente al Gambarte en nuestros planes. Además quedaba bajo nuestra responsabilidad los distintos eventos que se realizan en el club, incluidos los del Centenario”.

Gentileza AgruPasión por el Barrio

Si bien hace unas semanas se confirmó que el Tomba jugará nuevamente en su estadio, la agrupación nunca dejó de trabajar en las mejoras: “En cuanto al estadio nunca se dejó de trabajar y en noviembre del 2020 se le acercó al club un posible master plan que, no solo explicaba la viabilidad de la remodelación, si no también un costo estimado”.

Esta AgruPasión, “con s”, se encarga de aclarar Santonocito, no dejó de lado el deporte amateur y la vida social de Godoy Cruz: “Nos encargamos de trabajos como la nueva pista de hockey, pintar el frente del club, de la remodelación del tanque, de todas las obras internas, caminos, resembrado de camping, cierre de la pileta, puesta a punto de las canchas de tenis, canchas de vóley playero, iluminación dentro del club. Además colaboramos con los deportes amateurs, realizamos cenas de aniversario del club, agasajamos a ex futbolistas, reeditamos y grabamos el himno, la marca institucional de los cien años, reacondicionamos la plaza de juegos para niños “Héroes del Barro”, señalética dentro del club e indumentaria para los deportes amateurs. Todo esto gracias a colaboración del club y la Municipalidad de Godoy Cruz, con quien reestablecimos una relación que no estaba muy bien”, señaló.

Pero si hay un momento en la vida de la “AgruPasión por el Barrio” fue el 18 de septiembre del 2016, cuando en el minuto del partido con Boca el 80% del Malvinas Argentinas se empaló con carteles que decían “Volvamos a Casa”. En ese momento se cumplían 11 años del último partido de Godoy Cruz en el Gambarte ante Tiro Federal: “Un momento muy importante fue lo que hicimos en el partido con Boca, para ese partidos imprimimos 15 mil carteles que pedían que volvamos a jugar en nuestra cancha”.

Además, estos fanáticos tombinos tienen como objetivo que los hinchas más jóvenes conozcan de la historia del club y por eso también apostaron a la cultura: “Realizamos un libro sobre el emblemático tanque de agua llamado “El Centinela” y un integrante de la agrupación, el periodista Matías Sosa, está escribiendo otro libro de casi 800 páginas con los 100 años de la historia del club, también realizamos los diseños de la indumentaria del centenario y en las remodelaciones del Gambarte ploteamos los asientos de la platea techada con los nombres de los socios vitalicios”, asegura Diego orgulloso.

Una AgruPasión solidaria

No sólo la remodelación del Gambarte alimenta la pasión de la “AgruPasión por el Barrio”, sino que la solidaridad es un motor muy importante.

Gentileza AgruPasión por el Barrio

En este caso Santonocito es padrino del Comedor “Piedra Blanca” de Godoy Cruz y junto con la agrupación ayudan a más de 200 chicos con alimentos y útiles escolares: “Con los chicos de la agrupación conseguimos comida, útiles, ropa, artículos de limpieza, calzado y todo para poder ayudar a más de 200 chicos del comedor, todo esto lo hacemos subastando indumentaria de jugadores o ex jugadores para juntar dinero para ellos, sin contar que muchas veces terminamos poniendo plata de nuestro bolsillo”.