Maristas se sacó la mufa y dio la vuelta

Maristas se sacó la mufa y dio la vuelta
Maristas se sacó la mufa y dio la vuelta

Por la liga sanrafaelina venció en los penales a Colegio del Carmen, 4-3, y cortó la racha que para muchos parecía infinita.

Hace más de diez años que Maristas de San Rafael no lograba un título; unos dicen que trece, otros aseguran que 15. En fin el parámetro parece infinito. Pero lo importante es que de la mano de Cristian Pouget Lara, los Verdes terminaron con una racha negativa y frente a su eterno rival: Colegio del Carmen Tenis Club, quien también será antagonista en la Supercopa anual que se disputará el próximo sábado.

En un momento en que el hockey masculino en Mendoza tiende a desaparecer, pese a tener el seleccionado el oro olímpico, hay clubes y Asociaciones -en diferentes puntos de la provincia- que luchan  para que no ocurra y apuestan por incentivar y motivar la competencia de varones como es el caso de la AASHSC.

La Copa dorada

La resolución del partido final del torneo Clausura entre Colegio del Carmen Tenis Club y Maristas tuvo momentos épicos y emotivos. Por ejemplo: se dirimió con penales australianos, una fórmula que está en boga para poner color a la tanda. En esta instancia, los orientados por Pouget Lara fueron más efectivo y ganaron, por 4-3, una “Copa dorada”, una medalla, el túnel de palos y la vuelta olímpica.

Este próximo sábado, otra vez se volverán a ver las caras Colegiales y Verdes porque tendrán que luchar por la Supercopa de la AASHSC.

Con mística de campeón

Cristian Pouget tiene un pasado en Andino, club donde  formó parte de un equipo de estrellas que ganó todos los certámenes habidos y por haber a nivel provincial y nacional, y contemporáneo de otros grandes íconos de los "Eternos" como: Ariel Rojas, Marcelo Manfredi, Matías Olguín, Walter Conna y Martín González, entre otros. 
Con el tiempo, por cosas de la vida, viajó al sur mendocino y empezó a formar chicos en el hockey; desde esta tribuna lo bautizamos en su época "Azul" como la flecha azul.

“La cabeza fría y el corazón valiente” es una frase que le gusta usar a Cristian Pouget como motivador: “La utilizo  porque tenemos un grupo de chicos muy jóvenes en  el hockey; por ahí que se caen si no les salen las cosas. Éste es el primer torneo que ganan en su vida. El equipo tiene técnica y andan cada vez mejor, pero como no están acostumbrados a ganar pasan las cosas que dije”.

"Es un gigante; es una gran ayuda tenerlo. En la actualidad mis jugadores están en un alto nivel gracias a él", agradeció Pouget a su preparador físico, Martín Pons.
Para salir campeón el club Maristas salió primero en la fase clasificatoria (de ida y vuelta). Luego derrotó a Santa Rosa (3-1 y 6-1); Belgrano (4-1 y 4-2); Automóvil Club (2-0 y 2-1); Colegio del Carmen Tenis Club (1-1 y 3-4).

“En la Supercopa queremos ensayar un esquema más de contragolpe -con espera en defensa- y atacar con todas las líneas. En la final pasada marcamos la diferencia, llegamos al área y hay que subir todas las líneas”,  destacó el DT sobre el futuro cercano.

La voz de la cinta

Ulloa es un apellido ligado al hockey césped en San Rafael, Lautaro Ulloa es el capitán de la escuadra: “Estamos contentos. No lo podemos creer. Este año se cambió la forma de trabajo y con todo lo que practicamos, sabíamos que los resultados serían distintos a los años anteriores cuando perdíamos semis y finales. Empezamos en enero con la pretemporada.

En el Apertura perdimos la final pero seguimos entrenándonos porque queríamos salir  campeones del Clausura (...). Estamos más que contentos; hicimos un certamen bárbaro, con una muy buena performance. Tuvimos la valla menos vencida y el goleador del torneo”.

Por su parte Rodrigo Araujo, dijo: “Siento felicidad. La verdad es que venimos trabajando hace mucho tiempo para esto y por fin poder alcanzarlo fue genial. En cuanto al equipo no puedo pedir más; nos esforzamos en los entrenamientos para superar las falencias técnicas y tácticas que aún tenemos  porque la mayoría llevamos poco tiempo en el hockey”.

“Todos luchan por crecer y ninguno se conforma con poco. Como personas sigo afirmando que tenemos el mejor equipo; hay mucha calidad humana en Maristas. Más que compañeros somos amigos. Aunque no siempre se puede querer a todo el mundo, nunca se muestran las diferencias en la cancha. Lo mejor del equipo son sus ganas de crecer y que pondera al grupo por sobre todas las cosas”.

Para cerrar, Araujo apuntó:  “En Maristas la mayoría llevamos jugando 2 años, cuando nuestro club anterior (All Boys) se separó, el equipo pasó a Maristas -así que todos llevamos más o menos el mismo tiempo- con estos colores. Hoy tenemos ganas de levantar la copa de campeones, para cerrar una buena temporada”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA