miércoles 16 de junio de2021

Policiales

Los informes médicos, la clave para dictarle sentencia a Salgado

Sigue el juicio al ex intendente santarrosino acusado de violencia de género. Declararon parte de los médicos que atendieron a su ex mujer.

  • viernes, 23 de diciembre de 2016

No hay testigos directos del hecho que puedan declarar qué es lo que ocurrió realmente aquella noche y por eso, para el tribunal que lleva adelante el juicio contra Sergio Salgado, acusado de violencia de género, son claves los informes médicos realizados a Bárbara Dorcemaine, la ex Reina de la Vendimia departamental que lo acusó de haberla golpeado durante la noche del 14 de febrero de 2015.

Ayer declaró en el juicio Roberto Sánchez Imburgia, del Cuerpo Médico Forense, la persona que atendió a Dorcemaine el 15 de febrero, es decir al otro día de la supuesta agresión, y que asentó en su informe médico la presencia de pequeños hematomas en la pierna derecha de la mujer, y que refería dolor en la muñeca y el hombro derechos.

"Los pequeños hematomas son compatibles con una mano que aprieta la pierna y deja la marca", explicó Sánchez Imburgia ante la juez María del Valle Sierra, y completó: "Respecto a los dolores que ella refería, no vi ninguna evidencia más allá de lo que ella dijo, ninguna lesión significativa, y si hubiese tenido dudas le hubiese pedido un estudio".

Según ha relatado Bárbara Dorcemaine, aquella noche del 14 de febrero ella encontró en el celular de Salgado mensajes amorosos con su secretaria, asunto que desencadenó una pelea; dijo que le quitó el celular y que él la siguió por toda la casa para recuperarlo.

Durante esa discusión, y siempre según su relato, Salgado la habría empujado, le habría torcido las muñecas e incluso arrojado sobre una ventana, todo con la idea de recuperar el celular, hasta que finalmente lo logró.

Salgado ha negado el hecho y también su secretaria desmintió haber recibido mensajes amorosos del ex intendente.

También declaró ayer el médico de Sanidad Policial que atendió a Dorcemaine en esas primeras horas luego de radicada la denuncia y, a diferencia de Sánchez Imburgia, dictaminó un traumatismo leve en el hombro y la muñeca, aunque a una pregunta de la defensa admitió que "podría haber sido simulado, ya que uno llega al diagnóstico por lo que el paciente cuenta y por el dolor que muestra al mover el brazo".

De todos modos, ni el médico del Cuerpo Forense ni el de Sanidad Policial mencionaron en sus informes una tendinitis leve ni tampoco un esguince de hombro, tal y como refieren estudios posteriores, realizados a Dorcemaine por médicos particulares, que han sido aportados como prueba.

La idea de la juez es citar a estos médicos para que expliquen sus diagnósticos, pero también aceptó un pedido del fiscal para enviar esos estudios al Cuerpo Médico Forense: "Necesito que los evalúen y llegar a la verdad real porque hay contradicciones en esos informes que tenemos que aclarar", sostuvo el fiscal Emiliano Ortega.

Así, en los informes médicos, oficiales y particulares, se debate la suerte de Salgado, ya que mientras para la querella "está más que claro que hubo golpes y que esos golpes dejaron moretones y una tendinitis que no se observó en los primeros días pero que surgió más tarde", para la defensa, "Bárbara Dorcemaine es deportista, pudo tener una pequeña lesión por el ejercicio físico y fue de médico en médico buscando un diagnóstico que le sirviera a su denuncia".

El caso pasó a un cuarto intermedio hasta febrero, cuando se conocerá la sentencia.